21 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

OV7 'enloquece' a los laguneros

ADRA GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
GÓMEZ PALACIO, DGO, domingo 16 de junio 2019, actualizada 1:24 pm

Enlace copiado

Después de las 12:30 horas de este domingo, el audio local del Palenque Vicente Fernández anunció la llegada de OV7 al redondel, mientras sus ansiosos fans emocionados, aplaudían ansiosos a quienes siguen siendo sus ídolos.

Lidia, Mariana, Ari, Óscar y Érika, quien dio la primer gran sorpresa de la noche, ya que se había rumoreado que no asistiría por encontrarse en su cuarto mes de embarazo, se hicieron presentes.

Fue así, entre ovaciones y gritos eufóricos de amor a cada uno de los cantantes, que comenzó la fiesta, un nostálgico pero vibrante concierto donde se interpretaron esos temas que marcaron a una generación.

Es más que amor, fue el tema que les dio entrada, los integrantes de la agrupación portaron un vestuario sencillo en tonos blanco y negro, ellas a manera de leotardo que dejaban ver su trabajados cuerpos y en el caso de Érika su ya visible pancita; ellos muy a su estilo desenfadado, prendas versátiles que les permitían facilidad en sus movimientos.

Así continuó la noche, le siguieron Love Colada y Aum Aum, luego se hizo una pausa y Lidia saludó al público agradeciendo la asistencia y convocó al respetable a entonar juntos las Mañanitas, ya que Érika estaba de cumpleaños.

Entre el público, manteniendo distancia y a discreción, se encontraba el empresario Francisco Oliveros, esposo de Érika, quien no perdía detalle alguno de la actuación de su pareja, y quien comentó que de regalo de cumpleaños le obsequió un bolso tote bag negro. Asimismo, mencionó que disfruta mucho acompañarla a sus conciertos y que probablemente sea hasta agosto que Érika siga acompañando a OV7, todo, por supuesto, bajo supervisión médica.

Cuatro músicos acompañaron a los cantantes, continuaron temas como No me voy, Tenemos un secreto, No es obsesión, mientras de manera simultánea en las pantallas sobre el ruedo se proyectaban videos de ellos de antaño.

De pronto se quedó solo Óscar e invitó al centro a una mujer, un hombre y a un representante de la comunidad LGBT, quienes a manera de concurso, bailaron y cantaron, llevándose la noche el representante de la comunidad LGTB, quien demostró que es un gran fan de OV7.

La pausa fue aprovechada para cambiar de vestuario, ahora aparecieron en elegantes trajes en colores rojo y negro con mucho brillo y lentejuela.

Lo mejor iba a pasar, la mejor noche para sus seguidores, que aprovechando la intimidad y proximidad que da un palenque, no dejaron de hacer videos y selfies durante el concierto.

Personas de todas las edades formaban parte del público, pero en su mayoría entre el rango de los 30 y 40 años, que como dice Ari, “es la generación OV7”. Entre los asistentes estuvo un niño, a partir de ese momento, acompañándolos en algunas canciones.

No faltaron temas como Un pie tras otro pie, Vuela más alto, Tus besos, Prohibido quererme.

Hubo momentos en los que los presentes parecían parte de la agrupación, ya que los estuvieron acompañando de manera coordinada en sus coreografías.

Un regalo para la gente de la Comarca fue el medley de las canciones que los hicieron famosos de niños aún, como la Onda Vaselina, Susanita tiene un ratón, Calendario de amor y Pónganse botas quítense tenis, que hicieron “tronar” el recinto de espectáculos.

No había quien no dejara de bailar y disfrutar una noche de grandes recuerdos.

En el escenario, una mujer del público bailó con Ary y Óscar ese último tema a ritmo de banda, mientras que sobre el respetable caían miles de papelitos de colores anunciando el final.

Vino así Mírame a los ojos y con esto la despedida, pero la gente no les permitiría irse; estaban en el clímax, extasiados de tanto bailar y cantar, de disfrutar con sus acompañantes y con el conocimiento de que aún faltaban “las mejores”.

Entonces se apagó el palenque y comenzaron los primeros acordes de Te quiero tanto, tanto, la canción más coreada de la velada; siguió Enloquéceme y, para cerrar con broche de oro, Shabadabada, tema con el que la agrupación se despidió de quienes por espacio de casi una hora y media se entregaron completamente a ellos.

SOBRE EL CONCIERTO

*Cuatro adultos y un niño interactuaron con la agrupación de manera personal.

*Cuatro músicos los acompañaron.

*Ari fue el que se robo el corazón del público, desató la euforia de todos sus fans.

*Érika con movimientos más suaves y botas sin tacón se integró perfectamente con sus compañeros.

*Las más cantadas: Te quiero tanto y Tus besos.

¨*Las más bailadas: Love Colada, Shabadabada y Enloquéceme.

*Lidia fue la que más flores recibió de sus seguidores.

*El esposo de Érika estuvo haciéndole señales de amor durante todo el concierto.

Fotos

TAGS
Temas del día
  • Migrantes
  • Chapo Guzmán
  • Pemex
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando más noticias...
    Cargando tendencia...