23 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Recuerdos del Ayer

“EL PAJARITO’’ SEPTIÉN

Sergio Luis Rosas/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, miércoles 05 de junio 2019, actualizada 9:17 am


Enlace copiado

Luis Garza Septién, mejor conocido como como “El Pajarito’’ Septién, fue un destacado portero mexicano de las décadas de los años cincuenta y sesenta en Primera y Segunda División. Debutó con Puebla en 1955, fue campeón de Liga, Copa y de Campeón de Campeones con el Zacatepec. Militó también en los equipos Morelia, Valladolid, Poza Rica, Celaya, Orizaba, Ciudad Victoria y los desaparecidos Diablos Blancos de Torreón.

Cabe hacer mención que en esa época hubo varios porteros que utilizaron el apellido materno como paterno, tal fue el caso de Enrique Huerta, portero del América, cuyo nombre completo era Enrique López Huerta, padre de Enrique López Zarza, ex jugador de Pumas y mundialista mexicano en Argentina 1978. Huerta lo utilizó para rendirle un homenaje a su madre por el apoyo que le había brindado en su carrera profesional.

“El Pajarito’’ Septién, apodo que le impuso el inolvidable jugador Agustín “Coruco’’ Díaz (QEPD), nació el 21 de abril de 1935 en Acapulco, Guerrero. Desde temprana edad empezó a practicar futbol soccer en el equipo Superfarmacia de la categoría Infantil, en el que ya jugaba de portero.

Fue a estudiar Meteorología al Colegio Civil de Chilpancingo, Guerrero, y representó a su Estado natal en el Campeonato Nacional de Futbol celebrado en 1955 en Cuernavaca, Morelos, en el cual fue nombrado el mejor jugador del torneo. En seguida fue contratado por la directiva del equipo Puebla de Primera División como segundo portero del plantel, siendo el titular Vicente González. Interrumpió sus estudios de Meteorólogo y meses después debutó con en el Equipo de la Franja ante el Necaxa en el Estadio de Ciudad Universitaria, ganando los Electricistas por un gol a cero. El entrenador que lo debutó fue el español Eduardo Murilla. Al término de la temporada 1955-1956 el Puebla solicitó permiso a la Federación Mexicana de Futbol para ausentarse del torneo por problemas económicos.

De inmediato “El Pajarito’’ Septién fue contratado por el Zacatepec para reforzar la portería, equipo con el cual fue Campeón de Liga y Campeón de Campeones en la temporada 1957-1958, Campeón de Copa en el torneo 1956-1957. Era la época dorada de los Cañeros, que con el apoyo del Ingenio Azucarero Emiliano Zapata formaban equipos protagonistas del futbol mexicano.

En los Azucareros jugó al lado de José “El Bigotón’’ Vela, Raúl “El Güero’’ Cárdenas, Panchito Hernández, Héctor Ortiz, José Antonio Roca, Antonio “El Güero’’ Jasso, Agustín “El Coruco’’ Díaz, los argentinos Nelson Festa, Carlos “El Charro’’ Lara, Ernesto Candia y Mateo Nicolao al mando de don Ignacio Tréllez.

Después de Zacatepec jugó en el Morelia bajo las órdenes de Fernando “El Gavilán’’ García. “Era un portero alto, delgado, que volaba de poste a poste, de gran habilidad y reflejos, destacaba por su seguridad de manos y eficiencia en el juego aéreo’’, así lo recordó Raúl Zugasti Reyes, su ex compañero en el equipo Torreón de Segunda División en la temporada 1964-1965, dirigido en ese entonces por el Profr. Agustín Pérez Melgoza.

Zugasti Reyes, periodista y actualmente encargado de la Galería del Deporte, recuerda que estaba el grupo de jugadores reunidos en el centro de la cancha con Pérez Melgoza, cabizbajos y regañados por la derrota sufrida dos días antes, cuando se escuchó de repente el ruido de las cadenas de la puerta principal del Estadio Revolución y apareció don Juan Abusaid Ríos, presidente del equipo, acompañado de don Ricardo Velilla y Joaquín Zorrilla Moreno. El Revolución era en ese entonces campo de entrenamiento y sede oficial del equipo Torreón. Acompañaba a los directivos el entrenador Felipe “La Marrana’’ Castañeda, Don Juan mandó llamar a Pérez Melgoza, mientras el recién llegado se dirigía al grupo de jugadores para integrarse al mismo. Castañeda se colocó al centro del grupo, situación que molestó al Profr. Agustín, quien reclamó la presencia de Felipe, argumentando que él era el “Jefe’’, a lo que el nuevo entrenador respondió: “pero yo soy el Jefe, Jefe’’. Acto seguido Abusaid Ríos le comunicó a Pérez Melgoza que había sido destituido.

Los compañeros del “Pajarito’’ Septién en el desaparecido equipo Torreón fueron los porteros René Vizcaíno, José “El Charro’’ Ledezma y Raúl Zugasti Reyes, los jugadores de campo Raúl Ramos, Roberto “El Pichirilo’’ Rodríguez, Luis “El Chuby’’ Chavarría, “El Diablo’’ Hernández y Elías “La Chuleta’’ Aguilar, entre otros.

Luis Garza Septién perteneció a la generación de grandes guardametas mexicanos, integrada por Antonio “La Tota’’ Carbajal del equipo León, Jaime “El Tubo’’ Gómez de Chivas, Jorge Morelos de Necaxa, Manuel Camacho del América, Juan José Tello del Toluca y Morelia, Humberto “El Güero’’ Gama del Monterrey, los hermanos Salvador Mota del Atlante y Antonio “El Piolín’’ Mota del Oro, sin faltar por supuesto el gran Florentino López, español de nacimiento y formado en La Laguna, bicampeón con Toluca. Fue uno de los arqueros de mayor experiencia en la Segunda División con los equipos Valladolid de Morelia, Poza Rica, Celaya, Orizaba, Ciudad Victoria y Diablos Blancos de Torreón, con estos últimos se retiró en 1966. Al Torreón llegó por medio de don Juan Abusaid Ríos y del técnico Agustín Pérez Melgoza.

Una de sus grandes satisfacciones fue haber sido portero titular de la Selección Nacional de Segunda División que obtuvo el Campeonato en la Copa Kennedy celebrada en 1963 en Los Ángeles, California. Otros integrantes de ese selectivo eran Vicente Alvirde, José Álvarez Crespo, Raúl “El Güero’’ Cárdenas, José Luis “El Loco’’ Aussin y Carlos González, eterno goleador de la rama de ascenso. Una de las grandes anécdotas que cuenta “El Pajarito’’ Septién fue cuando Zacatepec jugó en Honduras. Al bajar del avión confundieron a los Cañeros con los integrantes de la Orquesta del maestro Luis Arcaraz que viajaba en el mismo vuelo. Los jugadores fueron recibidos por muchachas con flores y les solicitaron autógrafos. Cuando bajó el autor de las canciones Bonita, Viajera, Quinto Patio, Ruleta, As de Corazones Rojos y otras más, ya no había flores ni para él y sus músicos.

“El Pajarito’’ Septién tiene actualmente 84 años de edad, concluyó su carrera en la temporada 1965-1966 con los Diablos Blancos del Torreón. A su retiro profesional viajó a Estados Unidos y jugó con los equipos Río Grande y Villa Tasco de la Liga de California. Fijo residencia en la ciudad de Los Ángeles, en donde vivió y trabajó durante 30 años. Al jubilarse regresó a México y radica desde 1997 en la ciudad de Morelia en compañía de su esposa Margarita y de sus hijos Georgina Gabriela, Verónica Yasmín, Erick y Luis junior, esté último nació en Torreón, ciudad de la que guarda grandes recuerdos.

¡Hasta el próximo miércoles!

[email protected]
TAGS
Temas del día
  • Migrantes
  • Chapo Guzmán
  • Pemex
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando más noticias...
    Cargando tendencia...