15 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

De Inglesita

La Jugada de Todos los Tiempos

OSCAR PARRA
TORREÓN, COAH, martes 25 de junio 2019, actualizada 5:26 pm


Enlace copiado

Corría el minuto 55 cuando Diego Armando Maradona recibió la pelota detrás del medio campo en su cancha. Eran los cuartos de final del Mundial de México 86. Argentina se enfrentaba a Inglaterra en un duelo enmarcado por el conflicto bélico de las Malvinas, una sazón extra tan importante como innecesaria. Aquel día en el Estadio Azteca, 114,580 aficionados serían testigos de dos momentos históricos en la Copa del Mundo.

Por aquellos años el Mundial se disputaba con 24 selecciones. Argentina encabezaba el Grupo A mientras que Inglaterra se colocaba en el F. Ambos avanzarían a la ronda de octavos sin mayor complicación. Allí, los albicelestes despacharía a Uruguay por la mínima, el conjunto de la rosa haría lo propio frente a Paraguay. Los cuartos de final los citaban en el 'Coloso de Santa Úrsula' para el 22 de junio.

Fue un partido áspero que encontró en los primeros minutos del segundo tiempo la mecha que encendiera la pólvora. Tras un pase de Diego que no pudo controlar Valdano y que Hodge malamente rechazó, se abriría la polémica y el marcador: La Mano de Dios inclinaba la balanza por los sudamericanos.

Minutos más tarde el 10 bajó a recibir una pelota y avanzó dejando en ridículo a los ingleses sin mayor dificultad. En el camino quedaron Hoddle, Reid, Butcher, Sansom, Fenwick y el portero Shilton. El Gol de Todos los Tiempos se materializaba para doblegar a los blancos.

Segundo Tiempo

Para ese partido, Carlos Bilardo, seleccionador argentino, decidió cambiar las camisetas con las que se jugara dicho encuentro, ya que los futbolistas las consideraban bastante incómodas. Pero el proveedor se rehusó a tenerlas en tan corto tiempo, por lo que el uniforme de la segunda indumentaria albiceleste fueron improvisadas. De ella se destacan los cambios en el logo de la AFA y el tipo de cuello.

También cabe señalar que el atacante inglés, Gary Lineker, finalizaría el torneo con 6 anotaciones, lo que lo convertiría en el máximo goleador del campeonato. Sin embargo, de poco serviría ese triunfo, ya que al final, los argentinos se alzarían con la Copa del Mundo tras derrotar a Alemania Federal por 2-3.

Y es que, dicen quienes fueron testigos, que nunca vieron una Copa del Mundo tan monopolizada como la de 1986 por Maradona, marcando la cumbre de una carrera tan brillante e individualista que inevitablemente mira 16 años al pasado para encontrar en la misma sede a Pelé y su deslumbrante Brasil. Discrepancias habrán siempre, y el eterno dilema persistirá por encontrar en sus figuras a un ganador.

Tiempo Extra

El segundo gol no se entiende sin el acompañante ideal: la narración de Víctor Hugo Morales. La voz del uruguayo lo ha llevado a ser considerado por muchos como el relator deportivo por excelencia de habla hispana.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...