15 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Deportes

Brown busca modelo más reciente de casco

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 14 de agosto 2019, actualizada 9:08 am

Enlace copiado

Conforme los atletas se hacen más grandes, fuertes y rápidos que antes, las conmociones (causadas por colisiones violentas) se han convertido en una problemática para el futbol americano en todos los niveles.

Las conmociones pueden ocurrir cuando el cerebro se mueve adentro del cráneo por un impacto o un "latigazo cervical". En un intento por reducir el riesgo, la NFL y el Sindicato de Jugadores han enlistado los cascos considerados con la mejor seguridad y otros que se prohibieron por su antigüedad y su carencia de elementos para reducir los impactos entre jugadores.

A pesar de eso, el receptor de los Raiders, Antonio Brown está obsesionado con utilizar el Schutt Air XP, un casco que fue popular entre equipos pertenecientes a programas juveniles.

Brown declaró que si la NFL no le permitía usar su casco de la vieja escuela se retiraba. Ahora, deberá decidir si, como adelantó, deja la Liga o escoge alguno de los 20 modelos que están elegibles. Aunque ayer en su cuenta de Twitter pidió a la gente que le hiciera llegar un casco del mismo modelo, pero que tenga menos de 10 años de fabricado, y a cambio entregaría uno firmado y usado en las prácticas.

El quarterback Tom Brady es otro afectado por la prohibición de modelos. Brady es un enamorado del Ridell VSR4, que se empezó a utilizar hace 25 años pero que en estudios realizados por la universidad de Virginia, es el que menos protección brinda a los atletas.

Brown dice que los nuevos cascos interfieren con su visión y hacen que sea más difícil atrapar el balón.

De todos los deportes, el futbol americano representa la mayor incidencia de conmoción cerebral en los Estados Unidos debido a la gran cantidad de atletas que participan y la naturaleza del deporte.

La política de la NFL dicta que el Comité Operativo Nacional de Normas para Equipos Deportivos (NOCSAE) debe certificar todos los cascos. El comité no aprueba los que tienen más de 10 años, como sucede con el Schutt de Brown y el Ridell de Brady.

El quarterback declaró la mañana del lunes que a pesar de no sentirse cómodo no tuvo otra opción que cambiar de casco. En total, 32 jugadores se mantenían hasta la campaña pasada utilizando el Ridell VSR4, entre ellos Tom Brady y Aaron Rodgers, estrellas de la NFL.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...