14 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Deportes

Emilio Silvera corta la única oreja en Lerdo

El español tiene buena faena con su segundo novillo

AARÓN ARGUIJO GAMIOCHIPI/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAHUILA, domingo 09 de junio 2019, actualizada 11:17 am

Enlace copiado

El español Emilio Silvera cortó ayer la única oreja durante la "Novillada Internacional - Azul", celebrada en la plaza de toros "Alberto Balderas" de Ciudad Lerdo, ante unos 300 espectadores que vieron también en acción al guanajuatense Enrique de Ayala, quien perdió con el acero, al menos un trofeo.

Los novillos fueron procedentes de la ganadería De Santiago, fundada en 1966, de divisa rojo y oro, faltos de casta y de juego irregular, destacando tercero y cuarto, que exigieron mayor trabajo de los novilleros.

Abreplaza "Periodista", de 435 kilogramos de peso, herrado con el número 26, negro, zaino, cornicorto, nevado de los cuartos traseros, para Emilio Silvera, vestido de turquesa y oro, amainando con el capote y auxiliado por buena pica, aunque fallaron luego los banderilleros. El ibérico brindó a la afición presente que le correspondió con sonoro aplauso y el espada inició su faena pausada, buscando encontrar la justa medida al novillo que fue cayendo en la mansedumbre, aunque fiel a su naturaleza, embistió mientras su fuerza se lo permitió, con el novillero teniendo la muleta baja, pero aunque el astado prometía, no dio para mucho; tras dos estocadas, tuvo que descabellar, discretas palmas para despedirse.

Salió "Sonrisa Azul" por la puerta de toriles, de 460 kilos, herrado con el 139, negro cárdeno, paliabierto, para Enrique de Ayala, vestido elegante de marfil y oro, respaldado por buena cuadrilla con breve acción del picador y certeros pares de banderillas, todo luego de un buen trasteo con el capote. Brindis al respetable para dar paso a una faena bien tejida por el pitón derecho, en los medios, con el novillo a corta distancia, dándole espacio para irse largo en cada embestida, con "manoletinas" logró conectar con el tendido, aprestándose a matar, pero colocó un bajonazo, para completar la obra en un segundo intento; palmas.

"Altruista" siguió en suerte y representó un buen desafío para el español Silvera, quien encontró a un astado cárdeno, enmorrillado, cornicorto, bien presentado, noble al embestir el capote, pasando por vistosos capotazos para que el respetable coreara los "olés". Poca ayuda de su cuadrilla una vez más, con la peor pica de la tarde y banderillas poco efectivas, brindis al matador Arturo Gilio y lo mejor vino con la muleta, llevando al animal hacia los terrenos que más le convenían al novillero, para convencer al respetable mientras la banda ejecutaba el pasodoble de "Silverio"; efectiva estocada, justo en la cruz, le valió al europeo cortar la única oreja de la tarde.

De la puerta de toriles salió "Que calor", herrado con el 97 y de 475 kilos de peso, burraco, careto, paliabierto, para de Ayala, quien con deseos le recibió haciendo volar el capote, buscando conectar con los aficionados. Cumpliendo picador y banderillero, sonó "De Torreón a Lerdo", seguido de "La Filomena", mientras el de Celaya ejecutaba una faena bien tejida, ante un toro noble y de casta, embistiendo por ambos lados, con el joven espada regodeándose ante largos naturales, rematando con trincherazos que calaron hondo; media estocada bastó para culminar la faena, despidiéndose el novillero recibiendo palmas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...