15 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

'Si volviera a nacer, volvería a ser bombero'

EDITH GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
GÓMEZ PALACIO, DGO, jueves 22 de agosto 2019, actualizada 7:49 am

Enlace copiado

"Si volviera a nacer, volvería a ser bombero", dice Luis Sánchez Balderas quien tiene 18 años desempeñando este oficio.

Entró de casualidad. Necesitaba trabajo y pasó por la Central de Bomberos de Gómez Palacio donde lo invitaron a incorporarse, así de la nada. Y es que, en aquel entonces, casi nadie quería ser bombero por la paga, les daban 300 pesos a la semana.

"Casi era voluntario estar aquí, pero recuerdo que don Carlos Herrera iba entrando como presidente y nos dijo que nos iba a dobletear el sueldo y sí, cuando entró él, a los dos meses nos pagan 600 y ya se nos hacía mucho", dice.

Estaba estudiando la preparatoria cuando recibió la invitación. Luis estuvo un tiempo en el Cuerpo de Bomberos, sin embargo se casó y decidió abandonar a la unidad. Pero no se separó por mucho tiempo, pues dos años después ya estaba de regreso y, desde entonces, ha pasado 18 años ininterrumpidos ejerciendo esta noble labor.

"Cuando yo entré era por necesidad, y ya después fue porque le agarra uno el cariño a ser bombero, al momento de salvar una vida, el que nos digan "gracias" es más que si nos dieran una propina, se siente uno orgulloso de salvar una vida", dice.

Su paso por el Cuerpo de Bomberos no ha sido fácil, es un trabajo que implica alto riesgo. En su caso, ha sufrido varios accidentes, el que más lo ha marcado fue donde perdió parcialmente la audición.

"Yo choqué. Nos reportaron que había una gente prensada en el Miguel Alemán, iba yo por el J. Agustín Castro, y en eso se nos atravesó un carro y por frenar fui y me estrellé en un anuncio, para no matar gente, para no llevarme a más personas, me estampé".

Recuerda que quebró el parabrisas con la cabeza y por este motivo perdió la audición en el oído izquierdo.

"Nosotros, para prender las sirenas es porque hay alguna emergencia: se está quemando una casa, hay un choque con prensados, etc., no lo hacemos para pasarnos los rojos porque nos sancionan, por eso es importante que la gente nos ceda el paso, pero la mayoría no hace caso y esto nos arriesga a nosotros y a terceros".

De los accidentes que más lo marcaron en su carrera está el choque de un autobús de pasajeros con un tráiler.

El bombero y su compañero atendieron la llamada de emergencia, pero a su llegada encontraron que cinco personas habían fallecido ya.

"Fue en la autopista de Lerdo, ahí hubo cinco muertos y muchos lesionados, aunque se perdieron vidas, salvamos otras; las rescatamos con pies quebrados, manos quebradas; una persona que iba caminando en el pasillo al momento del accidente salió impulsada y cayó abajo de las llantas del tráiler, tuvimos que levantar para sacarlo porque sí lo apachurró".

Además de este accidente, otro servicio que lo ha impactado fue un vehículo que se fue al canal.

Narra que el conductor era un hombre alcoholizado que viajaba con su hija de tres años a bordo y cuando cae el carro al agua, él se pone a salvo, pero la niña se ahoga.

"Cuando se le quita lo borracho y según él se quería aventar, la mayoría de los que estaban ahí le decían 'aviéntate', 'aviéntate' porque somos seres humanos y pues te gana el coraje y más tratándose de niños".

Encontrarse con la muerte con frecuencia, ha hecho que Luis Sánchez busque extremar precauciones ante situaciones que parecen inofensivas como nadar en una alberca, conducir o hasta brincar en la cama, actividad que le tiene prohibida a sus hijas, pues dice que una caída puede tener consecuencias fatales.

Él está consciente de que algunos casos pueden ser exageraciones producto de su experiencia en este trabajo, pero "más vale prevenir".

Con 18 años en el Cuerpo de Bomberos no se imagina en otro lugar, si por el fuera continuaría aquí el resto de su vida.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...