18 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Brasil está entrando a una ‘dictadura sutil’ con Bolsonaro: Castells

Asegura que el poder siempre se ha basado en el control de la información y la comunicación

EFE
RÍO DE JANEIRO, martes 16 de julio 2019, actualizada 2:14 pm

Enlace copiado

Brasil está entrando a una "dictadura sutil" con el Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro al pretender desmantelar la educación y cambiar el imaginario de su población a posiciones "completamente" opuestas con los derechos humanos, aseguró este martes el sociólogo español Manuel Castells.

De acuerdo con el académico, el primer factor que evidencia esa "sutil dictadura", manejada a través de las redes sociales, es el desmantelamiento de la educación, ya que, consideró, "una ciudadanía poco educada, mal informada y mal formada es mucho más manipulable".

"Ustedes en este momento están entrando a lo que yo llamo una dictadura de la era de la informática, una dictadura sutil en la que el imaginario de gran parte de la población brasileña está siendo cambiado en direcciones totalmente contrarias a los derechos humanos, al respeto, a la libertad", señaló Castells durante un seminario organizado por la Fundación Getúlio Vargas en Río de Janeiro.

Según Castells, con el Gobierno del ultraderechista hay un proceso de deconstrucción de todo lo que le permitió a Brasil luchar contra la dictadura militar (1964-1985), que solo puede contrarrestarse con el criterio propio y los valores de cada ciudadano.

"La única herramienta útil es la capacidad instalada en la personas de formar sus propios criterios, sus propias opiniones, sus propios valores y resistir", precisó.

Desde que llegó al poder, Bolsonaro, un capitán de la reserva del Ejército, emprendió una cruzada contra la educación que pasa por duros recortes presupuestales en universidades y colegios y el cambio de un sistema educativo en el que ve un embrión de la ideología de izquierdas.

Para el sociólogo y economista español -una de las principales referencias en la era de la información y las sociedades en red-, el caso de Brasil no es único y es una tendencia mundial de manipulación demagógica de los ciudadanos que se ha podido observar con Donald Trump en Estados Unidos, con Matteo Salvini en Italia y con el proceso del "brexit" en el Reino Unido.

"Ustedes no son los únicos perjudicados. Lo que está pasando en Brasil forma parte de un proceso mucho más amplio en que emociones negativas en términos de derechos humanos son mayoritarias", resaltó.

Castells asegura que el poder siempre se ha basado en el control de la información y de la comunicación, para lo que se utiliza la manipulación de las mentes y de las emociones a través de la coerción o la persuasión.

No obstante, para el académico, el poder que se mueve en el ámbito de la coerción es débil porque "siempre hay maneras de escapar de la coerción", porque no existen dominaciones permanentes y porque "los humanos somos libres y podemos reaccionar".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...