27 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Noche de bohemia con Chavela Vargas

Laguneros recordaron a la 'Dama del poncho rojo' en las voces de grandes cantantes

DANIELA RAMÍREZ CERVANTES/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, viernes 25 de octubre 2019, actualizada 3:26 pm

Enlace copiado

Con aplausos previos y chiflidos de urgencia los que se dieron cita en la Plaza Mayor de Torreón para celebrar la vida y obra de la intérprete Chavela Vargas, solicitaban la entrada a la plataforma a las mujeres que prestarían su voz para recordar a una leyenda que fue abrazada por México y que su alma se desprendió del cuerpo hace siete años.

Y ante el barullo, las luces perdieron intensidad y se anunció la tercera llamada para el concierto homenaje titulado Chavela y sus mujeres, esto en el marco del Festival Internacional Julio Torri 2019.

De pronto la cantante Ofelia Medina envuelta en un jorongo con el alma de Chavela Vargas se apareció en el escenario para realizar una presentación personificada de la intérprete que aunque nació en Costa Rica alguna vez recitó que " los mexicanos nacían donde les daba la chingada gana".

/media/top5/27360953jpeg.jpeg

Ofelia encarnada de Chavela llegó de donde viene su amigo el viento para pronunciar palabras que la Dama del poncho rojo alguna vez mencionó en vida. Fue un 5 de agosto del 2012 que la Vargas se dejó seducir por su amiga la muerte y se fue en una barca que no tuvo regreso.

"Entré al paraíso de los músicos y los poetas", expresó la doble de la voz rasposa y llorona.

Y así dio pie a que los músicos del Mariachi Gama 1000 hicieran resonar a México en sus instrumentos. De una esquina sola y sin su cariño Regina Orozco hizo lo suyo con una hermosa vestimenta en la que se asomaban mariposas monarcas de su largo faldón. Cielo rojo se le acomodó en las cuerdas vocales y aventó la voz que fue abrazada por una cálida noche lagunera.

"Chavelita si con esos agudos no tiemblas luego te voy a dar esos graves… hablando de canto", expresó la Orozco ante las risas y aplausos de los laguneros.

/media/top5/27360952jpeg.jpeg

La potente voz de Regina regaló La virgen de medianoche, Luz de luna y la tan cantada por México, Paloma Negra.

Luego Marisoul unió su voz a la de Orozco para sacar del pecho la melodía Piensa en mí, esto ante las almas de los bohemios que sentados en sillas y en el pavimento de la explanada disfrutaron de cada segundo de su actuación.

La de la Santa Cecilia interpretó la barca en que me iré. Fue su homenaje cantado para Chavela Vargas.

Flavio Meneses y Juan Carlos Meléndez, el último, uno de los fieles músicos que acompañaron a Chavela en sus desveladas, desnudaron sus guitarras para dejar escapar Las ciudades, una de las canciones favoritas de la homenajeada.

Y otra vez el personaje de Chavela jaló las luces para hablar de México. Y de cómo se dio su vínculo con tierra azteca, de la cual estuvo eternamente enamorada.

Se echó un sorbo de agua y afinó la garganta para cantar Ojalá que te vaya bonito, dejándose poseer por el estilo "chavelesco" y haciendo olvidar a los presentes que Chavela había muerto.

Recitó un poema. Y activó de nueva cuenta el concierto para que los presentes pudieran seguir deleitándose con sus mujeres. Aída Cuevas luciendo en imponente traje de charra interpretó Las simples cosas, Arrieros somos, Cucurrucucu paloma y El pastor.

/media/top5/27360948jpeg.jpeg

Después los brillos dorados de la vestimenta de Eugenia León contrastaron con la negra noche que la arropó para cantar Llegando a ti, A los cuatro vientos y Mi funeral.

La bruja se dejó escuchar mientras unas llamativas ilustraciones de Chavela corrían por la pantalla gigante que custodiaba a Eugenia León.

/media/top5/27360944jpeg.jpeg

Como homenaje a José Alfredo Jiménez, compañero de bohemias y fiel amigo de la Vargas, Eugenia resonó Vámonos, canción que fue ovacionada por los "chavelistas".

Y ya en un ambiente muy íntimo la Marisoul y Eugenia se "echaron" la del Último trago.

A través de un video La llorona fue dirigida por la misma Chavela que en un estudio de grabación y con lente oscuro susurró una de sus canciones más representativas.

Eugenia retomó la melodía en vivo. Y lo que representan un himno para la "Dama del poncho rojo", fue recitada por las voces que se unieron en una misma, pues Aída, Regina y Marisoul, resurgieron en el escenario para cantar todas juntas.

Un popurrí con mariachi fue el último regalo que las mujeres de Chavela Vargas regalaron a los bohemios y a las almas rotas.

Fotos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...