09 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Finanzas

BMW: De la comodidad al lujo

Un error gramatical en 1917 tras la fusión genera el nombre de la firma alemana

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 06 de noviembre 2019, actualizada 9:01 am

Enlace copiado

La historia de BMW es la de una empresa asentada en cada momento histórico que ha afrontado. "La guerra es el padre de todas las cosas", según Heráclito. Este es el caso de esta armadora. La primera evidencia documental que da fe de la existencia de lo que se convertiría en BMW se halla en el acta de fundación con fecha 7 de marzo de 1916, dando inicio a la operación de Bayerische Flugzeugwerke AG. La demanda provocada por la Primera Guerra Mundial daría pie a esta iniciativa, orientada a producir motores para la naciente industria aeronáutica, cuya aplicación militar comenzaba.

A dos años de iniciado el conflicto y sin una expectativa de una pronta solución, la fabricación de motores de avión parecía volverse un negocio atractivo, con lo que Gustav Otto reorganizó su taller para integrar la persona moral BFW, la cual se fusionaría con Rapp Motorenwerke de Karl Rapp, fundada tres años antes.

En 1917 tras esta fusión cambia su denominación a Bayerische Motoren Werke, error gramatical en riguroso alemán, ya que las palabras compuestas en dicho idioma no llevan espacio intermedio. Quizás sea por ello, un siglo después de este rebautizo, que los entusiastas mexicanos insisten en llamar a la marca "Be Eme". La joven empresa recibió el impulso del banquero inversionista vienés Camillo Castiglione, obteniendo un contrato gubernamental de manufactura de motores, contrato cuyo supervisor oficial, Franz-Joseph Popp, infante de marina e ingeniero, sería nombrado posteriormente presidente de BMW. El año era 1918, y el fin de la Primera Guerra Mundial pondría en aprietos a la empresa, pues la fabricación de motores para aeronaves quedaría prohibida para Alemania en el tratado de Versalles.

BMW reaccionaría con agilidad encontrando nuevas fuentes de ingreso, manufacturando sistemas de freno ferroviario, y posteriormente motores para todo uso, desde botes hasta tractores. Su primera motocicleta, la R32 de 1923 fue la sensación en París en esa época y, con esta experiencia, en 1928 decidieron explorar la posibilidad de fabricar automóviles.

De esta manera tomando como base un auto Austin, la firma alemana se abriría paso en terrenos totalmente inexplorados que en cuestión de décadas le hicieron ganarse uno de los nombres más reconocidos del mundo. Te invitamos a que conozcas la historia completa en este gráfico.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...