15 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Ciencia

Reciclaje, esencial para combatir la crisis medioambiental

EFE
CIUDAD DE MÉXICO, jueves 06 de junio 2019, actualizada 9:42 am

Enlace copiado

Potenciar el reciclaje es esencial para reducir la desmedida explotación de los recursos naturales que se vive a nivel mundial y que está generando una crisis medioambiental, dijo a Efe el ingeniero ambiental Constantino Gutiérrez.

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente que se celebró el 5 de junio, el experto apuntó que "el reciclaje de residuos sólidos y su manejo especial es fundamental para reducir la explotación de recursos naturales como bosques, minas o petróleo".

A nivel mundial, la naturaleza ayuda a garantizar el suministro de aire fresco, agua potable, alimentos, energía o medicamentos y todo a nuestro alrededor proviene de la naturaleza, cuyos distintos recursos vírgenes se utilizan para crear materiales y bienes de consumo.

Una vez que se utilizan esos bienes, estos pueden ser reciclados para generar más bienes sin necesidad de acudir de nuevo a la materia prima de la naturaleza y aliviando el desgaste al que es sometida.

De acuerdo con el informe "Planeta Vivo" del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) la huella ecológica del planeta ha aumentado un 190 % en los últimos cincuenta años.

Asimismo, fruto de la explotación de la naturaleza, las poblaciones mundiales de vertebrados -mamíferos, aves, peces, anfibios y reptiles- se han reducido en un 60 % en algo más de los últimos cuarenta años.

En ese periodo, también ha disminuido el 20 % de la Amazonía y entre el 30 y el 50 % de los manglares, los cuales son esenciales para combatir el cambio climático.

Con el reciclaje, insistió Gutiérrez, se puede reducir esa explotación a la naturaleza bajo la lógica de que, si "para producir algo se requieren 100 unidades de un recurso, si reciclo un 40 %, necesitaré solo 60 unidades, por lo que el desgaste a la naturaleza es menor".

En este sentido, además de considerar vital la colaboración de la ciudadanía, considera necesario que las grandes empresas se involucren.

Destacó, en este sentido, las acciones que la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) está liderando en materia de manejo de residuos, ya que actualmente es el principal reciclador de Tereftalato de polietileno (PET) de grado alimenticio en el país.

Del 56 % que se acopia en México, la empresa representa el 35 %.

Además, gracias a sus plantas PetStar e IMER tiene la capacidad para que anualmente se procesen más de 85,000 toneladas de este material.

El 43 % del portafolio de la empresa son empaques retornables. De acuerdo con la compañía, los envases de vidrio pueden reutilizarlos en promedio 70 veces y los de PET, 25.

Destaca también su innovación en el diseño y producción de envases sustentables por medio del uso de resina reciclada o proveniente de fuentes renovables, con lo que ha conseguido que millones de sus botellas tengan más de una vida útil.

El objetivo es que en el año 2030 se recolecten y reciclen el equivalente al 100 % de sus envases vendidos para alcanzar un 'Mundo sin Residuos'.

Esta meta coincide con las nuevas políticas que está empezando a aplicar el Gobierno de México con su objetivo "Residuos Cero", en el cual el reciclaje es un pilar esencial.

El subsecretario de Gestión para la Protección Ambiental, Sergio Sánchez, apuntó recientemente que México desea abrazar una economía circular y sus primeros pasos estarán enfocados en la reducción de residuos.

Sin embargo, esta visión cero residuos está en una fase muy embrionaria, de análisis de las posibilidades.

"Definir esa visión para nosotros es de vital importancia dado que en el pasado ha habido esfuerzos muy importantes que desafortunadamente no se han materializado en resultados satisfactorios", reconoció Sánchez.

Constantino Gutiérrez, profesor de la facultad de ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), alertó también de que un mal manejo de residuos puede traer consecuencias para la salud tanto humana como de los ecosistemas.

"En particular la disposición en rellenos sanitarios o en vertederos a cielo abierto, pues la biodegradación de la materia orgánica produce biogas que está formado principalmente por bióxido de carbono y metano, que son gases de efecto invernadero y precursores del cambio climático", explicó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...