27 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

Altos niveles de estrés podrían detonar en herpes zóster: IMSS

Se trata de una enfermedad sumamente dolorosa

ANGÉLICA SANDOVAL / EL SIGLO DE TORREÓN
LERDO, DGO, domingo 08 de diciembre 2019, actualizada 11:06 am

Enlace copiado

Entre los daños al organismo que provocan los altos niveles de estrés se encuentra la detonación del herpes zóster, conocido como culebrilla y que se trata de una enfermedad sumamente dolorosa que afecta con mayor frecuencia a las personas adultas mayores y cuyo riesgo se incrementa con la edad. Incluso, hay estadísticas que estiman que el 50 por ciento de las personas mayores de 80 años, lo puede padecer.

Para evitar este padecimiento, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señala que es indispensable un manejo adecuado de la tensión física y emocional.

Durante el primer semestre de este año, se han brindado 39 mil 951 consultas por herpes zóster; 31 mil 057 en las unidades de medicina familiar y 8 mil 8894 en los hospitales de especialidades. De ellos, 23 mil 563 son adultos de entre 50 años y más y 231 menores de 5 años.

Gerardo Medina Gálvez, coordinador de Programas Médicos de la Dirección de Prestaciones Médicas en el IMSS, explicó que cuando una persona padeció varicela, generalmente en la infancia; el virus se queda alojado en el tejido del sistema nervioso y posteriormente cuando el organismo está débil, las defensas bajan y se entra en un estado de inmunosupresión por lo que se reactiva y genera el herpes zóster.

Destacó que esta enfermedad por lo general es benigna y que la secuela más seria es el dolor, sin embargo, hay manifestaciones más severas que pueden afectar cualquier parte de la cara, el ojo, la córnea, e incluso el cerebro (encefalitis viral) y causar problemas serios de salud.

Respecto a los síntomas de la enfermedad, son inespecíficos porque puede ser simplemente una zona muy dolorosa en cualquier parte del tórax y sensibilidad exageradamente aumentada, donde el roce de la ropa no se tolera, malestar general, fiebre y decaimiento.

El médico resaltó la importancia de contar con un diagnóstico certero y dijo que para ello se deben conocer los antecedentes de enfermedades en el paciente, ser muy acucioso en la afectación clínica que se manifiesta, para determinar que sigue un trayecto nervioso; y visualizar las lesiones que tienen rasgos muy característicos.

El tratamiento incluye la ingesta de antivirales como el Aciclovir, que ayudan a reducir el tiempo de la enfermedad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...