29 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Torreón

'Los están dejando morir en el IMSS tras fractura de cadera'

Hay pacientes en la clínica 16 de Torreón que esperan una operación desde octubre

DIANA GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH., viernes 29 de noviembre 2019, actualizada 6:51 pm

Enlace copiado

En el Hospital General de Zona N° 16 del IMSS, en Torreón, Coahuila, hay pacientes con fractura de cadera que llevan más de un mes internados, en espera de una operación que no se realiza porque el Seguro Social no cuenta con el material quirúrgico necesario. Familiares piensan que los están dejando morir.

Los hijos y nietos de al menos 15 pacientes, muchos de ellos de la tercera edad, piden al director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto, dar pronta solución a la escasez de material y falta de prótesis pues pareciera, dicen, que el IMSS a su cargo le apuesta a dejar a estos pacientes, muchos de la tercera edad deteriorarse hasta la muerte.

El problema, además es que este tipo de fracturas deben ser operadas de inmediato tanto por el dolor que causan como porque de lo contrario disminuyen todavía más las posibilidades de éxito o un resultado favorable tras los tratamientos.

Además, la Dirección del HGZ N° 16 les ha pedido a los familiares ser pacientes sin tener ninguna fecha próxima definida para los procedimientos, tampoco se les ha permitido a los familiares comprar el material quirúrgico y que después se los pague el IMSS (procedimiento legal y que por norma es factible hacerlo presentando las facturas a nombre del Seguro Social) asegurándoles que no hagan eso porque luego “la Dirección se mete en problemas” y mientras tanto los derechohabientes, personas de más de 70 años se encuentran sufriendo en las deplorables camas con las que cuenta el nosocomio.

Los pacientes son del área de Traumatología y hay gente esperando por una operación desde el mes de octubre.

“Nos dicen que no hay material quirúrgico para osteosíntesis y que no hagamos nada, más que esperar que porque si no el director se mete en problemas y nosotros vemos que como no es su madre o su padre quien está internado por eso se le hace fácil decirnos que seamos pacientes”, dijo Rosy, hija de una de los pacientes.

Algunos de los pacientes que llevan mucho sufriendo en cama son: La señora Juana Arriaga Ruiz, de 73 años de edad, lleva un mes y una semana esperando una cirugía de cadera; Basilia Pérez, de 88 años de edad, lleva dos semanas esperando tras su fractura de cadera; María del Carmen García Navarro, internada desde el 12 de noviembre. También espera una operación de cadera; Isidoro Camacho, de 80 años de edad, lleva dos semanas en espera igualmente de una cirugía de cadera; Mauricio Marín Santiago, de 51 años de edad, lleva esperando un mes por una operación del hombro y del húmero; La señora Nicolasa Martínez López, de 86 años, quien lleva una semana internada, también en espera de una cirugía de cadera.

Existen informes en los que se documenta que hasta 50% de los pacientes con fractura de cadera muere en los primeros seis meses posteriores a la lesión y un gran número de los que sobrevive no recupera su nivel previo de independencia y funcionalidad. El tiempo que ha tardado el IMSS en dar respuesta a los pacientes podría motivar a los familiares, incluso, a formalizar denuncias.

Y es que la fractura de cadera en el paciente adulto mayor es una eventualidad que resulta devastadora en la mayoría de los casos. Afecta profundamente el equilibrio físico, mental, funcional y social que antes prevalecía, más allá de la lesión ortopédica, resume el proceso de envejecimiento y sus consecuencias extremas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...