18 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Trump quiere endurecer control de armas, pero con apoyo de la NRA

El mandatario afirmó en Twitter que está teniendo 'serias conversaciones' para mejorar la verificación de antecedentes

EFE
WASHINGTON, viernes 09 de agosto 2019, actualizada 2:02 pm

Enlace copiado

El presidente de EUA, Donald Trump, dijo este viernes que está trabajando con el Congreso para endurecer los controles de antecedentes para los compradores de armas, pero consideró que esa reforma debe tener en cuenta las ideas de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés).

El mandatario afirmó en Twitter que está teniendo "serias conversaciones" con el liderazgo de la Cámara de Representantes y del Senado para mejorar la verificación de antecedentes, una medida a la que tradicionalmente se ha opuesto la NRA y la mayor parte del Partido Republicano.

"También -añadió Trump- he estado hablando con la NRA, y otros, para que sus muy fuertes opiniones puedan tener representación y ser respetadas".

Esta idea del mandatario ha causado cierta polémica, ya que algunos sectores de la sociedad estadounidense creen que la NRA con sus generosas donaciones a políticos ha conseguido comprar a los miembros del Congreso y evitar que aprueben cualquier ley para fortalecer el control de armas.

Este mismo jueves, el presidente de ese grupo de presión, Wayne LaPierre, reiteró en un comunicado que la "NRA se opone a cualquier legislación que injustamente" restringa el derecho a portar armas, protegido por la Segunda Enmienda de la Constitución de EUA.

LaPierre declinó comentar sobre cualquier "conversación privada" que haya podido tener con Trump u "otros líderes clave".

El debate sobre el control de armas se produce después de que este fin de semana, en menos de 24 horas, 31 personas murieran por los disparos de dos hombres blancos que abrieron fuego contra los vecinos que compraban en un centro comercial de El Paso (Texas) o que se divertían en una zona de ocio de Dayton (Ohio).

Desde entonces, Trump ha insistido en que el problema no es la capacidad de sus conciudadanos para comprar armas diseñadas para la guerra, sino los desequilibrios mentales de "unos monstruos".

El Congreso de EUA lleva más de dos décadas sin aprobar una ley que limite significativamente la posesión de armas; pero el mandatario aseguró hoy que tiene una "gran influencia" en el Senado y la Cámara de Representantes y que podrá conseguir un cambio legislativo.

Además, Trump se mostró confiado en poder convencer a los miembros de su propio partido, que tradicionalmente se han opuesto al control de armas.

"Creo que los republicanos van a ser geniales y liderarán el cambio con los demócratas", aseveró Trump.

A su vez, reveló que el jueves habló por teléfono con el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, quien, subrayó, está "totalmente a bordo" con sus ideas.

McConnell, que ha recibido durante años millonarias donaciones de la NRA, indicó ayer, por primera vez en mucho tiempo, que podría estar abierto al cambio, al afirmar que el Senado podría considerar un proyecto legislativo para fortalecer el control de antecedentes cuando vuelva de su receso de agosto.

Hasta ahora, McConnell se había negado a someter a voto en la Cámara Alta, de mayoría republicana, una proyecto de ley aprobado en febrero en la Cámara Baja, dominada por los demócratas.

Esa iniciativa propone que el Gobierno federal verifique los controles de antecedentes penales y las capacidades mentales de todos aquellos que quieran comprar una arma, incluidos quienes las adquieren por internet o en ferias.

Actualmente, a nivel nacional, ninguna ley obliga a someter a controles de antecedentes a quienes adquieren armamento en la red o en convenciones de armas.

Entre bastidores, Trump también ha conversado sobre el tema con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y con el demócrata de mayor rango en el Senado, Chuck Schumer.

En un comunicado conjunto, Schumer y Pelosi dijeron que el presidente les ha dado "garantías" de que revisará el proyecto de ley de la Cámara Baja y que ha entendido el interés de los demócratas para que se apruebe lo antes posible con el objetivo de "salvar vidas".

Si Trump respalda esa legislación y McConnell la lleva al Senado, entonces EUA estaría viviendo un momento de cambio en su debate sobre el control de armas.

No obstante, tras otros tiroteos como el de una escuela de Parkland (Florida), Trump también prometió cambios en las normas de armas y acabó por proponer que se entregaran pistolas a los maestros de las escuelas, lo que supuso un respaldo completo a una de las ideas más famosas de la NRA.

De acuerdo con información de Gun Violence Archive (GVA), un grupo que documenta incidentes de violencia con armas en EUA, en lo que va del año se han producido 33,848 tiroteos en el país, que han causado la muerte de 8,976 personas y 17,735 heridos, entre los que figuran 400 niños de menos de 11 años.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...