21 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Liberan a principales dirigentes de protestas

EFE
MANAGUA, NICARAGUA, miércoles 12 de junio 2019, actualizada 8:28 am

Enlace copiado

El Gobierno de Daniel Ortega liberó este martes a medio centenar de "presos políticos", entre ellos los principales dirigentes de las protestas ciudadanas que estallaron hace más de un año, bajo una ley de Amnistía, que según la oposición dejará impune la represión gubernamental.

Entre los liberados se encuentran los periodistas Miguel Mora, director y propietario del canal de televisión 100 % Noticias -un medio crítico del Gobierno sandinista- y su jefa de prensa, Lucía Pineda.

También los dirigentes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, a quienes un juez afín al presidente Ortega había condenado a 216 y 210 años de prisión, respectivamente.

Además, a los líderes estudiantiles Edwin Carcache, Amaya Eva Coppens, Nahiroby Olivas, Byron Corea y Kevin Espinoza; a la líder de los comerciantes Irlanda Jérez; y los dirigentes opositores Yubrank Suazo y Cristhian Fajardo.

Asimismo, el coronel retirado Carlos Brenes, fundador del Ejército Popular Sandinista (EPS) y antiguo compañero de guerrilla del presidente Ortega; el mayor retirado Tomás Maldonado; y el catedrático Ricardo Baltodano, hermano de la antigua comandante guerrillera sandinista y ahora opositora Mónica Baltodano.

Otros liberados son los jóvenes afrodescendientes Glen Slate y Brandon Lovo, inculpados por la muerte de un periodista.

El Ministerio de Gobernación explicó en una declaración que el Ejecutivo ordenó la liberación de 56 personas que guardaban prisión "por delitos contra la seguridad común y tranquilidad pública", en cumplimiento a una polémica Ley de Amnistía.

DENUNCIAN OFERTA POR CULPAR A OBISPOS

El líder campesino Medardo Mairena y el dirigente estudiantil Edwin Carcache, liberados este martes bajo una Ley de Amnistía, denunciaron que el Gobierno de Nicaragua les ofreció libertad, empleo y dinero, a cambio de culpar al Episcopado de organizar un supuesto "golpe de Estado" contra el presidente Daniel Ortega.

"El régimen, cuando estuvimos en 'El Chipote' (una cárcel), me ofreció que, a cambio de mi libertad, que yo acusara a la Conferencia Episcopal, como que ellos eran los que habían organizado el golpe de Estado, un golpe de Estado que nunca existió, algo que nunca hizo la Conferencia Episcopal, que tampoco desconfío de ellos", dijo Mairena, luego de su liberación.

"Como yo nunca acepté, fue el momento en que empezaron a torturarme, ofreciéndome prebendas, que un trabajo, que había dinero, que yo podía salir de la pobreza", agregó el campesino, quien luego fue condenado a 216 años de cárcel por supuestamente matar a 4 policías, pese a que la pena máxima en Nicaragua es de 30 años.

Una denuncia similar a la de Mairena divulgó esta tarde Carcache, quien permaneció 9 meses en prisión, en el marco de la crisis sociopolítica que afecta a Nicaragua desde el estallido social contra Ortega en abril de 2018.

"En El Chipote (...) me iban torturando en todo momento, me exigían que hablara, que acusara a los obispos, que dijera que monseñor Silvio Báez, por ejemplo, me pagaba a mí por andar en la calle", sostuvo el estudiante.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...