20 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional Archivo

2004: Ve la última luz Richard Avedon, notable fotógrafo estadounidense

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, martes 01 de octubre 2019, actualizada 10:03 am


Enlace copiado

Richard Avedon nació el 15 de mayo de 1923 en San Antonio, Texas y falleció el 1 de octubre de 2004.

Fue reconocido por sus trabajos para la revista Harper´s Bazar, en la que también fue jefe de fotografía. Igualmente colaboró para revistas tan prestigiadas como Vogue, Life y Look, destaca la biografía que difunde una enciclopedia en línea.

Cuentan que Avedon descubrió su afición por la fotografía desde los 10 años: su primer modelo fue el compositor ruso Serguéi Rachmaninov, amigo de sus padres.

Otra de sus biografías, ahora publicada por biografiasyvidas.com, destaca que estudió en la New School of Social Research.

Señala que durante los años 1960 y 1970, fue el gran fotógrafo de la moda y elevó la foto de moda al rango de lo artístico, de este modo, los modelos dejaban de proyectar indiferencia o sumisión, ahora eran libres y creativos en sus gestos con escenarios dinámicos y composiciones previamente diseñadas.

En 1960, Avedon se reveló como un artista comprometido con la causa social y en 1963 fotografió el movimiento por los derechos civiles en el sur de los Estados Unidos. Colaboró con James Baldwin en el libro Nothing personal.

A finales de los 60 y principios de los 1970, realizó reportajes sobre líderes militares y víctimas en la Guerra de Vietnam y manifestaciones anti-guerra en Estados Unidos para el diario New York Times. En la Navidad de 1989-1990 documentó la caída del muro de Berlín.

Los conocedores de su obra destacan que los retratos de Avedon son en apariencia sencillos pero psicológicos, por medio de personalidades que posan en un fondo blanco, plasma rasgos inesperados de rostros como Truman Capote, Henry Miller, Humphrey Bogart o Marilyn Monroe, entre muchos otros.

Su método era sencillo pero efectivo, la derrota anímica del fotografiado a través de largas y cansadas sesiones de hasta cuatro horas. Así desnudo e indefenso, el retratado era capaz de mostrar su personalidad más sincera.

Avedon se convirtió en un fotógrafo influyente del siglo, con un constante juego entre contrastes, tanto visuales (negro y blanco) como conceptuales (sofisticación y frivolidad) desarrolló sus retratos que eran a menudo austeros, hieráticos.

En 1959, se publicó la primera antología de su obra fotográfica Observations, seguida más adelante por Nothing personal (1974) y Portraits (1976), entre otras.

En 1979 comenzó uno de sus trabajos más importantes, por parte del Museo Amon Carter, de Fort Worth, Texas, al que dedicó cinco años en recorrer el Oeste de Estados Unidos para documentar a las personas que nunca escribirían la historia de su país.

Su obra, titulada In the american west (1979 – 1984), presenta granjeros, mineros, vagabundos, prostitutas, amas de casa, presos, vaqueros o empleados de pequeñas oficinas, etc. en fotografías de gran formato tomadas con luz de día, al aire libre y como siempre, ante un fondo blanco.

Nada hay en ellos del sueño americano o de la tierra prometida, pero son retratos de individuos que han sido observados y artísticamente elevados por la cámara de Avedon mediante una composición sobria, logrando así una considerable fuerza expresiva.

Al término del proyecto había recorrido 189 poblaciones en 17 estados y fotografiado a 752 personas utilizando alrededor de 17 mil placas de película.

De ésta colección, escogió 123 retratos que conformarían su serie In the american west.

Además desarrolló una obra en paralelo que refleja sus vivencias más personales como viajes o recuerdos familiares. El tiempo, la vejez y sus tensiones, resulta ser el motivo fundamental en su obra que habla del paso del tiempo y su influencia en el ser humano y del camino hacia la muerte.

Los retratados aparecen, ante la cámara, sin maquillaje, fatigados y tristes. Por ejemplo, finaliza su libro Portraits (1976) con una serie de siete fotos de su padre envejeciendo gradualmente hasta que parece haberse integrado en la luz que le rodea. En 1991, recibió el Premio internacional de la fundación Hasselblad.

El 25 de septiembre de 2004 Avedon sufrió una hemorragia cerebral en San Antonio, Texas, mientras se encontraba en una sesión para un proyecto de la revista The New Yorker, titulado On democracy, sobre el proceso electoral del 2004 en los Estados Unidos; Richard Avedon murió en la misma ciudad el 1 de octubre de 2004, a consecuencia de las complicaciones en su salud.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...