23 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Comunidad LGBT, discriminada en México

Oyuki recibió amenazas de muerte por ser una mujer 'trans', y tras levantar su denuncia en la PGJ, recibió burlas

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, jueves 27 de junio 2019, actualizada 8:09 am

Enlace copiado

Oyuki llamó varias veces al número de emergencia 911 la noche del 29 de diciembre de 2018, para pedir ayuda de una patrulla, tras ser amenazada de muerte por ser una mujer transexual. Acudió a levantar una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México en la que recibió burlas por parte del personal del Ministerio Público (MP).

La autoridad no le otorgó medidas de protección como en cualquier otro caso; lo anterior, comentó, hizo que se sintiera vulnerable. "Si mañana me matan, ¿qué va a ser de mí?". Hasta la fecha dicha protección, a pesar de las continuas amenazas, no le ha sido proporcionada. Días más tarde ella interpuso una queja ante la Comisión de los Derechos Humanos (CDH) de la Ciudad de México.

El organismo registra 533 quejas por presuntas violaciones a los derechos humanos de las personas de la comunidad LGBTTTIQA (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Transgénero, Travesti, Intersexuales, Queer, Asexual), de acuerdo con datos de 2012 al corte de abril de 2019 .

En cada una de las quejas se puede mencionar a más de una autoridad, por ello se tienen 604 señalamientos de probables responsables de violaciones a garantías. Tres dependencias del Gobierno de la Ciudad de México concentran casi 80% de acusaciones; éstas son: las secretarias de Gobierno, con 46% (la mitad son del sistema penitenciario); de Seguridad Ciudadana (SSC), con 16%, y la PGJ, con 15%. Se buscó la postura de las instituciones, pero al cierre de la edición no se obtuvo respuesta.

EMPODERAMIENTO DE LA COMUNIDAD

Para la presidenta de la CDH local, Nashieli Ramírez Hernández, la discriminación, la homofobia y la transfobia traen de fondo odio que genera violencia. Explicó que para ella el aumento en la presentación de quejas se debe a una mayor visibilidad y empoderamiento de la población LGBTTTIQA.

"La discriminación no nada más cruza por esto, que nos llega a nosotros, CDH, sino que también se ve reflejada en todos los ámbitos de la vida de las personas", indicó.

En siete de cada 10 casos, las quejas presentadas por presuntas violaciones a derechos humanos se asentaron en las alcaldías Iztapalapa, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero. Los derechos más vulnerados fueron la omisión de ayuda a las personas privadas de la libertad, discriminación y obstaculización en observar leyes o normativas.

Los dos últimos años son los que más quejas registraron, lo que representa que una de cada tres denuncias se presentaron entre 2017 y 2018.

De las quejas promovidas en el periodo analizado, 86.8% se encuentra concluidas y 13.1% en trámite. Las quejas pueden ser cerradas por recomendación o conciliación, porque se determinó que no había elementos suficientes o incluso debido a que la parte quejosa ya no quiere seguir el proceso.

La presidente comenta que, "ha sido un mes [junio] muy reiterativo en la visibilidad de este grupo, que no es el único que es altamente discriminado, pero es en donde se cruzan discriminaciones", sentenció.

Sobre las autoridades capitalinas, Oyuki mencionó que no sólo se trata de estar tras el escritorio, sino que se debe tener vocación de servicio para ir rompiendo prejuicios. "Ya hay una desconfianza institucional en la mayoría de los ciudadanos. El decir: 'No pasa nada', es un elemento que lleva a preguntarse: '¿Para qué denuncio, si siempre va a ser lo mismo o la queja es tardada o ésta no procede?'".

DISCRIMINACIÓN A LA ALZA

En los últimos seis años, se atendieron a 789 personas de la comunidad LGBTTTIQA en el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de Ciudad de México (Copred), indican datos obtenidos a través de solicitudes de información.

Del total, 115 fueron quejas y 24 reclamaciones; la primera aplica por presuntas conductas discriminatorias atribuidas a personas físicas o morales, y el segundo caso se sigue contra personas servidoras públicas, destaca la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación del Distrito Federal.

Los años con más quejas en Copred fueron 2016, 2017 y 2018, que en su conjunto acaparan 60% de los registros.

"Estas 700 personas vinieron aquí a denunciar algo relacionado con su orientación sexual, que no necesariamente era un motivo de discriminación, pero que podría ser, por ejemplo, un delito", señaló la presidenta del Copred, Geraldina González de la Vega Hernández, quien agregó que se brinda apoyo, orientación o canalización directa al MP, según sea el caso.

El derecho de acceso a la justicia es todo un tema, aseveró, sobre todo por los prejuicios que existen a la hora de denunciar violencias en general para personas de orientación sexual diversa o para personas de la comunidad de diversidad de género, ya que se enfrentan a estigmas.

En una queja interpuesta este año ante Copred, una mujer trans relata que en su trabajo un compañero la hostiga, "le dice: 'Pinche puto', 'maricón', y 'eres un señor'.

En ese mismo periodo, un hombre gay refirió en otra queja que después de que se enteraron en su trabajo de su preferencia sexual le dejaron de hablar, no lo tomaban en cuenta y todo culminó con su despido.

Otra persona también indicó que se le trató de manera despectiva en una tienda por su orientación y preferencia sexual.

Geraldina González de la Vega Hernández expresó que hay muchas personas que prefieren ir a denunciar ante la CDH, porque es la instancia que la gente conoce como aquella que te va a resolver un problema de negativa, obstaculización o no cumplimiento de derechos con autoridades del Gobierno de la Ciudad de México.

ERRADICAR LOS PREJUICIOS

La Constitución de la Ciudad de México tiene un apartado especial sobre la diversidad sexual y de género que entró en vigor en septiembre del 2018. Para la presidenta de Copred esto generó diversas reacciones en cadena por parte de grupos conservadores.

"Es un discurso que no pasa únicamente por decir: 'Yo en mi moral creo esto', sino que invita un poco a la acción", En el resto del país nos hace falta mucho camino por andar, aún los discursos están llenos de prejuicios, dijo.

Asimismo, añadió que aún se justifica la violencia en el no cumplir con estereotipos de género o sexualidad.

Estos discursos no sólo inciden en los derechos a la salud, educación o en el acceso a la justicia, sino en la vida y en la integridad.

La funcionaria añadió que a la sociedad le corresponde contrarrestar los discursos de odio con los de garantías y de paz. En cuanto a las personas de la comunidad, las personas trans son víctimas de violencia por parte de la sociedad: "Las mujeres trans son uno de los grupos de mayor vulnerabilidad, a los que les damos mayor atención aquí en el Copred", aseveró las titular de la dependencia.

Por otra parte, Iván Tagle quien es director de Yaaj México, una asociación civil dedicada a proteger los Derechos de las personas LGBTTTIQA comentó: "Existe un Estado de derecho fallido en México, o sea, nadie está en la cárcel por un acto de homofobia".

El activista también citó que los jóvenes de entre 14 y 29 años son los que comúnmente enfrentan discriminación, de acuerdo con la Encuesta Sobre Discriminación por Motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género (Endosig 2018).

En Yaaj han detectado mucha violencia por parte de los profesores en las primarias y secundarias, sobre todo por cuestiones de género.

A meses de sufrir una agresión y sin recibir la atención adecuada de las autoridades de la Ciudad, Oyuki consideró que "hay un tema muy constante en la falta de acceso a la justicia por parte de la comunidad trans, en el que la voz y el posicionamiento, incluso la palabra de las mujeres trans, no existe".

Políticas avanzan más que prácticas

El reconocimiento de derechos del colectivo LGBT ha avanzado “muchísimo” en América Latina en los últimos 15 años, aunque no se ha reflejado por completo en las prácticas, evaluó José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch (HRW).

“Se ha avanzado muchísimo, en cuanto a ir creciendo el consenso y el respaldo público, que se refleja en políticas públicas, legislación, y en fallos judiciales (en favor del colectivo LGBT)”, destacó Vivanco.

“Otra cosa es la batalla ideológica, que promueven especialmente los sectores vinculados a la iglesia evangélica, que es muy poderosa en Brasil, Centroamérica, y otros sitios en América Latina”, agregó.

Esos sectores conservadores, explicó Vivanco, representan posiciones “fanáticas”, “extremistas” y contrarias a los derechos de las minorías sexuales y de los derechos reproductivos de la mujer.

“Pero mi optimismo está basado, insisto, en esta tendencia que sigue la región: Brasil, Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, México, Costa Rica. Es una tendencia a ir modificando las políticas, no necesariamente aún las prácticas, pero sí las políticas, en este ámbito, que es locual constituye un paso elemental si queremos que la situación cambie”, dijo.

América Latina, región donde la extrema derecha gana poder y que sostiene índices altos de crímenes de odio, sobre todo contra la comunidad “T” (de travestis, transgéneros y transexuales), también registró conquistas importantes en favor de la comunidad LGBT.

Vivanco destaca dos: los recientes fallos a favor del matrimonio igualitario de los máximos tribunales deEcuador y Costa Rica.

“Creo que toda la evidencia muestra que el tiempo está a favor de la erradicación de la discriminación” contra este colectivo, declaró.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...