19 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Los padres que lloran a sus hijos asaltantes abatidos

EL UNIVERSAL
CIUDAD DE MÉXICO, jueves 22 de agosto 2019, actualizada 7:11 pm

Enlace copiado

Tras asaltos fallidos, cada vez es más común que en redes sociales circulen videos donde se muestra que padres de familia llegan para reconocer el cadáver de sus hijos y hacen hasta lo imposible para estar cerca de ellos por última vez, luego de que el presunto asaltante muriera al intentar perpetrar el robo.

Aquí te dejamos un recuento de los casos más virales y las historias que mayor impacto han generado en fechas recientes.

ASALTO FRUSTRADO EN POLANCO

Cuando el padre de Eduardo "N", de 20 años, llegó al cruce de Edgar Allan Poe y Ejército Nacional, en Polanco, comenzó a forcejear con los policías que resguardaban la escena del crimen, en donde se encontraba el cadáver de su hijo. "¡Es mi hijo!", gritó mientras traspasaba la línea amarilla de acordonamiento para resguardar la evidencia.

Aunque los policías se lo impidieron, el sujeto los retaba y buscaba acercarse al cuerpo del joven. La madre del joven, asesinado supuestamente por un exmilitar que le disparó tras un asalto en un banco en Polanco, lloraba al igual que otra mujer, quien hablaba por teléfono y trataba de consolar al parecer, a su familiar.

Eduardo viajaba en una motocicleta junto con otro muchacho con una mochila, como la que utilizan los repartidores de comida. Ya en otras ocasiones, ladrones se han "disfrazado" de repartidores para cometer algún ilícito.

Cerca de las 16:00 horas, Eduardo y su supuesto cómplice amagaron a un hombre para que les diera 10 mil pesos que retiró de una sucursal bancaria, pero en lugar de llevarse el botín, los dos jóvenes recibieron balas, que supuestamente disparó un exmilitar, padre del hombre al que buscaban asaltar.

El cómplice de Eduardo logró escapar, pero él quedó tendido, junto a su moto y la mochila de repartidor sobre el asfalto, hasta donde sus familiares llegaron antes de que los peritos levantaran su cuerpo.

"ERA MI BEBÉ"

Cuando amagaba con un revólver a una cuentahabiente en el estacionamiento de un banco, un supuesto ladrón fue abatido por un policía de investigación, frustrando el robo de más de 130 mil pesos que la víctima había retirado en la alcaldía Cuauhtémoc.

"Sí, es mi hijo señorita, déjeme ver a mi hijo, se lo ruego por piedad (…) por favor déjeme ver a mi bebé", clamó la madre del hombre abatido. La víctima, de 25 años, acudió al Bancomer ubicado sobre el Eje Central Lázaro Cárdenas, esquina Doctor Martínez de Río, en la colonia Doctores, donde realizó la transacción. "Era mi bebé, era mi bebé, señorita, déjeme ver a mi hijo", dijo la madre del joven baleado entre lágrimas y suplicas.

La cuentahabiente no se percató de que era acechada por al menos tres sujetos que la siguieron hasta su auto, estacionado en la parte baja del lugar, donde fue amagada a punta de pistola. Sin embargo, el elemento adscrito al Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI) intervino.

"Al entrar al estacionamiento, (el policía) se percata que un sujeto amagaba a una joven, por lo que éste le marca el alto y dicho sujeto empieza a disparar, por lo que el compañero repele la agresión", refieren los reportes policíacos.

De acuerdo con testimonios, al menos dos sujetos más salieron corriendo del estacionamiento. Paramédicos de la Cruz Roja acudieron para diagnosticar el deceso del asaltante y atendieron a la víctima, empleada de una barra de abogados. Familiares del fallecido lo identificaron como Jean o Jaem, de 25 años.

LE LLORAN A EDDIE, ABATIDO EN ECATEPEC

Un presunto ladrón de 16 años de edad murió al enfrentarse a balazos con elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México al intentar huir después de que, en complicidad con otros dos sujetos, robó a comensales de un puesto ambulante de comida en la colonia Jardines de Santa Clara.

Los hechos se registraron en la avenida R1, esquina con Circunvalación Norte, en donde tres individuos que iban en una motocicleta color naranja habían despojado de sus pertenencias a los clientes del negocio. Cuando pretendían escapar oficiales que viajaban en una patrulla de la corporación estatal se percataron de lo que ocurría y descendieron, pero fueron recibidos a balazos por los supuestos asaltantes, por lo que repelieron el ataque.

Uno de los tres desconocidos fue herido en el intercambio de balazos y quedó tendido en el pavimento. Los otros dos cómplices huyeron en otra motocicleta color negro que estaba cerca del lugar.

Al sitio arribaron paramédicos del Servicio de Urgencias del Estado de México, pero cuando trataban de darle los primeros auxilios al joven lesionado, éste ya no tenía signos vitales. El propietario del puesto y los comensales identificaron al muchacho como uno de los que había participado en el robo.

Portaba una pistola calibre .38 especial Smith and Wesson con cuatro cartuchos útiles y, según la Policía estatal, había disparado en dos ocasiones. El padre del presunto ladrón llegó al lugar del tiroteo y lo encontró ya sin vida. Lo abrazó y lloró junto a su cuerpo, mientras amenazaba con vengarse de la muerte de su hijo. Tiempo después agentes de investigación informaron que tanto el padre como el hermano del asaltante abatido fueron detenidos por el delito de robo con violencia.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...