14 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Cultura Archivo

1983: Ve la última luz Anna Seghers, reconocida escritora alemana

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS-EL SIGLO DE TORREÓN
CIUDAD DE MÉXICO, sábado 01 de junio 2019, actualizada 12:56 pm


Enlace copiado

La escritora alemana Anna Seghers, cuya obra está profundamente influenciada por su gran pasión por el socialismo y una firme oposición al nazismo, es considerada una de las narradoras más destacadas de su país durante el siglo XX.

Anna Seghers, cuyo verdadero nombre era Netty Reiling, nació el 19 de noviembre de 1900 en Maguncia, Alemania, en el seno de una familia que profesaba la religión judía ortodoxa, de acuerdo con el sitio diariojudio.com.

En 1919 inició sus estudios en Historia del Arte y Sinología en la Universidad de Heidelberg, donde se doctoró en 1924 con la tesis Judío y judaísmo en la obra de Rembrandt.

En 1925 se casó con el escritor húngaro, de tendencias comunistas, Laszlo Radvànyi, con quien tuvo dos hijos; tres años después, según el portal biografiasyvidas.com, en 1928 publicó su primer libro La revuelta de los pescadores de Santa Barbara, con el que ganó el Premio Kleist.

En esta obra predomina el tema de la solidaridad humana y el de la rebelión contra la miseria y la opresión, que más tarde se convirtieron en los principales tópicos de la obra de Seghers; ese mismo año se afilió al Partido Comunista Alemán.

En 1930 viajó por primera vez a la Unión Soviética y tras la llegada al poder del nacionalsocialismo, fue arrestada de manera temporal por la Gestapo, razón por la que sus libros fueron prohibidos y quemados en Alemania.

En 1934 publicó su novela La recompensa, donde hace una dura crítica al nazismo, hecho por el cual se ve forzada a refugiarse en Marsella, lugar que se ve obligada a dejar cuando es tomada por los alemanes en 1940 durante la Segunda Guerra Mundial; por lo que de Marsella se fue a México.

Antes, en los cafés de París y en los de Marsella, trabajó en sus dos mejores novelas, escritas por el impulso de tener que decir a tantas personas afectadas por el nazismo, una palabra que invitase a la esperanza, valor y solidaridad: La séptima cruz (1942) y Tránsito (1943).

La primera de ellas es conocida también gracias a una versión cinematográfica realizada en 1944 por el director austriaco Fred Zinnemann; es la historia de siete evadidos de un campo de concentración nazi, pero sólo uno se salvará gracias a la ayuda que le ofrecen algunas personas.

Ya en México, colaboró en la revista Freies Deutschland junto con otros escritores refugiados en el país; al terminar la guerra, en 1947 se estableció en Berlín Este, donde se convirtió en una de las principales y más activas exponentes de la cultura de la República Democrática Alemana (RDA).

Tres años más tarde, en 1951, le fue otorgado el Premio Lenin de la Paz; desde 1952 hasta 1978, según apunta la revista digital tierradenadie.de fue presidenta de la Federación de Escritores de la RDA.

En 1981 le fue otorgada la Ciudadanía de Honor de su ciudad natal; dos años después, el 1 de junio de 1983, Anna Seghers murió y fue enterrada en Berlín.

Anna Seghers fue una de las escritoras y feministas alemanas más importantes del siglo XX; sus textos, políticos o literarios, son claves para comprender el exilio de los años 30 y 40 y otros aspectos de la Europa de entreguerras, entre ellos, el rol femenino.

Su interés en promover el arte y las letras fue más lejos de su muerte, pues en su testamento ordenó usar las regalías de su obra para reconocer año con año a un joven escritor alemán y otro de países en vías de desarrollo; así nació en 1986 el Premio Anna Seghers.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...