23 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Finanzas

VW, retomando el 'camino de la luz'

Conoce la estrategia en la que Volkswagen busca dominar el mercado eléctrico

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 26 de junio 2019, actualizada 8:51 am

Enlace copiado

Cualquiera que sea la causa, es claro que el desecho de combustibles fósiles ha creado un daño irreparable en las condiciones climáticas globales siendo el parque automotriz mundial el responsable del 30 al 80% de las emisiones contaminantes en países desarrollados. Los daños al medio ambiente son cada vez más visibles y, en seguimiento a esa urgencia, las normas ambientales europeas se han endurecido para llegar a extremos como la restricción de autos con motor a gasolina en países como Francia para 2040.

UN LARGO CAMINO EN EL DESARROLLO

Para entender la trayectoria de Volkswagen en el desarrollo de vehículos eléctricos hay que viajar a 1970 para conocer el trabajo de Adolf Kalberlah, un doctor en electroquímica que trabajaba en la división de Futuras Tecnologías en Wolfsburg, Alemania, y desarrolló una Campervan T2 (mejor conocida como Kombi T2) con un motor eléctrico que tenía una autonomía de 70 kilómetros.

El tamaño y la masa de la batería (tan solo el motor eléctrico pesaba 850 kilogramos) hicieron que este desarrollo quedaran como un proyecto meramente prototípico sin posibilidades de ser producido. No obstante, sirvió para dar inicio a una serie de proyectos que buscaban la movilidad sin la necesidad de utilizar un motor a combustión interna.

La armadora alemana nunca quitó el dedo del renglón en esta materia y 34 años después de ese desarrollo, se encuentra en la vorágine de una crisis ambiental que le hace actuar de manera inmediata.

DE DÓNDE PARTE TODO

Conscientes de su inminente relación futura con los vehículos eléctricos, la marca alemana ha desarrollado y optimizado desde 2015 una "Plataforma Modular Eléctrica (MEB)" que toma las fortalezas de la base MQB (presente en casi todos sus modelos actuales) y las adecúa específicamente a las necesidades de los venideros modelos sin motor a gasolina, tales como la posición, enfriamiento y localización de la batería, sistema de frenado, distancia entre ejes, relación de peso, diseño del habitáculo y carrocería.

Una de las fortalezas de ser el principal fabricante de autos convencionales en la actualidad es que le permite desarrollar una base que servirá a modelos tanto de Volkswagen como de SEAT, Audi y Skoda.

El desarrollo de la MEB ha supuesto diversos retos. El primero de ellos es la adecuación y la convivencia de la tecnología entre auto, usuario y plataforma, pues esto implica un replanteamiento en los sistemas digitales de navegación, funciones de seguridad, localización, recarga e, incluso, manejo autónomo.

Otro tema de vital importancia en los autos eléctricos es, sin duda, el de la carga y autonomía de sus baterías. Éstas, en su mayoría, son construidas de iones-litio, compuestas de pequeños módulos cuyo sistema de enfriamiento ha sido desarrollado para mantenerlas en un punto óptimo ante cualquier condición de manejo, dando como resultado hasta 600 kilómetros de autonomía.

La preparación del camino. Los modelos eléctricos que hasta la fecha Volkswagen ha presentado se han limitado a la denominación de "conceptos". Es decir, ninguno ha visto la luz de la producción en serie y, desde varios puntos de vista, en Alemania se han tomado demasiado tiempo para hacerlo. Sin embargo, ellos argumentan que la paciencia recompensará a los consumidores, gracias a la oferta de los productos más avanzados y confiables con este tipo de tecnología.

Estos conceptos emplean el panel de la batería como el propio piso del auto, ganando así un extraordinario espacio interior. A partir de ahí, la recarga de la batería será proporcionada por un sistema de recuperación de energía mediante las frenadas o las inercias que el auto genere durante las pendientes.

Sin embargo, el verdadero reto de la electrificación para la marca alemana es crear redes de carga en todos los lugares donde circulen los vehículos eléctricos.

Actualmente Volkswagen trabaja con compañías europeas y americanas para hacer esto una realidad. A pesar de ello el camino es largo aún y, eventualmente, se tendrá que crear una estrategia que involucre a países en desarrollo como México, donde también circulan cada vez más este tipo de vehículos, y la infraestructura no podría satisfacer las demandas de una electromovilidad masiva.

CÓMO PLANEAN TOMAR AL MUNDO

Aun enfrentando las consecuencias de una seria crisis política, económica y legal a causa del "diesel gate", Volkswagen A.G. ha dado a conocer una de las ofensivas de electrificación más agresivas de todos los tiempos con la que planean colocar, para 2025, un millón de autos eléctricos en el mercado.

Para tal fin la compañía contempla ampliar su capacidad de producción alrededor del mundo en sus plantas de Europa, Asia y América (Chattanooga, E.U.).

El plan está en marcha y para finales de 2019, la planta de Zwickau, Alemania comenzará a producir el modelo I.D. 3, el cual reúne ya más de 10 mil pedidos de preventa en Europa.

Por su parte, las fábricas de Emden y Hanover, en Alemania, también afinan detalles para construir autos eléctricos y juntas formar la alianza para la producción de autos eléctricos más grande en Europa.

Para satisfacer las demandas del principal mercado automotriz en el mundo, Volkswagen se prepara para trabajar con la plataforma MEB en Anting-Shanghai, y Fofhan, China, para producir vehículos eléctricos en 2020, mientras que las plantas de Dresden, Alemania, y Mlada Boleslav, en la República Checa, también estarán destinadas a ser estaciones eléctricas en Europa.

En total para 2022 Volkswagen planea operar ocho nuevas plantas para fabricar la nueva generación de vehículos eléctricos, tal como lo ha venido anunciando Herbert Diess, CEO de la compañía alemana.

A lo largo de un camino lleno de innovaciones, desarrollos, tecnología y planes a futuro que comenzaron en los años setenta, Volkswagen también se ha dado tiempo de ligar su parte entusiasta a la electromovilidad.

Y es que la venidera familia de vehículos eléctricos I.D. conformada por el I.D. CROZZ, I.D. BUZZ, VW BUS e I.D BUGGY, se suman proyectos que, además de brindar una retroalimentación tecnológica para los futuros vehículos de producción, nos demuestra que la electricidad como forma de impulso a los autos, no tiene por qué ser lenta o aburrida.

Por esa razón, la marca alemana nos invitó a conocer el imponente I.D.R, el auto eléctrico de alto desempeño desarrollado por la división Motorsport con dos propósitos desde su nacimiento: demostrar el poderío y conocimiento que la marca ha conseguido en materia eléctrica para romper el tiempo de ascenso en el legendario circuito de Pikes Peak y, ahora, vencer el tiempo en vuelta del mítico trazado de Nürburgring en Alemania.

PARA SATISFACER A LAS DEMANDAS GLOBALES DE PASAJEROS

Conscientes de la tendencia del mercado por la búsqueda de vehículos con un centro de gravedad elevado y con la capacidad de llevar a más de dos pasajeros, Volkswagen planea la introducción de la SUV denominada I.D. CROZZ. Este modelo contará con un paquete de baterías que le permitirá hacer recorridos de 400 a 600 kilómetros con una carga y velocidades de 180 km/h. Se anticipa su presentación en 2020.

La nostalgia va de la mano con las nuevas tecnologías

Volkswagen entiende la importancia que tienen algunos de sus productos más identificables y por esa razón, desde el Auto Show de Detroit de 2017, la marca alemanamostró el I.D. Buzz, un concepto que utiliza los trazos estéticos de la afamada “Kombi”.

Este modelo iniciará su producción en 2020 y está contemplado para ser un vehículo de movilidad familiar con las mismas virtudes de espacio que el modelo original.

El futuro del lujo va de la mano con la electricidad

Volkswagen buscará competir en el segmento de sedanes de lujo con motor eléctrico a través del concepto de nombre I.D. Vizzion. Este ejemplar será el “buque insignia” de lamarca alemana en temas de conducción autónoma y regeneración de energía. Su interior estará diseñado como un espacio no convencional para que los usuarios hagan del interior del auto un entorno similar al de una limusina.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...