18 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Keiko Fujimori guarda silencio en interrogatorio

Sobre sus presuntos nexos con la constructora brasileña Odebrecht

AP
LIMA, PERÚ, lunes 25 de noviembre 2019, actualizada 3:00 pm

Enlace copiado

La líder opositora peruana Keiko Fujimori decidió guardar silencio el lunes durante un interrogatorio que forma parte de una investigación en su contra por sus presuntos nexos con la constructora brasileña Odebrecht.

Fujimori manifestó su deseo de no hablar “en atención a que son constantes las afectaciones al debido proceso” que se sigue en su contra, dijo la abogada de la opositora, Giulliana Loza.

La diligencia judicial se produjo horas antes que el Tribunal Constitucional se reúna para decidir si libera o no a la hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), quien se encuentra recluida en una prisión de Lima desde hace más de un año. La medida de encarcelamiento se tomó en momentos que es investigada por presunto lavado de activos en una trama en la que, de acuerdo a la Fiscalía, presuntamente recibió dinero sucio de Odebrecht para sus campañas presidenciales de 2011 y 2016. Keiko fue derrotada en ambas ocasiones.

Loza, destacó que por años la política ha colaborado y seguirá colaborando con la justicia peruana, pero “siempre exigiendo el respeto al debido proceso”. La abogada acotó que durante el proceso judicial por el caso Odebrecht se ha registrado “una sistemática filtración de documentación reservada, incluso secreta”, lo cual no garantiza los derechos de Fujimori.

El fiscal Jose Domingo Pérez, por su parte, declaró a la prensa que Fujimori hizo uso de un derecho que le reconoce el Código Procesal Penal, resaltando que su posición no puede ser considerada como un intento de obstruir la justicia y por ello no acarrea sanción alguna.

Simplemente “se dio por concluida la diligencia y se ha levantado el acta correspondiente en la que ha manifestado hacer uso de su derecho a guardar silencio", agregó.

El esposo de Keiko, que está en huelga de hambre fuera de la cárcel, afirmó que lo único que él y Keiko piden es que se dé un proceso justo.

Mark Villanella ha acusado al fiscal de maniobrar para enviar a prisión a su esposa.

“¿Por qué ahora? Si el fiscal quería escuchar a Keiko, dónde estaba en las otras declaraciones”, aseveró Villanella, quien tiene nacionalidad estadounidense. Consideró que el fiscal le tendió a su esposa “una emboscada para hacer una detención ilegal”. Villanella comenzó su huelga de hambre el 13 de noviembre.

Fujimori, de 42 años, está presa desde octubre de 2018 en una cárcel de Lima. Su detención marcó el declive de una líder considerada la mujer más poderosa del país y que en ese momento dirigía un parlamento contrario al gobierno. La cámara baja, con enorme desprestigio por proteger a funcionarios investigados por corrupción, fue disuelta en septiembre por el presidente Martín Vizcarra, que afirma que utilizó el poder que el otorga la Constitución.

El padre de Keiko, Alberto Fujimori, también cumple una condena de 25 años de cárcel por su responsabilidad en los asesinatos de 25 peruanos a manos de un grupo clandestino de militares durante los primeros años de su gobierno, entre 1991 y 1992, cuando Perú sufría los ataques del grupo terrorista Sendero Luminoso.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...