22 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Torreón

Histórica temporada de ópera en Torreón

Se presentaron Rigoletto, Madame Butterfly y La Traviata

DOMINGO DERAS TORRES / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, jueves 08 de agosto 2019, actualizada 7:47 am

Enlace copiado

Al iniciar la década de los sesenta del siglo pasado, en Torreón, se habían presentado algunos eventos artísticos del género clásico en los que se registró una aceptable concurrencia, quedó de manifiesto que un núcleo de la sociedad lagunera tenía una refinada adicción a las expresiones del arte.

Tiempo atrás habían sido presentados con gran éxito espectáculos de alta calidad como la Orquesta Sinfónica de Washington, el Cuarteto de Cuerdas Pfeifer, el Ballet Folklórico Yugoslavo y los Niños Cantores de Viena. Era tiempo, ya, que una compañía operística viniera a Torreón para deleitar a un demandante público lagunero deseoso de presenciar las obras maestras del bel canto.

UN PROYECTO REALIZADO

En 1962, el Patronato Lagunero pro Arte y Cultura (PLAC) con domicilio en Torreón, estaba integrado por un grupo de amantes de las manifestaciones artísticas que se dio a la tarea de realizar una Temporada de Ópera que tuvo como escenario el Teatro Martínez. Mediante los auspicios de la transnacional firma Conciertos Daniel, se contrató a la prestigiada Compañía Italiana de Ópera, compuesta por cantantes de la Scala de Milán y de la Ópera de Roma.

Conciertos Daniel estaba dirigida por el dinámico empresario artístico de origen cubano, Ernesto de Quesada, quien se especializó en organizar la presentación de conciertos con renombradas orquestas sinfónicas, funciones de ballet y ópera en ciudades de Europa y América; siempre lo acompañó el éxito.

De Quesada presentó en diversas giras, entre otros grandes valores del arte musical clásico, al guitarrista Andrés Segovia y a los famosos pianistas Claudio Arrau y Arthur Rubinstein. En México, fue amigo del compositor Manuel M. Ponce, quien le dedicó piezas musicales.

Traer a esta acreditada compañía de ópera italiana a Torreón, resultaba harto difícil e implicaba para el comité organizador, realizar un gran esfuerzo y un gasto financiero importante. Pagar boletos de avión, hospedaje, comidas, traslados del vestuario e instrumentos musicales de una orquesta y demás equipo, resultaba muy riesgoso en caso de que no se vendiera a satisfacción el boletaje.

IMPORTANTES PATROCINADORES

El principal promotor a nivel local fue el Patronato Lagunero pro Arte y Cultura (PLAC), además, intervinieron una serie de entusiastas personas físicas y morales de la Comarca Lagunera que también fungieron como patrocinadores. Fue muy relevante su valioso apoyo para consolidar la magna presentación operística, he aquí la lista:

Personas morales: Compañía Cervecera de la Laguna, S.A., Embotelladora de Coahuila, S.A., Compañía Mexicana de Explosivos, S.A., Metalúrgica Mexicana Peñoles, S.A., Asociación Algodonera de la Laguna, Empresa Abastecedora de Aguas y el Instituto Francés de la Laguna.

Personas físicas: Lic. Salvador Sánchez y Sánchez, Carlos I. Volkhausen, Antonio P. González, Juan Murra Marcos, Elías Murra Marcos, Isidoro R. Gancz, Ing. José F. Ortiz, José Valdés Villarreal, José Valdez Gómez, Pedro Valdés, Dr. Enrique Viesca Benavides, Ing. Domingo J. Valdés Villarreal, Valeriano Lamberta Colosía, Luis Díaz Flores, Antonio de Juambelz y Bracho, Alonso Gómez Aguirre, Florentino Bustillo, Nicolás Castañeda, Arq. Jerónimo Gómez Robleda, Gabriel Ceniceros y Juan Abusaíd Ríos.

FUERON PRESENTADAS TRES ÓPERAS

Esa histórica Temporada de Ópera en Torreón consistió en la presentación de las siguientes tres óperas:

El 3 de octubre de 1962 el público lagunero presenció Rigoletto del universal Giuseppe Verdi. Al día siguiente, fue escenificada Madame Butterfly del celebérrimo Giacomo Puccini y, finalmente, el día 5 tuvo lugar la representación de La Traviata también de Verdi.

Luis Díaz Flores, por aquella época residente en Torreón y quien fuera director del periódico La Opinión de la ciudad de Los Ángeles, California, fue activo colaborador cultural en las páginas de El Siglo de Torreón. En su columna, escribió interesantes crónicas de aquellas tres inolvidables noches de gala operística vividas en el Teatro Martínez.

Nunca antes, ni tiempo después, Torreón ha tenido una temporada de ópera como la que centenares de sus habitantes disfrutaron hace cincuenta y siete años.

EL ELENCO DE CANTANTES

Luciana Serafini (1930-1998), nativa de Módena, fue una soprano dramática italiana que logró magníficas actuaciones y conquistó los aplausos del exigente público de la Scala de Milán, la catedral de la ópera en el mundo.

Antonio Annaloro (1920-1996), tenor italiano nacido en Palermo. Colaboró con importantes directores artísticos como Luchino Visconti y Tulio Serafin, la soprano Luciana Serafini fue su segunda esposa.

María Dalla Spezia (1925-1992), soprano lírica ligera italiana, oriunda de Groparello. Estudió sus primeros años en el Liceo de Picenza. Debutó como Rosina en el Barbero de Sevilla.

Franco Iglesias (1933-2016), barítono mexicano nacido en Monterrey, Nuevo León, compartió escenarios con María Callas, Renata Tebaldi, Renata Scotto, Alfredo Kraus y Giuseppe di Stefano. Fue maestro y gran amigo de Plácido Domingo.

Otello Bersellini (1912-2002), destacado barítono dramático italiano nacido en Parma y que en la Scala de Milán, fue calificado como uno de los mejores intérpretes de la ópera Rigoletto, tanto por su dominio escénico como por su bien timbrada voz.

Yolanda Di Tasso, mezzosoprano de origen griego nacida en Atenas en 1936, antes de venir a Torreón ya había cantado en los principales teatros de ópera italianos. También actuó en el Cairo, Niza, Bolonia y diversas ciudades de Alemania.

Livio Pombeni, bajo italiano, cuando cantó en el Teatro Martínez era su segunda gira operística por Hispanoamérica.

PLÁCIDO DOMINGO EN EL ELENCO

Entre las figuras que integraban el elenco de cantantes que en 1962, vino a Torreón, se encontraba el joven tenor Plácido Domingo (1941), quien contaba con 21 años de edad. Pocos años después conquistaría las palmas de la gloria como cantante de ópera y director de orquesta.

Octavio Sosa, conocedor de la trayectoria artística del famoso tenor nacido en Madrid, escribió: "Viajó a Monterrey, al teatro María Teresa Montoya, en septiembre del mismo año 62, para interpretar Amelia Al Ballo de Menotti, junto a María Ornelas, después a Torreón para encarnar a Pinkerton de Madame Butterfly (octubre 7) con la soprano Luciana Serafini y el 22 del mismo mes, en Guadalajara, hizo Alfredo de La Traviata con Irma González y Ausensi, bajo la batuta de Salvador Ochoa.

Años después, al llegar a la cúspide de la fama, Plácido Domingo formó parte de Los Tres Tenores junto al también español José Carreras y el italiano Luciano Pavarotti, quienes hicieron triunfales presentaciones en los principales teatros y bellos escenarios naturales del mundo; se alcanzaron altísimas ventas de los discos y videos de estos eventos.

Tal y como lo anotó su biógrafo Octavio Sosa, Plácido Domingo en Torreón, actuó en la trágica ópera Madame Butterfly, interpretando el papel de B. F. Pinkerton, teniente de la marina de los Estados Unidos que contrajo matrimonio en Nagasaki con la geisha Cio-Cio-San.

El renombrado tenor Plácido Domingo, tiene el mérito de ser el fundador de Operalia, una competencia musical de corte internacional para jóvenes cantantes de ópera que se celebra cada año; la fundó en 1993.

LA ORQUESTA Y LOS COROS

El director de la orquesta que acompañó durante su actuación a la Compañía Italiana de Ópera, en el Teatro Martínez de Torreón en 1962, fue Loris Gavarini, nacido en Marsa, Carrara, Italia. Traía la experiencia de haber dirigido orquestas en los principales teatros de Europa.

El director de coros fue el maestro Giorgio Frigo y como director de escena fungió Arsenio Giunta.

EDICIÓN ESPECIAL

Para difundir entre el público de la Comarca Lagunera, la Temporada de Ópera de Torreón, se mandó editar un programa que fue impreso en la firma Offset Roberto Reza y en su elaboración intervino Publicidad Vilalta.

Esta edición describía los datos biográficos de los cantantes participantes, los nombres del director de orquesta, maestro de escena, maestro de coro y de los directores artísticos. Además, narraba los argumentos de las tres óperas que fueron presentadas.

La publicación constaba de 52 páginas, circuló gracias al apoyo de las siguientes firmas comerciales establecidas en la Comarca Lagunera: Camionera de Torreón, S.A. de C.V., Farmacias Benavides, Mueblería El Siglo XX, Fábricas Unidas, S.A., Banco Lagunero, S.A., Restaurant Bar Tony, Joyería Núñez, Compañía Comercial Cimaco, S.A., Dina Renault de la Laguna, S.A., Aceros Eléctricos, S.A. de C.V., La Ciudad de París, S.A. de C.V., Tubería Laguna, S.A. de C.V., Estudio Ricardo Sosa, El Puerto de Liverpool, Restaurant Apolo Palacio, Financiera y Fiduciaria de Torreón, S.A., Autos Nazas, S.A., Banco Comercial Mexicano, S.A., Hotel Río Nazas, Salón de Belleza Conchita, Gas Comercial de la Laguna, Perfumería El Globo, El Mago de los Relojes, Garza Hermanos, S.A., Goodrich Euzkadi Lagunera, S.A. y Cerveza Cruz Blanca.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...