17 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Doctor en casa - Enfermedades

Subraya experto importancia de estudios prenatales para prevenir malformaciones

Estas pruebas no las hace cualquier médico, es un error de muchas personas o que omiten muchas instituciones

NOTIMEX
CIUDAD DE MÉXICO, viernes 25 de octubre 2019, actualizada 11:18 am

Enlace copiado

Todos los estudios de diagnóstico tienen un rango de error pues están expuestos a diferentes factores y la obesidad, padecimiento muy común en México, en las embarazadas puede repercutir de manera negativa al evaluar los estudios prenatales para prevenir malformaciones en el feto, señaló el biólogo en Reproducción Humana, Héctor Tomás Chávez.

“Una paciente con obesidad hace muy difícil distinguir ciertas características en los diagnósticos, porque los estudios se hacen a través del abdomen, y entre más grasa tenga es técnicamente más difícil realizarlo”, detalló el también director del Centro de Fertilidad y Atención Materno Infantil (Cefami).

Luego de que en días pasados naciera en Portugal un bebé sin ojos ni nariz, el médico ginecoobstetra, Tomás Chávez, explicó en entrevista con Notimex que otro de los factores de riesgo para que un bebé nazca con malformaciones es la mala interpretación de los estudios prenatales.

Estas pruebas no las hace cualquier médico, es un error de muchas personas o que omiten muchas instituciones. El estudio prenatal lo debe realizar un especialista, por ejemplo un médico materno fetal, con subespecialidad del área ginecológica, o un médico radiólogo ultrasonografista, con especialidad en estudios de ultrasonido, detalló.

El director de la Cefami explicó que anteriormente los estudios se realizaban sólo a embarazadas menores de 20 años o mayores de 35, por la alta incidencia de malformaciones en los bebés de dichas mujeres, pero actualmente todas las mujeres que esperan un hijo, además de tomar ácido fólico dos meses antes del embarazo, deben someterse a dichos diagnósticos.

Detalló que en el control prenatal las mujeres deben hacerse un ultrasonido genético a las 12 semanas tres meses de embrazo, para evaluar el pliegue detrás de la nuca del bebé y la presencia o ausencia del hueso de la nariz, criterios de sospecha para el síndrome de Down o algún tipo de cromosomopatía.

También un ultrasonido estructural en la semana 20, para revisar el cerebro, el cuello, la columna vertebral, los pulmones, el corazón, el estómago, los riñones, el hígado, las extremidades y que el bebé no tenga labio hendido.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...