20 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Niegan influencia por Ley de Extradición

Deberá EUA evaluar la autonomía de la antigua colonia británica

EFE
HONG KONG, viernes 06 de septiembre 2019, actualizada 8:07 am

Enlace copiado

La controvertida máxima autoridad de Hong Kong, Carrie Lam, aseguró este jueves que Pekín no jugó papel alguno en su sorpresiva decisión de retirar ayer el polémico proyecto de ley de extradición, que se produjo tras once semanas de negarse a hacerlo mientras el movimiento antigubernamental protestaba por ello.

En una rueda de prensa celebrada en la mañana de hoy, Carrie Lam explicó que Pekín había "respetado" su "punto de vista", que la "apoyó totalmente" y que honró el principio que rige la autonomía hongkonesa, conocido como 'un país, dos sistemas', mientras ella se enfrentaba al problema de la ley de extradición, que ha llevado a Hong Kong a una crisis política sin precedentes.

El miércoles, Lam anunció en una alocución grabada la retirada del proyecto, junto a otras tres nuevas medidas para hacer frente a la crisis, para "apaciguar completamente las preocupaciones públicas".

Esta inesperada decisión se produjo más de once semanas después de que Lam anunciase la "suspensión" del proyecto, el 15 de junio, y ocho semanas después de que lo diese por "muerto", el 9 de julio.

Esos dos anuncios no fueron capaces de calmar a los manifestantes antigubernamentales, que temían que el proyecto fuese a ser retomado más tarde.

Este temido proyecto habría permitido que los fugitivos en Hong Kong fuesen extraditados a la China continental, donde comparecerían ante tribunales controlados por el Partido Comunista de China (PCCh).

En estos más de dos meses, la controversia que rodea al proyecto se ha convertido en un movimiento de protesta contra el Gobierno en toda la ciudad, que no da señales de darse por vencido, con los manifestantes subiendo sus apuestas contra la Policía, cuerpo que se encuentra en el centro de las críticas por su supuesta brutalidad e infracciones legales a la hora de hacer frente al movimiento.

El movimiento también ha provocado que Hong Kong se vea en medio del fuego cruzado de la guerra comercial Estados Unidos-China: el presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió a mediados de agosto que las negociaciones con China podrían complicarse si Pekín "hiciera algo violento en Hong Kong".

El próximo 9 de septiembre, cuando el Congreso estadounidense vuelva a reunirse, los legisladores debatirán el Acta de Derechos Humanos y Democracia en Hong Kong.

Las protestas en Hong Kong

no afectan a seguridad ni negocios:

*La misiva afirma que los sectores empresariales de la ciudad "están atentos para mantener su mejor servicio para nuestros clientes locales y del extranjero".

*Las autoridades hongkonesas confirmaron los dichos.

*Señalaron que seguirán defendiendo el Gobierno y el orden.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...