28 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Primer ministro maltés se niega a renunciar por caso de periodista asesinada

Los medios habían avanzado que iba a presentar su dimisión inminentemente

EFE
ROMA, ITALIA, viernes 29 de noviembre 2019, actualizada 2:45 pm

Enlace copiado

El primer ministro maltés, Joseph Muscat, no dimite, a pesar de las presiones que ha recibido al desvelarse los nexos de algunos de los miembros de su gabinete con el caso del asesinato de la periodista de investigación Daphne Caruana Galizia en octubre de 2017.

"Muscat seguirá centrado en la prioridad de que se cierre uno de los mayores casos criminales de la historia del país, como había prometido, y será ese el momento de responder y hablar del camino futuro", según un comunicado del Gobierno publicado este viernes.

Los medios habían avanzado que iba a presentar su dimisión inminentemente, pues por la mañana se reunió con el presidente maltés, George Vella.

El líder de la oposición, Simon Busuttil, del Partido Nacionalista, ha defendido que "la salida inmediata de Muscat es inevitable e imperativa para que el país inicie un proceso de limpieza y curación absolutamente necesario".

Malta vive un terremoto político por los últimos avances en las pesquisas sobre el crimen de la periodista, que investigaba vínculos corruptos entre empresarios y políticos malteses y que murió a los 53 años al explotar una bomba colocada en su coche.

Su asesinato ya ha provocado la detención del jefe de gabinete del primer ministro, Keith Schembri, puesto en libertad anoche, y la dimisión de los responsables de Turismo, Konrad Mizzi, y de Economía, Chris Cardona.

El 4 de diciembre de 2017, se detuvo a tres personas como acusadas de ejecutar el asesinato -Vincent Muscat y los hermanos Alfred y George Degiorgio, actualmente enjuiciados- y no se sabía quién había ordenado el asesinato.

El pasado 19 de octubre fue detenido, en relación con otro suceso, el taxista Melvin Theuma, que aseguró saber quién era el cerebro tras el crimen y al que se le ofreció beneficios a cambio de información.

Un día después se arrestó el considerado principal sospechoso del asesinato, el empresario Yorgen Fenech, uno de los hombres más ricos de Malta, propietario de una central eléctrica y quien fue capturado cuando trataba de huir de la isla en su yate.

La detención de Fenech, desde hoy en libertad bajo fianza, desató una tormenta política, pues fue él quien acusó como "cerebro" del crimen al jefe de gabinete y amigo del primer ministro, Keith Schembri, lo que ha sacudido al Gobierno.

Precisamente Schembri y Mizzi, que otorgó la licencia de la central eléctrica del empresario, son dos políticos que aparecían citados a menudo en las investigaciones de la periodista sobre sobornos pagados desde paraísos fiscales.

Hoy el magnate testificó ante la justicia y aseguró que cuenta con grabaciones que implicarían al ex jefe de gabinete de Muscat, informa el medio "Malta Today".

El propio primer ministro ha denunciado ante la Policía un mensaje recibido en el que se le advertía de que o concedía el perdón a Fenech o este divulgaría una serie de llamadas.

Muscat ha rechazado otorgarle ese beneficio, ha defendido que esas llamadas nunca se produjeron y que solo conoce al empresario de algunos eventos sociales, el último en febrero de 2019.

El primer ministro, hasta ahora muy popular en la isla, ha vivido jornadas de presión en las calles de La Valeta, con miles de manifestantes ante el Parlamento para exigir la verdad en el caso y su dimisión.

Hoy, estudiantes de la Universidad maltesa cortaron una carretera coreando lemas como "Daphne tenía razón" o "Muscat es un criminal", al tiempo que denunciaban a la mafia y los asesinos que, a su juicio, controlan el poder en la isla.

Las protestas han sido alentadas por los hijos de Caruana Galizia, Andrew, Matthew y Paul, que acusan al Ejecutivo de enturbiar las investigaciones y de permitir una corrupción casi sistémica.

Reporteros Sin Fronteras expresó su preocupación por la situación que atraviesa Malta, que ha caído treinta posiciones en su clasificación de la Libertad de Prensa, y pidió el enjuiciamiento de los ejecutores y autores intelectuales del asesinato.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...