14 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Nacional Archivo

2010: Fallece Max Kohnstamm, reconocido historiador y diplomático neerlandés

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, domingo 20 de octubre 2019, actualizada 11:06 am


Enlace copiado

Considerado un pacifista de corazón, el historiador y diplomático holandés Max Kohnstamm es recordado a nueve años de su fallecimiento, ocurrido el 20 de octubre del 2010, por sus empeños en lograr la unificación europea.

Kohnstamm nació en Ámsterdam, Holanda, el 22 de mayo de 1914, y de acuerdo con los datos biográficos disponibles, fue educado en la Universidad de la capital holandesa, donde estudió Historia Moderna.

Luego obtuvo una beca que lo llevó a la Universidad Americana, en Washington, DC, punto en el que inició su recorrido por la Unión americana.

Amante del arte, la filosofía y la buena conversación, acabó convirtiéndose en uno de los promotores de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), precursora de la actual Unión Europea.

Antes de ello, destaca un perfil publicado por el diario El País, en 1942, fue detenido y enviado a un campo de concentración en el centro de su país. Luego sería trasladado al sur, a Brabante, en calidad de rehén. Liberado dos años después, se encontró al principio algo desconcertado. Sin embargo, su vida estaba a punto de dar un vuelco insólito.

Después de afiliarse a la socialdemocracia, y de contraer matrimonio con Kathleen Sillem, con la que tendría cinco hijos, la entonces reina Guillermina le pidió que fuera su secretario personal.

Lo hizo y se mantuvo en el cargo hasta la abdicación de la soberana, en 1948.

Luego sirvió en el Ministerio de Asuntos Exteriores de los Países Bajos de 1948 a 1952. Durante ese tiempo fue además jefe del German Bureau y director de European Affairs.

Su dominio del alemán, francés e inglés, le ayudó en su visión de futuro. Cuando el plan del dúo galo, bautizado como Plan Schuman, de regular el sector del carbón y del acero europeo se transformó en la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), el diplomático holandés fue nombrado en 1950 su primer secretario.

Una enciclopedia colaborativa destaca que también fue vicepresidente del Comité de Acción para los Estados Unidos de Europa desde 1956, Presidente del Instituto Universitario Europeo en Florencia, Presidente de la Comisión Trilateral en Europa y miembro del Club de Roma.

Cuentan que para Kohnstamm, la idea de una Europa unida equivalía a mantener la paz, así que abrazó su labor con entusiasmo.

“Después haría muchas otras cosas: secretario general del Comité de Acción para los Estados Unidos de Europa, presidente honorífico del Consejo Asesor del Centro de Estudios Europeos, de Bruselas, y primer presidente del Instituto Universitario Europeo, en Florencia. Analista y comentarista de todo lo europeo hasta el final de su vida”, cita Isabel Ferrer, en un texto publicado tras la muerte del diplomático.

Entre las distinciones que recibió figuran el premio Jean Monnet, y el galardón Four Freedom, entregado este último en memoria del que fuera presidente de los Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt.

Kohnstamm murió el 20 de octubre del 2010, a los 96 años de edad, considerado ya como uno de los últimos grandes visionarios que luchó por la unión europea.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...