17 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Torreón

Cerbotics, con la mira en el FIRST Global Challenge en Dubái

Jóvenes se preparan intensamente para representar a México en FIRST Global Challenge

CUAUHTÉMOC TORRES / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, domingo 08 de septiembre 2019, actualizada 9:08 am

Enlace copiado

Sus vidas cambiaron por completo. Dejaron de lado algunas diversiones y reuniones para armar su futuro.

Sabían desde un principio que no sería fácil, pero con la ayuda de sus padres y maestros asumieron el reto. Hoy este grupo de adolescentes tienen un compromiso no solo con las personas que los apoyan, sino con su escuela y sociedad.

Cerbotics es un grupo de robótica creado en el Colegio Cervantes y desde hace varios años han destacado por los triunfos obtenidos en las competencias regionales, nacionales e internacionales, siendo FIRST uno de los torneos más importantes en los que han participado.

Actualmente, siete jóvenes trabajan de manera intensa para representar a México en el FIRST Global Challenge en Dubái en el mes de octubre, donde competirán alrededor de 200 países, y es considerado como las olimpiadas de robótica.

Sus días ya no son como antes, desde que entran al grupo tienen que dejar de ver a algunas de sus amistades para cumplir con los compromisos de Cerbotics. Dedican varias horas de su tiempo libre para armar los robots que necesitan en las justas en las que se inscriben, con lo que han logrado ganarse el respeto y la admiración de la Comarca Lagunera, de México y el mundo.

Hoy sus miradas están fijas en Dubái, buscan concretar la victoria a un esfuerzo que no solo se traduce en el aula sino fuera de ella. Los alumnos del Colegio Cervantes saben lo difícil que es llegar a este punto, pero también conocen sus capacidades y virtudes como grupo.

Aunque en el camino se han alejado un poco de sus amistades y familia, en Cerbotics han encontrado otra familia que a través de los años se mantiene firme y con resultados que enorgullecen a quienes forman parte de ella. Entre todos se ayudan, se coordinan y conviven varias horas al día.

'FORMAMOS SENTIDO DE RESPONSABILIDAD'

Ricardo Salazar García es estudiante del Cervantes y tiene 16 años, actualmente cursa el último año de preparatoria. Él está en su tercer año dentro del equipo que se formó desde 2011.

Ricardo dice que entrar al grupo le cambió mucho la perspectiva de cómo entendía la educación, ya que siempre la veía como un proceso lineal, que sólo se enfocaba en números y calificaciones. Se dio cuenta que tanto la tecnología como la ciencia abren campos muy amplios y que la manera de aprender y desarrollar habilidades varía mucho.

"Es un gusto saber que no solo estamos formando a nuevos muchachos que se van a interesar en ciencia y tecnología, sino que formamos un sentido de responsabilidad y un gusto a la comunidad".

Recordó que desde hace muchos años pensó en ser médico o astronauta, pero en algún punto se dio cuenta que todo se relacionaba con ciencia y tecnología. Ahora está "casi completamente" convencido de que será ingeniero.

"Cuando entré a robótica mi horario cambió completamente, había estado viviendo 14 años de la misma manera y de repente mi tiempo libre se redujo en un 90 por ciento, y lo veo en mis amigos, ellos me dicen que no me ven más que en noticias o en fotos, pero al mismo tiempo creas nuevos amigos, así conseguimos contactos que luego nos serán útiles".

‘NO TE DESPEGAS DE LA ROBÓTICA’

Daniel Gómez Núñez apenas empezó el primer semestre de preparatoria, tiene 15 años de edad y está en su primer año en Cerbotics y su mayor motivación para formar parte del equipo fue que desde pequeño le interesó el mundo de los robots, así como la informática. Su gusto por estas ciencias comenzó alrededor de los 8 años de edad.

Su vida también experimentó cambios. Antes, comenta, tenía todo el tiempo libre para hacer lo que quería, y ahora es más limitado. "Si antes podía jugar tres horas ahora solo es una o menos, ahora son más responsabilidades, realmente no te despegas de la robótica".

Daniel se encarga del área de electrónica, pero también efectúa trabajos de diseño y de mecánica. Indica que para aprender de esto ha recurrido a mentores, internet y compañeros que ya tienen experiencia.

Desde que comenzaron a trabajar para Dubái, en ocasiones dedica más de ocho horas diarias al igual que sus compañeros.

Su deseo es estudiar la carrera de mecatrónica y desde que recuerda siempre ha querido incursionar en esa profesión.

Sobre el apoyo de la gente cercana él, manifiesta que su familia siempre ha estado a su lado, al igual que los maestros y amigos.

Explica que así como hay un desgaste físico, emocional e intelectual, también es cierto que "es mucho lo que se aprende, hay experiencias, pero esto en pocos lados se ve, hay un tiempo en que se siente mucho estrés, por los viajes, pero hay momentos de diversión, todo esto tiene su costo, pero también sus ventajas".

‘ENSEÑARSE UNO MISMO’

Miguel Ángel de León Adame va por su tercer año en Cerbotics y él es el programador del equipo.

El joven tiene 16 años y cursa tercer semestre de bachillerato. Su motivación para ingresar a este proyecto nació de su gusto a la ciencia y la tecnología.

"Desde el primer momento en que tuve una computadora supe que yo quería irme por esta línea de vida, para crear tecnología, aprender ingeniería".

Para adquirir conocimientos sobre su labor ha recurrido a los docentes y a través de tutoriales en internet, lectura de libros. "Gran parte de lo que se aprende aquí es cosa de enseñarse uno mismo".

La preparación para competir en la "olimpiada" es intensa para todos, desde mentores, padres de familia, y todos los que están inmersos en el proyecto.

Sus padres han sido parte fundamental de su desarrollo en el equipo. "Ellos están muy felices… me traen varias veces al colegio, me esperan cuando salgo tarde, se preocupan por mi alimentación, pero son gajes del oficio".

Uno de sus objetivos al querer estudiar ingeniería biomédica es para ayudar a la sociedad.

‘AQUÍ HAY UN LUGAR PARA TODOS’

Alma Sophia Coté García tiene 17 años de edad y estudia el quinto semestre de preparatoria.

Ella se interesó en el equipo porque vio una demostración y una plática. Allí tuvo su primer contacto y oportunidad de probar un robot.

Sophia va por tu tercer año en Cerbotics y ella se encarga del área de la comunicación, el manejo de las redes sociales (hacer publicaciones, manejar información, tener contacto con patrocinadores).

"Nunca había tenido la oportunidad de representar a mi comunidad de esta manera como la competencia en Dubái. Han cambiado muchas cosas, porque ahora no solo soy responsable de mí, ahora somos responsables de la imagen del equipo, del colegio y en la competencia del país".

Afirma que Cerbotics trabaja como si fuera una pequeña empresa, porque hay un área de construcción y una de relación. Dice que de ambas se puede aprender dentro del equipo. "Aquí hay un lugar para todos siempre y cuando quieran trabajar, porque aquí nada es gratis y tenemos que trabajar todos".

La cualidad del grupo que más le apasiona a Sophia es que todos trabajan por hacer bien su trabajo.

‘INVIERTO MI VIDA EN ESTO’

Iván Samaniego Becerril se encarga de la mecánica, tiene 14 años y estudia primero de preparatoria.

Al ser el más joven, ha tenido un proceso difícil, porque dedica su tiempo libre a la robótica. Pero encuentra una gran satisfacción.

"Al inicio fue muy pesado, por el estudio, venir fin de semana y a veces quedarnos a dormir aquí, iba a un club deportivo y ahora no por estar aquí. He encontrado otra familia aquí, por eso no me salgo, invierto mi vida en esto porque sé que me va a hacer bien".

Sobre el equipo, resalta el apoyo que se da a la sociedad, el robot, la convivencia y que representan al colegio.

Actualmente Iván está interesado en la ingeniería aeroespacial o mecánica.

‘HAY QUE HACERLO DE LA MEJOR MANERA’

Jorge Venegas Lozano tiene 17 años y va por su cuarto año en la plantilla. Su labor inició en el área de electrónica, pero luego se cambió a la de programación para explorar diferentes campos y allí se quedó. Su desempeño tiene que ver con hacer el código del programa que el robot utiliza en la competencia.

"Al principio llegamos aquí siendo tímidos, pero requerimos hablar con personas, conforme hay eventos nos soltamos poco a poco, a veces me toca a ir a entrevistas, en un principio me parecía imposible, pero ahora lo hago con más facilidad".

Jorge sabe que hay elementos que tienen talento y al juntarlos todos se puede construir un proyecto funcional.

"Hemos desarrollado diversas capacidades y diferentes valores, porque no solo es robot, tenemos actividades de apoyo a la sociedad, comunitario, son requisito, pero tratamos de no verlo así, hay que disfrutarlo y hacerlo de la mejor manera posible".

Refiere que al salir de Cerbotics debe ser con un enfoque diferente, sin importar si la carrera que eligen es relacionada a la ciencia o tecnología, ya que se debe utilizar el aprendizaje y conocimiento para aplicarlos en algún invento o medio para ayudar a las personas.

‘LO HACEMOS TAMBIÉN PARA MOTIVAR A LOS DEMÁS’

Samir Chamán Serna tiene 15 años de edad y cursa primero de preparatoria, está en su segundo año en Cerbotics y labora en el área mecánica, donde arma y diseña el robot.

Desde pequeño le interesó armar y desarmar objetos, así surge su inquietud. Es por medio de video en YouTube que descubrió que existía la robótica.

Samir ha recibido apoyo de los mentores y de sus papás, así como de sus compañeros, lo cual agradece.

El menor destaca la unidad de todas las personas que integran el equipo, ya que también conviven fuera del aula y que todos tienen un gran interés en la robótica y en difundir la ciencia y tecnología en la comunidad, para motivar a los jóvenes.

Asegura que esta labor requiere de sacrificios, pero una satisfacción es que todo el tiempo aprende.

LÍDER

Max Alejandro Cuevas, "head coach" del equipo, expresa que es una gran satisfacción para él trabajar con los jóvenes y un reto FIRST.

"Ya tengo cinco años aquí y me sorprende cada vez más el alcance que están teniendo los chicos. Gracias al trabajo de los maestros, del colegio y de nuestros patrocinadores, de padres de familia y alumnos, se ha llegado a donde estamos ahorita: asistimos al mundial de Houston en tres ocasiones y ahora nos toca ser el seleccionado mexicano en las competencias olímpicas en Dubái.

Este es el primer equipo de Torreón que participa en esta justa y que representará a México en el mundial de robótica.

"Estamos enfocados en las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas, todas esas habilidades que se aprenden desde la secundaria, la preparatoria, es puesto en práctica en el club de robótica, se desarrollan una serie de habilidades como trabajo en equipo, solución de problemas bajo presión y con recursos limitados, y la creación de áreas específicas para cada estudiante. Quiere decir que cada joven que entra a robótica puede tener diferentes áreas de conocimiento que abarcan desde las administrativas, comunicativas, de ingeniería y matemáticas... todo es un desarrollo de habilidades multidisciplinarias que básicamente ahora las empresas que dominan los mercados mundiales están pidiendo eso en sus trabajadores".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...