23 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Torreón

Hepatitis C: Rompiendo estigmas

Este 28 de julio se conmemora el Día Mundial Contra la Hepatitis, en busca de sensibilizar y concientizar sobre la enfermedad

DIANA GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, domingo 28 de julio 2019, actualizada 9:23 am

Enlace copiado

¿Alguna vez se realizó alguna intervención con el dentista? ¿Se hizo el microblading, micropigmentación o tatuaje estético en las cejas? ¿Recibió una transfusión de sangre antes de 1994? Usted puede tener hepatitis C y no saberlo porque la enfermedad no causa ningún síntoma hasta su etapa avanzada.

La creencia popular de que solo quienes usan drogas o las personas promiscuas pueden o tienen mayor riesgo de haberse contagiado con el virus de la hepatitis C no solo es un error sino también demuestra falta de conocimiento con respecto a las formas de contagio de este virus que estigmatiza socialmente a quienes lo portan. Con los medicamentos actuales que además revolucionaron la Medicina, la hepatitis C es curable en un 99 por ciento de los casos, incluso forman parte del cuadro básico de medicamentos del IMSS.

La hepatitis C es una enfermedad del hígado causada por el virus del mismo nombre que representa un problema de salud pública. Este virus puede causar infección, tanto aguda como crónica, cuya gravedad varía entre una dolencia leve que dura algunas semanas y una enfermedad grave de por vida. Es la principal causa de cirrosis hepática, carcinoma hepatocelular y es el agente causal de un 25 por ciento de los enfermos de cáncer del hígado.

El 28 de julio de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados conmemoran el Día Mundial contra la hepatitis, esto con el objetivo de acrecentar la sensibilización y la comprensión de la hepatitis viral y las enfermedades que provoca.

El doctor Francisco Solís, jefe del área de Gastroenterología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) 71 del IMSS en Torreón, Coahuila, es una autoridad reconocida en el país al respecto. El especialista forma parte del Consejo Nacional que se enfoca a todos los temas relacionados con la hepatitis C.

"A través de los años se ha difundido que la hepatitis C es una enfermedad que se transmite exclusivamente por drogas intravenosas o por promiscuidad sexual y automáticamente a los enfermos socialmente se les ve como drogadictos o promiscuos y la realidad es que existen muchas otras formas de contagio", comentó Solís.

El especialista enfatizó que una de esas formas de contagio es haber recibido una transfusión de sangre contaminada con el virus antes de 1994: "Tenemos muchos casos de mujeres que al dar a luz tuvieron una hemorragia obstétrica en 1992 o 1993 y entonces la sangre que se utilizaba en el procedimiento no era segura porque no se conocía el virus, es decir, hacías un análisis de la sangre y aparecía como limpia pero en realidad tenía el virus pero no había una prueba para detectarla. La sangre para transfusiones es segura a partir de 1994".

El médico también hizo hincapié en el riesgo de contagio en el caso de procedimientos odontológicos que son realizados sin buena práctica clínica: "¿Y a qué me refiero con ésto?, a que si una persona va al dentista y tiene hepatitis C y no lo sabe y el dentista no esteriliza su material como debe ser, puede contagiar el virus a los pacientes siguientes y eso lo vemos porque algunos dentistas usan equipo no médico para esterilizar, usan los hornitos de cocina y eso es una desinfección inadecuada pues deberían hacerlo en un equipo de esterilización al vapor de grado médico (autoclave), que es también lo que garantiza la esterilidad en los quirófanos".

En el caso de tatuajes de todo tipo, tanto los corporales como los de procedimientos estéticos tan populares en la actualidad y que están disponibles en casi todos los centros de estética femenina como el Microblading o la Micropigmentación de cejas, ojos o labios, el riesgo de contagio es latente sin importar que se utilicen agujas nuevas.

"Esto aplica para todos los tipos de tatuaje e incluso para el tatuaje de cejas, el estético. Sí se pueden contagiar de hepatitis C porque el hecho de que se utilice una aguja nueva no garantiza que no haya transmisión del virus porque usan la misma tinta, es decir, pueden abrirte la aguja nueva para el procedimiento pero el bote de donde toman la tinta, donde sumergen la aguja, suele ser el mismo que se utilizó con otra persona y al recargar la aguja aunque sea nueva ya se contamina. Para que fuera seguro el proceso necesitarían que la tinta y la aguja fueran nuevas y se colocaran en recipientes nuevos para cada cliente y eso incrementaría mucho el costo final por eso las personas que se dedican a estos negocios no lo hacen", dijo el gastroenterólogo.

Otra forma de contagio es picarse con una aguja o una navaja o bisturí que haya estado en contacto con la sangre de un enfermo de hepatitis C, por lo que el personal médico de todo el sector Salud lo considera como un riesgo de trabajo.

/media/top5/grafica128julio2019jpg.jpg NO ESTÁ CATALOGADA COMO ETS

Paradójicamente aunque a las personas con hepatitis C se les suele considerar como "promiscuas", la realidad es que este virus no entra en la categoría de enfermedades de transmisión sexual.

"No es una enfermedad de transmisión sexual y sin embargo está estigmatizada la persona o el paciente al respecto. La única manera de contagiarse vía sexual sería si el enfermo está sangrando, trae una herida o una cortada y la otra persona también tiene una herida o una cortada en sus órganos sexuales y hay intercambio de fluidos", dijo Solís, quien no obstante, recomienda siempre el uso del condón para prevenir enfermedades de transmisión sexual y el Sida.

Al respecto, si por ejemplo una mujer portadora de hepatitis C está menstruando, de tener relaciones sexuales no podría contagiar a su pareja a menos de que ésta tenga una herida en sus órganos sexuales y haya intercambio de sangre.

Caso distinto es el de las personas que intercambian agujas -por cualquier motivo- ya sean drogas o la reutilización de una jeringa con fines de aplicar otra sustancia.

"Las agujas compartidas, por ejemplo, entre drogadictos sí es un factor de riesgo. Además, los enfermos de hepatitis C deben tener cuidado con sus objetos personales como el cortauñas, tijeras o rastrillo", explicó el especialista, quien también enfatizó que no hay riesgo de contagio por tomar del mismo vaso o lavar la ropa de forma conjunta con el resto de la ropa de la familia: "No se contagia por saliva, no se contagia por dar besos, ni por tomar agua del mismo vaso o comer de la misma cuchara, es solo por intercambio de sangre. La ropa se puede lavar junto con la ropa de las otras personas, es más, por decirlo de alguna manera somos más peligrosos nosotros, las personas que no tenemos hepatitis C, para los enfermos que los enfermos para nosotros porque el enfermo está débil de sus defensas".

ASINTOMÁTICA

La hepatitis C no provoca síntomas, pero cuando los da, regularmente es porque la enfermedad está muy avanzada, detalló el especialista. "Color amarillo en los ojos, orina oscura como refresco de manzana, retención de líquidos, piel reseca, alteraciones en los exámenes del hígado y de sangre. Lo ideal es diagnosticarla antes de que dé síntomas", mencionó.

Regularmente las complicaciones o los síntomas de la enfermedad aparecen en personas que son portadoras del virus desde hace 15 o 20 años.

La única forma de detectarla es haciéndose la prueba, que además es gratuita para a los derechohabientes del IMSS pero también existen campañas al respecto por parte de otras instituciones como el ISSSTE, la Secretaría de Salud e incluso Sedena.

En el caso de que sean niños los enfermos, solo a partir de los 12 años reciben tratamiento pues antes de esa edad no se recomienda porque el virus no les causa daño, precisó el médico.

Síntomas

La infección aguda y crónica de la hepatitis C son generalmente asintomáticas:

*En el caso de la infección crónica, ésta se mantiene asintomática hasta décadas después cuando aparecen síntomas de daño hepático grave.

*Si los síntomas de daño hepático se presentan, éstos pueden incluir: fatiga, náuseas, vómitos, pérdida del apetito, fiebre baja (38.8 ºC) e ictericia (coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos).

LA CURA

Para un enfermo de hepatitis C que no cuente con seguridad social a través de alguna de las instituciones como IMSS o ISSSTE el tratamiento es muy caro, prácticamente incosteable en México para la mayoría de los ciudadanos, por ejemplo, en 2015 el IMSS compró 88 mil 332 piezas de medicamentos para combatir la hepatitis C para un universo de 7 mil pacientes. Esto representó un gasto de poco más de 232 millones de pesos. Actualmente al IMSS le cuesta el medicamento de un mes para cada paciente unos 170 mil pesos y eso es únicamente gracias a una negociación que se realizó con un laboratorio. Para cualquier persona pagar unos 500 mil pesos por mes de tratamiento no es factible.

AVANCE EN MEDICINA

Años atrás, la hepatitis C se trataba con medicamentos como PEG-Interferón (vacunas) pero solo curaba 45 por ciento de los casos.

En 2017, el IMSS fue la primera institución de salud pública que compró los que se consideraron como innovadores tratamientos que curan la hepatitis C. Por ello la inclusión al Cuadro Básico del IMSS de medicamentos como: Sofosbuvir - Ledipasvir y; Ombitasvir, Paritaprevir, Ritonavir y Dasabuvir. Así, el IMSS compró medicamentos como Viekira Pak o Harvoni que contenían dichas sustancias y con ellos se alcanzó una efectividad del 95 por ciento. Además, el tratamiento para la hepatitis C se redujo de 3 a 6 meses, mientras que con esquemas anteriores (Peginterferón Alfa 2a y 2b), el tratamiento se extendía hasta 2 años.

En este año 2019 con los nuevos medicamentos que también forman parte del cuadro básico del IMSS como son Maviret y Epclusa la eficacia es del 99 por ciento de los casos y solo en tres meses.

No obstante, para alcanzar estos resultados tan favorables y nunca antes vistos es necesario que los pacientes sean constantes en su tratamiento, que tomen la pastilla con la periodicidad indicada y que no beban alcohol porque éste disminuye la eficacia.

/media/top5/grafica228julio2019jpg.jpg ATENCIÓN EN EL IMSS

La UMAE 71 del IMSS, en Torreón Coahuila, fue autorizada dentro de los Centros de Excelencia Nacionales en manejo para hepatitis C desde el 1 de Febrero 2018.

Lo anterior, dijo el doctor Francisco Solís, fue porque desde el primero de Diciembre 2018 y con el apoyo decidido de la doctora Ana Irasema Ramos se inició un programa piloto de Telemedicina en esta UMAE y la Delegación Durango, programa único e innovador en el país para manejo de enfermos con hepatitis C que hasta el momento ha sido muy exitoso.

Desde el 1 febrero 2018 a la fecha la productividad de pacientes con diagnóstico de hepatitis C atendidos por consulta tradicional en la UMAE 71 fue de 708 mientras que por Telemedicina fueron 108. En total 816.

Los pacientes valorados y que fueron candidatos a recibir tratamiento antiviral fueron 136 de los cuales 81 fueron hombres en el rango de edad de 20-82 años y 55 fueron mujeres en el rango de edad de 25-85 años.

Los pacientes que ya finalizaron tratamiento fueron 100. Los pacientes actualmente en tratamiento son 36 y el porcentaje de eficacia de curación ha sido del 96 por ciento de los pacientes.

DETECCIÓN GRATIS

El gastroenterólogo Dr. Francisco Solís dará una conferencia dirigida tanto a personal médico (médicos, enfermeras, nutriólogos, químicos, etc.) de instituciones privadas y públicas como al público en general el próximo 8 de agosto a las 8 de la mañana en el auditorio de la clínica (UMAE) 71 del IMSS. Solo dura una hora por lo que al terminar, de 9 a 10 de la mañana, el IMSS regalará pruebas rápidas de hepatitis C a toda la población que acuda en ese horario sin importar que sean o no derechohabientes.

/media/top5/grafica328julio2019jpg.jpg

Mortalidad

En el periodo 2000-2015, la tasa de mortalidad promedio por hepatitis C en el IMSS a nivel nacional fue de 1.10 defunciones por cada 100 mil derechohabientes:

*Durante la presente administración, la tasa de mortalidad promedio por hepatitis C en el IMSS es de 1.14 muertes por cada 100 mil derechohabientes.

*De igual forma, durante el mismo periodo, el total de defunciones por hepatitis C en el IMSS ha sido de 1,570 defunciones.

Tratamiento

Actualmente, se cuenta con 9 Centros de Referencia del IMSS para el tratamiento de la hepatitis C, los cuales se distribuyen por regiones en función del alcance en la cobertura poblacional.

Dónde acudir:

*Región Nor-Occidente: HGR No. 20 Tijuana, UMAE HE CMN Occidente.

*Región Noreste: UMAE N°71 de Torreón, Coahuila; HGR No. 6 Ciudad Madero y; UMAE HE No. 25 Monterrey.

*Región Centro-Sur: UMAE HE Puebla, UMAE HE Siglo XXI.

*Región Centro-Norte: UMAE HE Mérida, UMAE HE CMN La Raza.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...