14 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Pre-supuesto 2020

PABLO ÁLVAREZ ICAZA LONGORIA
lunes 25 de noviembre 2019, actualizada 8:01 am


Enlace copiado

El procedimiento para aprobar la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos está claramente establecido en el artículo 42 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria:

IV. La Ley de Ingresos será aprobada por la Cámara de Diputados a más tardar el 20 de octubre y por la Cámara de Senadores, a más tardar el 31 de octubre.

V. El Presupuesto de Egresos deberá ser aprobado por la Cámara de Diputados a más tardar el 15 de noviembre.

Este año, no ocurrió en ninguno de los casos. En la Ley de Ingresos, el Senado objetó que se legalizaran los autos chocolate y regresó el dictamen a la Cámara de Diputados, quienes con reparos aceptaron la observación de la Cámara Alta, que sí traía la señal del Palacio Nacional, pero después del 31 de octubre.

Respecto al Presupuesto de Egresos, que se define una vez que ya se tienen los ingresos estimados y el endeudamiento autorizado, no se pudo aprobar porque organizaciones campesinas afines a Morena y al PRI tenían sitiado San Lázaro. El presidente declaró en sus conferencias mañaneras, nada a Antorcha Campesina (ligada al PRI), pero no se pronunció expresamente en contra de las vinculadas a su partido.

Al ser cuestionado sobre el incumplimiento de los plazos en un programa de radio, Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, dijo que no había problema, por eso la Ley nos dio un colchón de mes y medio para que antes del 1 de enero ya esté aprobado el presupuesto. Los conductores no daban crédito a la explicación del diputado, quien dicho de paso aspira a ser líder de su partido si las elecciones en Morena se descomponen y surge como un “tercero en discordia”, aunque finalmente sabe que será lo que diga “su dedito”. Pero, primero se requiere que el presupuesto se apruebe sin bronca.

Lo más absurdo de todo esto es que si fallan las estimaciones del PIB, del precio del petróleo, de la plataforma petrolera, etc., los ingresos serán menores a los egresos y ello obligará a la Secretaría de Hacienda a realizar ajustes, ya sea con recortes al gasto decretados por la autoridad o incumpliendo la meta de déficit presupuestario con mayor endeudamiento. El superávit primario no quiere decir que no hay deuda.

Como las cuentas no cuadran, por lo pronto el diputado Alfonso Ramírez Cuellar (Morena), presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, les presentó a las organizaciones que mantienen bloqueado el recinto legislativo un nuevo esquema financiero para el campo.

Sin embargo, la creación de la nueva Financiera Nacional Agropecuaria, que integrará la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Forestal y Pesquero, al Fideicomiso de Riesgo Compartido (Firco) y al Fondo de Capitalización e Inversión del Sector Rural (Focir), con la respectiva desaparición del organismo Apoyos y Servicios a la Comercialización Agropecuaria (Aserca), va a llevar tiempo, por lo que los apoyos al campo llegarán… en 2021.

Lo más probable es que le aprueben al diputado Eraclio Rodríguez (Morena), presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, las ampliaciones por cerca de 24 mil millones de pesos al gasto recortando en otros lados. Pero, lo que no sabe el diputado, es que en la aplicación de las reglas de operación de los programas presupuestarios, esas asignaciones al Presupuesto de Egresos de la Federación aprobado en algunos casos no se podrán hacer efectivas, por lo que se prevé un 10 de abril o un 8 de agosto bastante combativos.

Al lograr el triunfo político con la sepultura de Aserca y con el financiamiento prometido, se promueve una operación fuera de balance que no afecta al presupuesto el siguiente año, pero que tarde que temprano se reflejará más adelante. Además, hay dos pequeños inconvenientes: los financiamientos son créditos que se tienen que pagar: ¿quién será el valiente que se atreva a cobrar el adeudo? El otorgamiento de los recursos tarda: primero hay que liquidar a los organismos que se les dará de baja. ¿Tendrán los campesinos la suficiente paciencia para esperar? Yo creo que no, y no los culpo. Por eso, las organizaciones rechazaron la propuesta y exigen el otorgamiento de subsidios o de apoyos a fondo perdido.

El secretario de Hacienda ya advirtió que el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) se puede acabar en 2020, si no es que antes, por lo que se recurrirá a recortes en caso de que los ingresos observados queden por debajo de los programados. Se puede aprobar lo que sea, la realidad nos alcanzará el próximo año. Lo malo es que las organizaciones campesinas reaccionarán agresivamente si se sienten engañadas. Moraleja: no es lo mismo ser oposición, que estar del otro lado del mostrador como gobierno.

ADDENDUM: Los resultados de las finanzas públicas del tercer trimestre no salieron bien, pero como estábamos distraídos con otros temas de agenda, ya casi nadie les puso atención.

Catedrático de la EST-IPN

e-mail: [email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...