23 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Torreón

Vive calvario por cumplir con programa de Verificación Vehicular

YOLANDA RÍOS / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH., viernes 05 de julio 2019, actualizada 5:45 pm

Enlace copiado

Un calvario vivió don Jesús Rubén del Valle Zertuche quien en aras de cumplir con una obligación ciudadana y evitar que lo molestaran, acudió a la revisión vehicular. Fue en la quinta ocasión y por diferentes motivos que hasta este viernes consiguió su calcomanía de “Verificado” y el engomado luce en su carro Sentra modelo 2000.

Fueron varias horas las que tuvo que pasar el vecino de la colonia Palmas San Isidro, para que su vehículo fuera revisado ya que sólo hay tres máquinas para atender a los ciudadanos y al transporte en general, en tanto que con una se atiende a los vehículos a diésel.

"Pero les hace falta gente que atienda a los ciudadanos que queremos cumplir. El gobierno municipal sólo exige y exige pero no nos facilita las cosas para pagarle, para tributarle", dice molesto.

Afirma que así como el gobierno municipal exige a los ciudadanos que paguen por cualquier cosa, "deberían estar preparados porque existe sólo un lugar para hacer estas revisiones y definitivamente no es suficiente para atender a todos los que queremos cumplir, aunque las autoridades no nos cumplan a nosotros".

Su caso lo expuso en la dirección de Medio Ambiente en la Presidencia Municipal a donde acudió el miércoles, prácticamente a pedir ayuda para que tuvieran consideración con él, debido a las vueltas que tuvo que dar al área de Verificación Vehicular situada en la calzada Francisco Sarabia.

La historia de don Jesús Rubén comenzó el 12 de junio cuando en atención a los llamados de las autoridades municipales fue a verificar su vehículo y resultó que el mofle traía problemas, lo mandó a arreglar, acudió de nueva cuenta y tras una nueva revisión, ahora le dijeron que tenía elevado el "HCPPM", que no sabe qué es y que regresara posteriormente ya que estaba reciente el arreglo del mismo.

Volvió a ir y se formó hasta que le tocó su turno y la versión de los encargados de las máquinas fue que el vehículo de su propiedad requería una afinación.

Y cumplió con eso. Gastó alrededor de mil 500 pesos incluyendo la mano de obra, con tal de atender todas las disposiciones

Acudió ahora en una cuarta vez, "porque me dijeron que había otros detallitos".

Como ya era demasiada la exigencia, el ciudadano inconforme fue este miércoles a la Dirección de Medio Ambiente a expresar su inconformidad y explicó los problemas de salud que enfrenta y pese a ellos a pasado horas esperando su turno para verificar.

Con las recomendaciones que le hicieron las secretarias de Medio Ambiente fue este viernes en la mañana al Centro de Verificación Vehicular, ya no se formó, ya no pagó, sólo les comunicó a los empleados lo que le dijeron en la presidencia y sin revisar el auto, le entregaron el engomado.

SE DESPROGRAMAN LAS MÁQUINAS

Señala que en las ocasiones en que formó parte de las largas filas para que le atendieran su unidad automotriz, se dio cuenta que las máquinas se les desprograman, que nada más hay tres y que hacen falta empleados.

"Los taxistas todos pasan invariablemente", afirma.

Expresa que varios ciudadanos quieren cumplir, pero se topan con negligencias de parte de la autoridad que los obliga a hacer largas filas de espera y tener que pagar varias veces, lo que implica que ese programa es sólo recaudatorio.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...