12 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas la Laguna

IBERO TRANSFORMA

EL DESFALCO A COAHUILA

SERGIO GARZA SALDÍVAR
martes 01 de octubre 2019, actualizada 8:00 am


Enlace copiado

Más allá de estar a favor o en contra del ejercicio del actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, es indudable que nunca antes había habido tantísimas muestras de aprobación o rechazo hacia una figura de ese nivel. Diariamente estamos expuestos a diversos mensajes, memes, burlas, descalificaciones, agradecimientos y peticiones. En los mensajes que recibo de las redes sociales que utilizo, se reenvían señales de alerta, amenazas latentes, mensajes en los que se anuncia la catástrofe inminente, el inicio de la debacle, la "venezuelización" de México y cuestiones semejantes.

No es de mi interés realizar una defensa del actual presidente y menos aún su apología, sino hacer una comparación con la situación que hemos experimentado en Coahuila desde hace casi una década. Durante el sexenio comprendido de 2005 a 2011, la deuda bancaria del estado se incrementó de 323 millones de pesos a 35 mil millones de pesos. ¡Se elevó más de 100 veces!

Esto colocó a Coahuila en el cuarto estaño a nivel nacional como el estado más endeudado de México. A la fecha, se desconoce el destino total del dinero y ninguno de los involucrados ha sido sancionado. Para dar una mejor idea de lo que esta deuda significa, se sabe que un hospital del IMSS, uno solamente, tiene un valor aproximado de 1000 mdp; es decir, con esa deuda se hubieran podido construir 35 clínicas, casi una en cada municipio.

El adeudo estatal actual equivale al 5% del PIB coahuilense; para que se pueda imaginar esa cantidad, pensemos en que AMLO gastara, así sin justificar en qué o a dónde habría ido a parar ese dinero, un porcentaje semejante; es decir un 5% del PIB nacional. Si así fuera, la deuda que nos heredaron los Moreira equivaldría a casi 70,000 millones de dólares. ¿Se imagina la reacción de los ciudadanos cuando una mañana se enteraran que el presidente había gastado esa cantidad, pero peor aún, sin siquiera informar el destino de tantísimo dinero?

Evidentemente que en ese caso estarían justificados, por decir lo menos, cualquier tipo de noticia, meme, reacciones empresariales sin precedente, caída de la bolsa y quizá un sinfín de consecuencias; ante un escenario así, pareciera que Venezuela se quedaría corta. Guardadas las proporciones, eso sí pasó en Coahuila. De la noche a la mañana "perdimos" (en realidad nos robaron) el 5% de nuestro patrimonio y al parecer lo que se dijo al respecto fue muy poco.

Sin embargo, como si la vergüenza fuera poca o de plano no existiera, recientemente el "elegido" gobernador Riquelme declaró: "desde aquí les decimos, que Coahuila es el estado más priísta del país"; y, sin duda, tiene razón. Lo único que quedaría por aclarar es el sentido de ese adjetivo: ser el "más priísta" ¿qué significa? ¿es un elogio o se trata más bien de un insulto?

La próxima vez que vea una nota, un meme o una "advertencia" más sobre lo amenazante que les resulta a algunos el papel de AMLO, simplemente piense que el gobernador Riquelme no ha realizado acciones eficaces para esclarecer lo que aquí ya sucedió: el desfalco a Coahuila.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...