25 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Recuerdos del Ayer

LOS HERMANOS ESPANTO

SERGIO LUIS ROSAS / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, miércoles 03 de julio 2019, actualizada 8:56 am


Enlace copiado

La historia empezó en Torreón en 1959 cuando José Eusebio Vázquez Bernal decidió convertirse en luchador profesional, previamente había entrenado en la Escuela de Lucha Libre de la Plaza de Toros Torreón con Joe Marín y Polo Torres, dos grandes gladiadores laguneros. Decidió utilizar una máscara negra con una cruz blanca en la cara y escogió como nombre de batalla El Espanto.

Meses más tarde su amigo de la infancia Fernando Cisneros Carrillo, quien había sido boxeador amateur con el sobrenombre de “El Toro’’ Cisneros, empezó a luchar usando la misma máscara negra con la cruz blanca y tomó el nombre del Espanto II, naciendo así el dúo de Los Espanto. José Eusebio y Fernando debutaron en pareja el 24 de enero de 1961 derrotando a Tony López y Kiko Córcega.

La pareja de Los Espanto I y II seguiría ganado durante 34 semanas consecutivas en la función regular del martes en la noche, organizada por la Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL). Su éxito y el apoyo de los aficionados obligaron al empresario a contratarlos para la función de los Súper Viernes. Durante su carrera como pareja se enfrentaron a Lou Thesz, campeón mundial de Peso Pesado de la NWA, quien formó equipo con Blue Demon en una ocasión y en otra con El Huracán Ramírez.

En noviembre de 1962 se unió Miguel Vázquez Bernal, hermano menor de Fernando Eusebio, quedando integrada así la tercia de Los Hermanos Espanto. Los tres llevaban la misma máscara y usaban el mismo apodo, siendo considerados como la mejor tercia ruda de la lucha libre en México. Espanto I y II formaban a veces tercia con El Santo como parte de una historia en donde atacarían al Santo después de una función.

El 22 de junio de 1963 Espanto I, Espanto II y El Santo perdieron un combate contra la tercia integrada por Rito Romero, Rayo de Jalisco y Henry Picusso. Decepcionado por la derrota Espanto II (Fernando Cisneros Carrillo) atacó al Santo, en la riña terminó con su máscara destrozada y el rostro cubierto de sangre. Los Espanto I y II formaron también tercia con Gladiador para enfrentar a Ray Mendoza, René “El Copetes’’ Guajardo y Karloff Lagarde en una batalla épica que no se veía en el México de ese entonces.

En el trigésimo aniversario de la EMLL, El Espanto II (Fernando Cisneros Carrillo) perdió su máscara en una lucha de apuesta contra Rubén Juárez. Tres semanas más tarde, el 27 de septiembre de 1963, en el segundo programa del 30 Aniversario de la Empresa Mexicana de Lucha Libre, El Espanto I (José Eusebio Vázquez Bernal) le rapó la cabellera a Rubén Juárez en un gran combate para vengar la derrota sufrida por Fernando.

En el invierno de 1963 El Espanto II, ya sin máscara, se vio obligado a raparse por haber perdido contra El Santo en una lucha de máscara contra cabellera. La historia continuó semanas después cuando El Santo desenmascaró a El Espanto I en una de las luchas más sangrientas de la historia y que todavía es recordada por la afición.

Tiempo después El Espanto III (Miguel Vázquez Bernal) fue desenmascarado por El Huracán Ramírez, quedándose así Los Hermanos Espanto sin su legendaria máscara negra con una cruz blanca en la cara.

La victoria más importante de Los Espantos I, II y III fue cuando derrotaron a la tercia técnica de El Santo, Blue Demon y Mil Máscaras el 12 de junio de 1964. En 1966 Los Espanto I y II ganaron el Campeonato Nacional Mexicano de Parejas a El Santo y Mil Máscaras, pero en la revancha perderían los cinturones ganados frente a El Santo y Mil Máscaras.

El 30 de mayo de 1968 José Eusebio Vázquez Bernal (Espanto I) y el luchador Popeye Franco fueron asesinados por el propietario de una cantina en el interior de la misma en la ciudad de Monterrey. En el momento de la muerte de José Eusebio, Los Hermanos Espanto I, II y III estaban programados para realizar una gira mundial con fechas planeadas por Alemania, Francia, España y Japón.

Los promotores le ofrecieron a El Espanto II la oportunidad de ir solo a esa gira, pero Fernando Cisneros Carrillo se negó debido a la pérdida de su gran amigo José Eusebio Vázquez Bernal. A principios de la década de los años setenta Los Espantos II y III estaban semiretirados. En pareja ganaron el Campeonato Northern Tag Team antes de que El Espanto II se retirara finalmente en 1979. El Espanto III falleció el ocho de diciembre de 1996, mientras que El Espanto II murió el 29 de agosto de 2010.

Después de la gran historia de El Santo, Los Hermanos Espanto se convirtieron en uno de los tríos de rudos más vilipendiados de la lucha libre mexicana en su momento. En 1999, “El Siglo de Torreón’’ publicó que la dupla Los Espantos I y II era considerada como una de las mejores parejas de rudos en la lucha libre mexicana, lo cual fue ratificado por la revista Súper Luchas en 2010 en un artículo escrito a la muerte de El Espanto II.

LOS SUCESORES

En 1992 dos hijos de Miguel Vázquez Bernal (El Espanto III) iniciaron su carrera en el mundo de la lucha libre como Espanto IV y Espanto V, luchando regularmente en las ciudades de Monterrey, Nuevo León y Culiacán, Sinaloa. Los Hermanos Espanto IV y V perdieron sus máscaras ante Blue Fish y Mongol Chino, aunque también se le atribuye el desenmascaramiento a la pareja de Stuka y Stuka Jr. En 1993 apareció El Espanto Jr., a quien Fernando Cisneros Carrillo (El Espanto II) le dio legalmente los derechos para utilizar el nombre. En el año de 2000, su hermano mayor, quien había estado luchando desde 1988, tomó el nombre de El Hijo del Espanto II.

En 1984 se le permitió a Jesús Salas Andrade usar el nombre de El Espanto Jr., por Miguel Vázquez Bernal (Espanto III), adoptando la máscara en blanco y negro con la cruz blanca que todos Los Espanto llevaron en algún momento de su carrera. Como Espanto Jr., empezó a trabajar para la UWA (Universal Wrestling Association) y se vio envuelto en una enemistad con el Hijo del Santo que resurgió la rivalidad que hubo entre El Santo y El Espanto I, lo cual dio pie a una lucha de máscara contra cabellera entre El Hijo del Santo y El Espanto Jr., perdiendo éste la cabellera.

En 1995 cambió su nombre por el de Pentagón, más tarde se vio obligado a retirarse por haber sido lesionado durante un combate, después de estar clínicamente muerto en el ring por unos momentos, antes de recuperarse.

En 2012 apareció un nuevo Espanto Jr., como parte de la llamada Generación 2012. Meses después El Hijo del Espanto manifestó que él y su hermano eran los legítimos titulares de los derechos sobre el nombre de El Espanto, otorgados por Fernando Cisneros Carrillo (Espanto II). El Hijo del Espanto exigió que el Espanto Jr., cambiara su nombre, pero ni el luchador ni el CMLL respondió a la solicitud hecha.

La sucesión de los derechos de nombre de Los Hermanos Espanto ha sido complicada, su historia personal y trayectoria en la lucha libre mexicana está rodeada de una gran leyenda.

Sus actuaciones le dieron un gran renombre y proyección a Torreón en el pancracio nacional y los laguneros se sienten orgullosos de ellos. ¡Hasta el próximo miércoles!

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...