24 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

Piden apoyo para el pequeño Derek

La familia solicita apoyo para pagar la cuenta del hospital donde se encuentra Derek

EDITH GONZÁLEZ/EL SIGLO DE TORREÓN
GÓMEZ PALACIO, DURANGO, martes 13 de agosto 2019, actualizada 8:10 am

Enlace copiado

La situación del pequeño Derek Covarrubias, de cinco años, y su familia, es desesperante; él tiene una rara enfermedad que al día de hoy le cuesta más de 50 mil pesos, debido a que está internado en una institución privada, la mejora de su salud es lenta, no tienen recursos, ni vivienda propia y además requiere pagar esa cantidad para salir y atenderse en una institución pública.

Su cara es de hartazgo, de dolor. El niño no quiere ni voltear, está postrado en cama con las sábanas y le molestan.

-¿Cómo estás?- se le preguntó.

Se voltea y empieza a hacer pucheros. Se acaba de ir una cámara de televisión con dos periodistas que también llegaron a hacer entrevista, pues su madre ha convocado a los medios para que llegue al último rincón del mundo, si es posible, su llamada de ayuda.

Por el dolo, pide que lo destapen, quiere que sus testículos estén al aire. Son como una pelota de beisbol o más grandes, están enrojecidos y le duelen. Su panza mide 85 centímetros y su ombligo también sobresale.

SÍNDROME NEFRÓTIC

Su madre, Karla Castro, dice que la enfermedad se llama Síndrome Nefrótico y está relacionado con la funcionalidad de sus riñones.

De esos órganos se escapan las proteínas, una de ellas es la albúmina que ayuda a su cuerpo a deshacerse del líquido extra. Cuando no hay suficiente cantidad de esta proteína en la sangre, el líquido se acumula en el cuerpo.

Por la situación, el niño contrajo una infección en la sangre, lo que agravó su salud.

Derek padece el síndrome nefrótico desde que tenía un año y medio.

ITERRUPCIÓN DEL TRATAMIENTO

Hasta que cumplió cuatro dejó de ser atendido en el Hospital de Alta Especialidad Número 71 del Seguro Social, debido a que su padre fue despedido del trabajo. Pasado un año, recuperó el empleo y con él, el servicio médico.

Sin embargo interrumpir el tratamiento en esta institución de alta especialidad, le significó el deterioro de su salud a tal grado que el jueves 1 de agosto, ingresó a la Hospital Número 46 del Seguro Social y de ahí lo enviaron otra vez a la 71.

Permaneció poco tiempo, pues es el nefrólogo dijo que le faltaban unos estudios que debieron haberle hecho en la 46 y sin ellos no podía hacer nada.

BUSCAN PAGAR LA CUENTA

De regreso en el Hospital, lo dieron de alta. No pasó ni un día cuando regresó a la institución de Salud. Esta vez el incesante llanto, la falta de atención y el semblante de desesperación que tenía el niño hizo que, desesperados, sus padres lo trasladaran a una Institucón de salud privada, donde ingresó el lunes 5 de agosto y actualmente es atendido. Pero la familia es de escasos recursos y ya no puede con la cuenta.

"Ayer eran más de 37 mil pesos, ahorita (ayer) yo creo que es de 40 mil pesos y cada día con como 10 mil más. Queremos trasladar al niño a la 71, pero primero tenemos que pagar", dice la madre.

El panorama para Derek no es alentador, pero hay una esperanza. La familia se aferra a ella y mientras viva harán lo que parezca imposible para que el niño recupere su salud

"Ellos me dicen que esa enfermedad es de por vida, pero puede que cuando crezca sus órganos empiecen a madurar más y con el medicamento es para que no se vayan a descompensar los riñones porque si sus riñones no funcionan, tendríamos que trasplantar o dializar".

La aportación para ayudar al pequeño Derek se hace a través de la cuenta Banamex 5256 7829 1665 9892. Si la quiere en persona, se puede comunicar con Karla Castro al 8711714201.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...