19 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Bolsonaro continúa mejorando, pero sigue sin previsión de alta

El presidente de Brasil fue sometido a una cirugía en el abdomen

EFE
SAO PAULO, BRASIL, martes 10 de septiembre 2019, actualizada 10:49 am

Enlace copiado

El estado de salud del presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, continúa mejorando tras la cirugía a la que fue sometido el domingo en el abdomen, la cuarta desde que fue acuchillado hace un año en un mitin electoral, pero sus médicos aún no tienen previsión de cuándo le darán el alta.

La mejoría del jefe de Estado fue descrita tanto en el boletín médico divulgado por el Hospital Vila Nova Star de la ciudad de Sao Paulo, en el que está ingresado desde el sábado, como en la rueda de prensa que concedió el vocero de la Presidencia, Otavio do Rego Barros, desde el propio centro médico.

El gobernante, líder de la ultraderecha en Brasil, "se encuentra en continua mejoría de su estado de salud. Durmió bien y despertó con buena disposición. 48 horas después de la cirugía sigue sin fiebre", según la nota divulgada por el hospital privado de Sao Paulo.

El boletín indica que los médicos mantuvieron la dieta líquida iniciada por el mandatario el lunes, que solo le permite alimentarse con gelatina, agua, té y caldo, y que le recomendaron que mantenga las caminatas por los corredores del hospital que inició la víspera, además de haberlo autorizado a ducharse.

"Serán mantenidas las medidas de prevención de trombosis venosa profunda (uso de media elástica y medicinas anticoagulantes). Las visitas seguirán restringidas y no hay previsión de alta por el momento", concluye el boletín firmado por el cirujano Antonio Macedo, que comandó el equipo médico responsable de la operación.

Macedo agregó en una rueda de prensa que aún mantiene la previsión de que el presidente podrá recibir el alta técnica el jueves aunque recomendará que permanezca hospitalizado por lo menos hasta el domingo.

Rego Barros, por su parte, admitió que, aunque permanezca internado, hay posibilidades de que Bolsonaro reasuma el cargo el próximo jueves y que despache desde el gabinete que fue montado en el hospital.

El portavoz recordó que por lo menos hasta el jueves el presidente de Brasil en ejercicio será el vicepresidente, el general de la reserva del Ejército Hamilton Mourao, quien asumió interinamente el domingo antes de que Bolsonaro entrara al quirófano.

"El presidente podrá ejercer nuevamente la jefatura del Poder Ejecutivo el jueves, aunque no en plenitud pero por lo menos sí en condiciones de liderar el país desde el hospital", afirmó Rego Barros, quien admitió que todo dependerá de la decisión técnica de los médicos.

La operación del domingo tuvo como objetivo la corrección de una hernia de incisión de 7 centímetros de diámetro que le surgió a Bolsonaro en el abdomen por el debilitamiento muscular provocado por las tres operaciones anteriores.

El autor del ataque a Bolsonaro del 6 de septiembre del año pasado, Adelio Bispo, fue detenido el mismo día, pero en junio de este año la Justicia lo absolvió por considerarlo no imputable por sus problemas mentales.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...