17 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Torreón

Entierros se solían hacer en los patios

En la antigüedad era una costumbre legal enterrar a los difuntos en casa

BEATRIZ A. SILVA MONDRAGÓN / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, viernes 12 de julio 2019, actualizada 7:39 am

Enlace copiado

Ya sea por falta de recursos económicos o por querer continuar teniendo de cerca al ser querido que acaba de fallecer, en la antigüedad en las casas de Torreón se daba el entierro de familiares en los patios de la casa, así lo expuso Carlos Castañón Cuadros, director del Archivo Municipal e historiador.

Comentó que el caso reciente de los hallazgos de restos de un pequeñito de 10 años de edad que data de 1946, encontrados durante los trabajos de construcción en una casa en el centro de la ciudad, puede ser parte de esas costumbres que se desarrollaban y que en aquel tiempo eran permitidas por la ley.

"En aquel tiempo las familias que no contaban con recursos económicos para llevar el cuerpo de su familiar a un detallado sepulcro o que simplemente quería tener muy cerca a su ser querido fallecido, lo enterraban en su casa, y esto es un acto que va más allá de algo tenebroso, eran cuestiones de costumbres, que además también se daban porque antes no había tanto cupo en los panteones, no existían lugares de entierro como ahora y por ello se realizaba así", destacó Castañon Cuadros.

En cuestión al reciente encuentro de lápida del pequeño "Eleodoro Rodríguez Salinas", de 10 años de edad, fallecido el 8 de abril de 1946, por las características de la misma, siendo que estaba tallada, podría decirse que el entierro en la casa se debió a una expresión sentimental, al querer la familia continuar teniéndolo cerca.

Según datos de la historia los Zapotecos mantenían lazos más allá de la muerte, ya que quienes se quedaban aún en vida, no tenían que ir muy lejos para visitar a los ancestros, bajo el piso de sus casas se encontraba la eterna morada de los jefes de familia.

PARA RECORDAR

El hallazgo de la lápida del menor en el sector centro de Torreón, se reportó alrededor de la 1:30 de la tarde del miércoles, cuando los empleados de la construcción realizaban un hueco para colocar un cimiento, momento en el que se toparon con algo duro que no les permitía continuar la excavación.

Al revisar de qué se trataba, los albañiles observaron una lápida con la inscripción "Eleodoro Rodríguez Salinas", de 10 años de edad, fallecido el 08-04-1946.

Los empleados reportaron el hallazgo de la tumba al número de emergencias 911, y al lugar acudieron los agentes de la Policía Investigadora de la Fiscalía General del Estado de Coahuila (FGEC) Delegación Laguna I, mismos que confirmaron el hallazgo y acordonaron el área.

Tras el hallazgo el actual propietario del predio contactó al vendedor, mismo que a su vez contactó a quien anteriormente lo había vendido, el cual dijo que, por los apellidos del menor, era familiar de quien le vendió la casa; sin embargo, comentó que actualmente no tiene contacto con la familia que le vendió, por lo que no existe familia que pueda reclamar los restos o explicar cómo es que el cuerpo del niño terminó en el lugar del hallazgo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...