28 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Partidos israelíes, sin avance para evitar elecciones

A 10 días de que concluya el plazo que tiene el Knéset (parlamento) para formar gobierno

NOTIMEX
JERUSALÉN, ISRAEL, domingo 01 de diciembre 2019, actualizada 1:33 pm

Enlace copiado

Miembros del oficialista Likud y del opositor Azul y Blanco, se reunieron hoy durante casi tres horas sin lograr avances a 10 días de que concluya el plazo que tiene el Knéset (parlamento) para formar gobierno y evitar la tercera elección en menos un año.

La reunión de casi tres horas fue presidida por el presidente del parlamento, Yuli Edelstein, pero sin dejar alguna esperanza de formar gobierno de unidad, declaró una fuente del Azul y Blanco a The Jerusalem Post.

Se discutió la posibilidad de que el ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, de Likud, permanezca en el cargo durante unos meses, seguido por el opositor Benny Gantz, del partido Azul y Blanco, durante dos años para que finalice el mandato un líder de Likud.

La Knéset, parlamento israelí, tiene hasta el 11 de diciembre para intentar formar gobierno por lo que tiene que conseguir el apoyo de los 61 diputados necesarios.

El partido en el poder ha gestionado un formulario con una breve declaración de apoyo a Netanyahu para que los partidos afines respalden al primer ministro como candidato y lo difundan públicamente este domingo.

La semana pasada, el Fiscal General del Estado israelí, Avijai Mandelblit, afirmó que Netanyahu puede continuar en su cargo pero evitó comentar si el presidente Reuven Rivlin puede asignarle de nueva cuenta la tarea de formar un gobierno, en la que anteriormente ha fracasado.

El 21 de noviembre al primer ministro le fueron levantados cargos por fraude, soborno y abuso de confianza tras divulgarse que recibió obsequios millonarios a cambio de favores políticos y privados.

En las elecciones de septiembre el Likud y el Azul y Blanco obtuvieron el mayor número de votos pero ninguno logró la mayoría absoluta, por lo que se han visto obligados a negociar.

La Knéset pasa por un periodo de incertidumbre después de dos elecciones que no arrojaron un claro ganador, y de seguir sin acuerdo entre las dos principales fuerzas, podrían obligar a que se realice una tercera elección.

Gideon Sa’ar, del Likud, afirmó ante Channel 13 News, que si el primer ministro es el candidato de su partido en una tercera elección, corre el riesgo de perder y permitir un gobierno de centro-izquierda.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...