22 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Enlace copiado

La población de abejas sufrió un nuevo colapso este año por el cambio climático, pues especies de árboles nativas en la región, como el mezquite, florecieron antes de tiempo, lo que derivó en que las flores tuvieran menos cantidad de néctar y se secaran antes de lo normal, señaló Jesús Saucedo Valdés, del Sistema Producto Apícola de la Comarca Lagunera.

"Se dio una estampida muy fuerte, no todas las colmenas se recuperaron, un 40 por ciento emigró, tenemos ahorita muchas colmenas vacías por esa situación, por falta de alimento, ahorita ellas deberían alimentarse solas con la floración pero estamos teniendo que alimentarlas", explicó.

Dijo que generalmente los apicultores las alimentan en diciembre, que es cuando no hay floración, pero actualmente enfrentan complicaciones para darles de comer. Se les proporciona un jarabe a base de agua y azúcar en un porcentaje de uno a uno.

De acuerdo a sus cálculos, en La Laguna deben existir cerca de seis mil 500 colmenas, sin embargo, aún no se realiza el balance de cuántas han logrado sobrevivir ante este desfase en la flor que fue provocado por el cambio climático.

Saucedo Valdés dijo que tanto el calor como la falta de humedad en el ambiente son factores fundamentales para el adecuado desarrollo de las abejas.

Las abejas tienen diversos ciclos de vida: las reinas pueden durar dos años, las obreras 20 días y los zánganos mueren luego de aparearse con la reina.

ESPECIE

Miguel Ángel Puente Zamarripa, coordinador de la Secretaría de Recursos Naturales en La Laguna, explicó que las abejas son de los insectos más importantes para la vida, pues existen datos que indican que, si esta especie desapareciera, se terminaría la vida en el planeta.

"Son las encargadas de la polinización de la mayoría de las especies de los alimentos que consumimos los humanos", comentó.

Señaló que es necesario proteger la especie, por lo que, en caso de detectar algún panal, deben llamar de inmediato a la Subsecretaría y de aquí se contactaría inmediatamente a los apicultores, esto en el teléfono 723-3818.

Dijo que la recuperación que se ha generado en la región lagunera es gracias a que una serie de organismos están luchando por la especie, uno de esos esfuerzos es precisamente el tema de los jardines de polinizadores, que se han distribuido y multiplicado.

"Son lugares donde se cultivan especies que tienen una floración atractiva para los polinizadores, en este caso las abejas, hay datos que nos comprueban que esto funciona y que ayuda a la especie", comentó.

Puente dijo que las abejas que hay en la región son una especie muy tranquila que no ataca a menos que sea agredida, pues indicó que cuando atacan, mueren, por lo que antes de ello prefieren alejarse.

Señaló que las abejas pueden polinizar 170 mil especies de plantas, y recomendó cuidar a los insectos y agregar a los jardines plantas atractivas para ellos, como Lágrima de San Pedro y todas las que tengan floración.

EN RIESGO

La pérdida de polinizadores en el país es un tema muy complicado y preocupante, señaló Azucena Vargas, estudiante de postgrado en Sanidad Apícola, en la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro. Indicó que se han detectado factores como el cambio climático, la presencia de plaguicidas y algunas enfermedades, lo que ha derivado en una baja en esta población, incluso, a nivel mundial.

Señaló que los apicultores pueden rescatar los enjambres que estén expuestos en árboles cuando apenas comienzan a formarse, pero no cuando la colonia ya está formada o se encuentra en algún hueco de pared o edificio, por lo que en este último caso es necesaria la eliminación.

Martha Robles Arellano, médico veterinario zootecnista, explicó que las abejas, junto con los abejorros, las avispas, las mariposas y los murciélagos, son polinizadores del campo, pero las abejas son quienes realizan este trabajo de manera más eficiente.

"Vamos a pedir al público en general que las cuiden, que no las agredan, que las reporten a los apicultores directamente en las unidades de la Secretaría de Agricultura o en Medio Ambiente para rescatarlas, pues están perdiendo su población por diferentes causas, especialmente por el uso indiscriminado de pesticidas, por el cambio climático y el calor extremo", explicó.

Señaló que la gente en sus casas puede apoyar colocando en sus jardines plantas que tengan flores, pues las abejas se alimentan directamente del néctar.

"Si tenemos muchas abejas en el campo, va a haber suficientes alimentos", dijo, "hay que cuidarlas y no matarlas".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...