19 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Cultura

Hip hop significa familia

SAÚL RODRÍGUEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
GÓMEZ PALACIO, DGO, domingo 16 de junio 2019, actualizada 10:56 am

Enlace copiado

Transcurría el año de 1999 cuando el artista gomezpalatino Simplee (Daniel del Río) supo que sería padre. En los últimos suspiros del Siglo XX, el hip hop en México apenas emergía del underground y un grupo de jóvenes oriundos de Gómez Palacio comenzaron a grabar su propia música, a organizar conciertos y a salir aventureros en carretera rumbo a otras ciudades del país. Se trataba de Caballeros del Plan G, banda pionera del rap nacional.

Simplee es uno de los integrantes de dicha agrupación lagunera.

Artista de la lírica, diseñador gráfico, catedrático, productor y activista; tanto ha pisado escenarios de la talla del Festival Vive Latino, como ha tratado de llevar el hip hop a colonias conflictivas de Gómez Palacio mediante la impartición de talleres de rap gratuitos El ímpetu de Simplee, en el ámbito cultural y artístico, siempre ha tenido un origen: sus hijos.

ABRIENDO PUERTAS

En la hospitalidad de su negocio de serigrafía, localizado en el centro de Gómez Palacio, Simplee comparte trazos de su papel como padre y como artista.

Rememora con emoción, porque recordar le pone "la piel chinita". Recalca que ser padre fue inesperado, pero que él y su entonces pareja contaron con todo el apoyo necesario de sus seres queridos.

Simplee tuvo a su primera hija en el año 2000. En aquella época, él y el resto de Caballeros del Plan G se encontraban preparando Abriendo Puertas, lo que sería su primer álbum de larga duración.

El rapero se enorgullece; gran parte de las letras que escribió para ese disco están inspiradas en su hija Danyari.

"Fue algo complicado llevar mi vida en el rap, mi vida en el trabajo y mi vida como papá. Por eso Danyari viene mucho en el disco. Ella fue mi inspiración, yo la nombraba en casi todas las canciones. De hecho, una de las frases más conocidas fue: 'Abriendo puertas como Danyari'. Ella era una pequeña niña que estaba explorando y yo estaba escribiendo en la sala; entonces, ella siempre andaba en la andadera, gateando, abriendo las puertas de la alacena, abriendo las puertas de la casa. La vi y dije: 'Caballeros del Plan G... la misión es abrir puertas como Danyari'".

Otra canción de Abriendo Puertas donde resalta la imagen de su hija es Soy Yo, escrita por Simplee cuando Danyari enfermó.

"Viene en muchas otras porque yo siempre me la pasaba con ella. Cuando me ponía a escribir, estaba con ella. En la de Soy Yo dice: 'Danyari durmiendo a un lado con un catéter', es porque ella estaba enferma. Entonces, yo la estaba cuidando, escribía canciones y la veía a un lado. Ella me acompañó, fue mi inspiración durante todo ese tiempo".

Abriendo Puertas se público en 2002, marcó un antes y un después en la escena musical urbana. Así como Danyari exploraba inquieta en su andadera, Caballeros del Plan G fueron los encargados de aventurarse por el territorio nacional para expandir la cultura hip hop.

VALORES

Además de Danyari (quien ya tiene 19 años de edad), Simplee también es padre de Diane Dolores, de 12 años y de Daniel Pachacútec, su sol de 4 años al que define como total amor.

Durante sus más de dos décadas de carrera, Simplee ha unido el hip hop con su vida familiar. Sus hijos siempre están presentes en un verso, en una tarima o en un ritmo.

Otro ejemplo de ello es la constante inclusión de la pequeña Diane en sus proyectos musicales, lazo que surgió desde la sala del hospital donde ella nació.

"A Diane le hice una canción en la sala de espera. Estaba esperando a que naciera y le hice una canción. Entonces, ella tiene una canción donde hablo de ella, (Danyari me hace los coros). A Diane también la he metido al estudio a grabar. Ellas me han apoyado bastante, y les gusta".

Simplee ha tratado de absorber los aspectos positivos que le ha permitido el hip hop, y ha buscado inculcarles ese aprendizaje a sus hijos. Valores como el respeto, la superación y el autoestima, están presentes en su discurso paternal. Indica que así fue como el hip hop le enseñó a amarse.

"Cada uno de mis hijos tiene una peculiaridad. Todos son muy importantes para mí. Yo la verdad no me veo sin ellos. Los veo todos los días. Los llevo a la escuela en la mañana, en la tarde los recojo y los llevo a su casa. Me encanta estar con ellos. No me causa ningún conflicto responsabilizarme y ser papá. Estoy aprendiendo a ser un padre, nadie me dijo cómo hacerlo, soló trato de hacerlo bien y lo que me dicta mi corazón; por eso quiero lo mejor para ellos, quiero lo mejor para el mundo, quiero lo mejor para ti, para mis trabajadores, para mis compañeros de trabajo, para mis alumnos. ¿Por qué quiero que el mundo viva bien? porque quiero que mis hijos vivan bien".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...