15 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Torreón

Migrante regresa a México después de 30 años

Jorge es originario de Guerrero y en EUA deja a su esposa y a sus hijos

RENÉ ARELLANO / EL SIGLO DE TORREÓN
PIEDRAS NEGRAS, COAH, domingo 10 de noviembre 2019, actualizada 8:54 am

Enlace copiado

Sentado en el exterior de la Casa del Migrante "Frontera Digna" en Piedras Negras, Jorge Rojas se confunde entre el resto de los inmigrantes de origen centroamericano que se ubican en el lugar. Viste una pantalonera gris, playera blanca y una sudadera afelpada color azul marino. Jorge es un mexicano recién deportado de Estados Unidos tras el endurecimiento de las políticas migratorias, las cuales lo han separado de su familia.

Rojas Sánchez tenía tres décadas viviendo en el estado de Minnesota, en la Unión Americana. Los últimos 18 meses permaneció detenido mientras se resolvía su situación migratoria. Fue capturado por la Policía debido a los antecedentes con los que contaba y refirió que corresponden a su comportamiento en años anteriores. Las autoridades estadounidenses los revisaron y fueron parte del proceso para su deportación.

"Es que anteriormente tenía unas borracheras cuando era joven. Ahorita con el nuevo gobierno llegaron a andar revisando todos los antecedentes penales de todas las personas y es por eso que me encontraron culpable", refirió el connacional.

EXPERIMENTA LO QUE VIVEN LOS CENTROAMERICANOS

Jorge es originario del estado de Guerrero. Relata que llegó a Piedras Negras por el Puente Internacional Número 1, cerca de las 5 de la tarde del pasado 6 de noviembre luego de ser deportado por las autoridades estadounidenses.

Dice que al ingresar México ha experimentado en carne propia lo que viven sus "hermanos" centroamericanos, lo cual solo había visto en la televisión.

Rojas llegó sin dinero a Piedras Negras, una ciudad en la cual no tiene familiares. Tuvo que dormir en la calle y acudir a la Casa del Migrante "Frontera Digna".

"Llegue aquí a México y como no tengo dónde quedarme, ni familia, ni dinero, ni nada, tuve que acercarme en la Casa del Migrante con los demás compañeros inmigrantes centroamericanos y dormir en la calle igual que ellos", dijo.

El connacional detalló que los 30 años que estuvo en Estados Unidos, vivió en el estado de Minnesota donde se dedicaba a la construcción. Tras su detención, hace año y medio, no ha visto en persona a su familia que se quedó en la Unión Americana, solo lo ha hecho a través de videoconferencia.

Ahora que está en México señaló que quiere llegar a su destino y tratar de adaptarse a una nueva vida en el país. Afortunadamente aún cuenta con sus padres y sus hermanos en Guerrero, aunque su esposa e hijos permanecen en Estados Unidos.

"Ellos me dicen que vaya con mis papas y me quede allá, que me esté un rato. Después, a lo mejor las cosas cambian o el nuevo gobierno que entre a lo mejor tiene mejores oportunidades para nosotros. Ahorita mi meta es llegar allá y estar con mis padres un tiempo y disfrutarlos, por mucho tiempo que no he estado con ellos", dijo Rojas Sánchez.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...