08 de abril de 2020. notifications
menu desktop_windows
Torreón

Los desafíos de la Zona Metro

El Metrobús, puso a prueba la coordinación de las autoridades

FABIOLA P. CANEDO/EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAHUILA, domingo 06 de octubre 2019, actualizada 10:42 am

Enlace copiado

En junio de 2007, los alcaldes de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo firmaron la Carta de Intención de los Municipios de la Zona Metropolitana de La Laguna, con el objetivo de bajar recursos de la Federación como zona conurbada. Entre los principales problemas que se buscaban solucionar en forma metropolitana se mencionaba la seguridad pública, la falta de agua y la infraestructura vial.

Los ediles eran José Ángel Pérez, Octaviano Rendón y Antonio Olivas, quienes coincidieron en que era el primer paso para la formación de una zona conurbada, aclararon que esto nada tenía que ver con la creación del Estado de La Laguna ni se cuestionaba la autonomía municipal contemplada en el Artículo 115 constitucional.

Desde 1959, se habían hecho esfuerzos para consolidar a la región, lo que finalmente se logró con la conformación de la Zona Metropolitana de La Laguna. El anhelo finalmente se había concretado y se esperaba la asignación de un monto considerable de recursos, pero los alcaldes no tenían proyectos, por lo que los organismos empresariales y la sociedad civil levantaron la mano, se organizaron foros que contaron con una alta participación de la ciudadanía y en unas semanas ya había 70 proyectos listos, principalmente de agua e infraestructura vial.

El primer año, la Zona Metropolitana de La Laguna recibió recursos por 600 millones de pesos, 300 por cada estado, mismo que fue administrado por los gobernadores y se aprovechó en proyectos en los municipios pero no hubo visión regional. Los años siguientes, la bolsa se mantendría en aportaciones millonarias que cada estado aprovecharía para proyectos viales, sin concretar ni un solo gran proyecto regional.

SIN COORDINACIÓN

El Metrobús es un claro ejemplo de la falta de coordinación entre los gobiernos estatales de Coahuila y Durango, pues aún cuando se planteó como un sistema de transporte metropolitano, hoy la obra sólo abarca los municipios de Torreón y Matamoros y se reduce considerablemente el beneficio que se contemplaba en el proyecto original.

"Hay proyectos que no logran coordinarse por una sola razón, que es la falta de voluntad política, el Metrobús está prácticamente listo por el lado de Coahuila y en el lado de Durango hay un jaloneo, a pesar de que ya estuvieron los recursos, se piensa en todo menos en la competitividad de la región", explicó Luis Medina, coordinador de investigación del Consejo Cívico de las Instituciones (CCI).

Sin embargo, hay temas donde ha sido evidente que puede existir la insistida coordinación entres lo dos estados y los cuatro municipios, como es el de la seguridad pública, donde ha sido muy exitoso, en términos de la reducción de índices delictivos, el contar con un Mando Especial de La Laguna.

"En el tema económico es urgente que exista coordinación, pero vemos administraciones que le han destinado muy poco a la inversión pública, a macroproyectos que eleven la competitividad de la región", expuso.

Tanto la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) e incluso el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) miden en sus indicadores a La Laguna como región, pues hay personas que pueden vivir en Lerdo o Matamoros pero trabajan en Gómez Palacio, con hijos que estudian en Torreón. En este sentido, la región requiere elevar su competitividad en conjunto para mejorar sus indicadores.

"Si ya hay mediciones que toman en cuenta a la Zona Metropolitana de La Laguna por la dinámica que tiene la región, es necesario que las autoridades mantengan también esa comunicación y coordinación", expresó Medina, "en materia de seguridad ha habido mucho avance, también hay retos, pero en los indicadores económicos la situación es desfavorable y es necesario poner atención".

La Laguna es la quinta zona metropolitana, a nivel nacional, en el listado de los salarios más bajos, también en la estadística de mayor subempleo y desempleo.

DESAPROVECHADO

En Coahuila y Durango no está empatada la renovación de ayuntamientos, por lo que, mientras en Torreón y Matamoros están por terminar el primer año de gobierno Jorge Zermeño y Horacio Piña, en Gómez Palacio y Lerdo apenas cumplieron un mes de gestión Marina Vitela y Homero Martínez. Esto ha hecho casi imposible que los alcaldes de la región tengan una primera reunión como Zona Metropolitana.

Se complica aún más con la pluralidad política en los gobiernos estatales, Coahuila del PRI, Durango del PAN, y municipales, Torreón del PAN, Gómez Palacio y Matamoros, de Morena, y Lerdo del PRI.

Marina Vitela, presidenta municipal de Gómez Palacio, consideró que sería una propuesta interesante trabajar en un proyecto regional e indicó que una de las propuestas del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, es que se lleven a cabo proyectos de impacto regional para que se pueda detonar la economía local.

"Se ha desperdiciado (el fondo metropolitano)", comentó, "las reglas de operación cambiaron en la Cámara de Diputados y la Secretaría de Hacienda, ahora son proyectos concursables pero hubo un tiempo en que presentabas el proyecto metropolitano y el presupuesto pasaba, hubo unas oportunidades buenas de haber detonado esto, pero siempre ocurrió que cada gobernador de cada estado quería hacer su propia parte y creo que eso nos vino a afectar un poco porque no se detonó el impacto regional y la economía, sobre todo, de los municipios".

Este año, fueron aprobados cinco proyectos para La Laguna de Durango, de los cuáles, ya se obtuvo el registro. Cada proyecto es evaluado por un comité durante el presente mes, de ahí que se trabaja intensamente en las áreas de Obras Públicas de los gobiernos estatales para solventar las observaciones que se hayan realizado a cada una de las propuestas que se han ingresado.

En Durango se contempla la rehabilitación del parque Victoria en Lerdo, del parque Morelos en Gómez Palacio, la remodelación y modernización del bulevar Rebollo Acosta, desde el Periférico hasta el bulevar Miguel Alemán, así como la vialidad a San Ignacio, también una perforación y equipamiento de un pozo, el monto total alcanza 128 millones de pesos.

En Coahuila se propuso un paquete de obras donde se incluyó la construcción del segundo cuerpo del bulevar San Miguel-Esterito con su sistema de iluminación y una ciclovía, así como otra ciclovía en el segundo periférico de la ruta Matamoros-La Partida-La Unión y distintos proyectos de drenajes pluvial y sanitario.

CAMBIAN REGLAS

Para acceder a los recursos del fondo metropolitano, se asignaba una cantidad por estado y prácticamente todos los proyectos eran aprobados, pero a partir de la nueva administración federal, las reglas de operación cambiaron y se ha complicado la gestión para los gobiernos estatales.

Héctor Zepeda Luna, delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Estado (Secope) en La Laguna de Durango, explicó que, anteriormente, las obras se proponían en un comité y un subcomité, eran avaladas por el consejo -que estaba conformado por los gobiernos estatales y los municipios-, entonces se procedía a bajar el recurso.

Las reglas de operación cambiaron a partir del 4 de junio de este año, pero desde el año pasado fue muy complicado acceder a ello, sobre todo con los proyectos que se presentaron en ese momento, que implicaban principalmente distribuidores viales, lo que ya no es prioridad para el gobierno federal, pues hoy se busca dar mayor empuje a proyectos de movilidad sustentable y espacios públicos.

El gobierno federal asigna a los proyectos una puntuación, que sube en términos de la movilidad, en obras para el traslado de personas y paseos públicos. Desde el 2018, además, dejó de existir un recurso etiquetado para los municipios y se trabajó en una bolsa concursable, que para este año es de tres mil 400 millones de pesos, de los cuáles, los estados pueden presentar proyectos hasta el 10 por ciento del monto total asignado, es decir, 340 millones.

El año pasado hubo un remanente de cerca de mil 400 millones de pesos que no fueron ejercidos y se anexó a lo de este año, para un total de cuatro mil 800 millones de pesos disponibles. En La Laguna de Durango, el año pasado se bajaron recursos por el orden de los 28 millones de pesos, en obras como la ampliación y modernización del puente de Villa de Las Flores, en Lerdo, y la reposición de líneas de agua y tomas domiciliarias en Las Rosas, de Gómez Palacio. Coahuila no bajó recurso de este fondo.

METROPOLIZACIÓN

Metrópoli Laguna agrupa a cerca de 30 cámaras empresariales, organizaciones civiles y académicas de los cinco municipios de la región. Inició en abril de este año con una campaña en redes sociales con la intención de generar un diálogo abierto con la ciudadanía sobre cuáles son las dinámicas en el país, los retos como habitantes de la Comarca y las fortalezas que se deben impulsar para que la región vuelva a ser un referente en el desarrollo económico y social, en un contexto de sustentabilidad.

Entre sus ejes, manejan la seguridad pública, movilidad, agua, gobernanza, medio ambiente y desarrollo económico. Talía Romero, coordinadora de Metrópoli, consideró que el escenario político en la región actualmente es tan diverso, dada la pluralidad de partidos políticos que conviven en la Zona Metropolitana, que permita que cualquier decisión que se tome deba pasar forzosamente por un diálogo muy abierto y democrático.

"Vemos condiciones para ello, este trabajo no se va a llevar a cabo en uno o dos meses pero es algo que ya tiene que iniciar", expresó, "entendemos que, para los gobiernos municipales, es importante en su lógica de estadística el que la inversión llegue a su municipio, pero como ciudadanos estamos conscientes de que, independientemente de la ciudad a la que llegue, el beneficio es para toda la región, nuestra dinámica así es, es regional, no es municipal".

Señaló que el Estado de La Laguna, en este sentido, ha sido un anhelo recurrente de los ciudadanos porque propone una organización como región, algo que siempre han buscado los laguneros pero que ha sido frenado por la falta de visión de las autoridades.

Sin embargo, hoy las circunstancias lucen distintas, lo que ha incrementado la exigencia de la gente en cuanto a contar con una visión metropolitana que pueda sumar las ventajas de cada municipio.

En los Congresos de Coahuila y Durango se ha comenzado a trabajar en la creación de un Grupo de Trabajo Legislativo Interestatal de la Comarca Lagunera, con diputados locales de ambos estados que traten temas metropolitanos, donde ya se consideran agua, transporte e infraestructura.

VISIÓN A LARGO PLAZO

El gobierno de Coahuila contrató a la empresa Urbis para la elaboración de un Plan de Desarrollo Metropolitano donde se plasmen los proyectos que los municipios proponen como prioridades para la región, en un plazo que abarque hasta el año 2040, principalmente en obras de movilidad y conectividad.

Eduardo Holguín, director del Instituto Municipal de Planeación y Competitividad (Implan), explicó que en el programa se incluye a los municipios de Torreón, Matamoros y Francisco I. Madero, del lado de Coahuila, Gómez Palacio y Lerdo por Durango.

"Sin duda falta más coordinación y no podemos seguir adelante si no tenemos esa coordinación metropolitana, el reto está en que los programas de desarrollo urbana estén empatados, más allá de burocracias como un Implan metropolitano o una instancia regional, debemos buscar que el programa de desarrollo, de movilidad, sea el mismo para las cinco ciudades, porque ya también se incluye a Madero", expuso.

Señaló que la metropolización es un término que se promueve mucho en la actualidad por parte de organismos empresariales y civiles. Consideró que los municipios deben unificar criterios, fijarse metas en conjunto y hablar el mismo idioma.

"La interdependencia entre las ciudades es cada vez más grande", explicó, "es cierto que Torreón ha tomado una clara ventaja en cuanto a desarrollo pero ya está en sus límites de sus reservas territoriales, lo que queda es Jimulco, que son reservas ecológicas, entonces se tiene que pensar metropolitanamente si se quiere reactivar la economía, si queremos grandes parques industriales debemos pensar en Matamoros o Gómez Palacio porque no tenemos mucho espacio".

Holguín explicó que, para los ciudadanos, llega a ser absurdo que compitan las ciudades por la instalación de empresas, cuando el beneficio es para la región. El Plan de Desarrollo Metropolitano es un esfuerzo por empatar los proyectos y facilitar así la asignación de recursos del fondo metropolitano, se incluyen todas las propuestas que se puedan ejecutar en cada uno de los municipios y se realizan reuniones en conjunto.

OBSTÁCULOS

La conformación de una Zona Metropolitana de La Laguna ha sido un anhelo de los ciudadanos que data desde que se definieron los límites de cada estado. Los habitantes de esta región no se identifican como torreonenses o gomezpalatinos sino como laguneros, y las problemáticas no se limitan a una ciudad sino que son regionales.

No obstante, la falta de planeación ha derivado en un crecimiento improvisado y una expansión urbana desequilibrada.

Más allá del actual debate por los horarios para la venta de alcohol, las ciudades requieren también de una homologación en normativas de Vialidad, de Salud, de Medio Ambiente, además de aspectos fundamentales como la seguridad, el agua y el servicio de transporte público, señaló Hortensia Galván Turrubiate, presidenta de la comisión Metropolitana en el Cabildo de Gómez Palacio.

"Estamos muy atrasados en el tema metropolitano, queremos tener una reunión con la comisión de Torreón para ver qué están trabajando ellos, tenemos que tratar de empatar temas porque la problemática en las ciudades, en muchos casos, es compartida", explicó, "las ciudades están pegadas y los ciudadanos van y vienen de un municipio a otro todo el tiempo, pero las autoridades necesitan llegar a acuerdos".

Organismos, tanto civiles como institucionales, han expuesto algunas deficiencias que derivan en un bajo aprovechamiento de las zonas metropolitanas, como es la carencia de un marco legal adecuado para la gestión, lo que ha provocado acciones desarticuladas e incluso contradictorias en temas como la planeación urbana, homologación de normativa administrativa, hacendaria y de inversión, movilidad.

La escasa coordinación entre gobiernos municipales, en combinación con el plazo tan corto de gestión con el que cuentan, la falta de capacitación y continuidad de sus cuadros administrativos, así como la carencia de herramientas técnicas de planeación, incentiva la politización de la toma de decisiones y promueve la existencia proyectos sin visión de largo plazo ni planificación del territorio y de las ciudades.

La sociedad civil exige a las autoridades el diálogo y los acuerdos, a fin de lograr los cambios que se necesitan para que la metropolización en La Laguna funcione de manera institucional y permanente, trascendiendo a los propios gobiernos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...