20 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Finanzas

Mazda CX-30, la cereza del pastel

Hace su entrada al mercado mexicano con todos los reflectores encima

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 23 de octubre 2019, actualizada 9:26 am

Enlace copiado

Tener el arrojo de presentar una SUV compacta en un entorno caracterizado por la presencia de vehículos de lujo extremo es algo que solo Mazda se puede costear. No solo por el carácter irreverente que los caracteriza, sino también porque tienen una imagen de elegancia en sus productos actuales que les da el respaldo para presentar algo tan atractivo como práctico.

Ese es el caso de la nueva CX-30, la cual hizo su presentación en el Auto Show de Ginebra de inicios de año y que hace su entrada al mercado mexicano con todos los reflectores encima para el cierre de este mismo periodo.

Antes del inicio de su comercialización, tuvimos un contacto con ella para conocer sus virtudes, sus defectos y saber cuáles son los factores que la pueden convertir en una de las mejores opciones del mercado de las SUVs.

Posición dentro de la familia. Mazda presentó la nueva CX-30 con el propósito de llenar el espacio entre los modelos CX-3 y CX-5 que existen en su catálogo actual. Sin problema alguno, pudo haberse llamado CX-4. Sin embargo, la misma marca japonesa ofrece un producto con esta nomenclatura en el mercado chino, por lo cual la utilización de este nombre resultaba problemática.

De acuerdo con Miguel Barbeyto, presidente de Mazda de México, la estrategia de la firma japonesa al producir esta camioneta es la de crear una mayor claridad entre sus SUVs subcompactas, compactas y medianas para que cada cliente pueda encontrar el producto que mejor se adapte a sus necesidades.

De esta manera, la CX-30 se distingue del portafolios actual de Mazda por tener un largo de 4.3 metros, una anchura de 1.7 metros y 1.5 metros de alto. Además, cuenta con una distancia al suelo de 175 milímetros que, además de resultar muy conveniente para un mayor recorrido de la suspensión, le otorga un aspecto de offroad ligero. Mecánicamente, este modelo es muy similar al Mazda3 de nueva generación que la marca ha vendido desde inicios de año.

Ambos modelos utilizan el motor 2.5 litros Skyactiv G que genera 189 caballos de fuerza y 186 libras-pie de torque. Utilizan la misma plataforma y sistema de suspensión con eje rígido en la parte posterior.

A diferencia del Mazda3 esta SUV solo estará disponible con acoplamiento de una transmisión automática de seis velocidades y su oferta comercial al mercado mexicano se limitará a solo dos versiones.

La justificación de esto, según palabras de Miguel Barbeyto, es facilitar la opción de compra a los futuros clientes de este modelo. "La idea esencial de lanzar la nueva CX-30 es la de ofrecer un vehículo superior a su competencia en equipamiento y manejo. Por esa razón solo ofreceremos dos versiones que no pierden ninguna de estas características y que puedan servirle al público para entender que, sin importar qué versión escoja, éste encontrará una garantía de calidad en nuestra nueva SUV", comenta Barbeyto.

Equipamiento y desempeño. Si existe algo que se le debe "agradecer" a Mazda a lo largo de su aventura comercial en nuestro país es el establecimiento de estándares de buen equipamiento sin importar el segmento en el que participen en aras de crear una mejor competencia dentro del mercado mexicano.

El mejor ejemplo de esto es la actual generación del Mazda2, pues recordemos que hasta su introducción en 2014, los autos subcompactos en México eran una precaria muestra de equipamiento interior en materiales y tecnologías de infoentretenimiento.

Hoy vemos en este segmento (y en casi todos los que participa Mazda) ejemplares de firmas coreanas, japonesas y estadounidenses que han entendido que, si buscan tener un éxito comercial en México, "castigar al producto" no es una opción.

En este mismo sentido Mazda ha desplegado una estrategia de producto que busca, a través del equipamiento y la calidad de ensamble, sobresalir de un segmento donde la oferta al cliente puede resultar abrumadora.

La nueva CX-30 ofrece, desde su versión inicial, elementos destacados en el equipamiento como pantalla de infoentretenimiento de 8.8 pulgadas con un sistema de infoentretenimiento que puede utilizar la interfaz desarrollada por Mazda o, bien, los populares sistemas Apple CarPlay y Android Auto. También incluye amenidades como encendido por botón, faros LED con función automática y aire acondicionado de doble zona.

En la versión tope de gama el nivel de equipamiento se eleva considerablemente con una excelente calidad de la piel que sirve de vestidura para los asientos, un sistema de sonido de 12 bocinas que fue desarrollado por Bosé y cámara de visión trasera

Además la atención y cuidado al ensamble de cada una de las partes que ha caracterizado al lanzamiento del más reciente Mazda3 están presentes en esta nueva SUV para mantener la filosofía de la firma japonesa de llegar a niveles cercanos a lo premium.

DIFERENTE AL RESTO

Para acentuar su distinción entre la densa población de SUVs actuales, Mazda ha optado por integrar a este modelo la nueva generación del diseño KODO. Al igual que en el nuevo Mazda3, en este ejemplar es posible ver cómo las líneas elegantes, las proporciones pequeñas y los espacios cóncavos conviven en áreas como la parrilla para dar una imagen muy identificable a la casa de Hiroshima.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...