15 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Deportes

Nadal el rey de la arcilla

El español buscará continuar su dominio en Roland Garros

AGUSTÍN PÉREZ BRUNET/EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAHUILA, domingo 26 de mayo 2019, actualizada 10:50 am

Enlace copiado

El 3 de junio de 1986 nació en Manacor, una pequeña ciudad de Mallorca, en España, el mejor arcillista en la historia del tenis, y uno de los mejores jugadores que han practicado el "deporte blanco".

Rafael Nadal obtuvo su primera victoria en la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) el 29 de abril de 2002, cuando se impuso al paraguayo Ramón Delgado 6-4, 6-4, en un torneo celebrado en Mallorca, al cual fue invitado por los organizadores. El triunfo lo consiguió apenas a los 15 años y 330 días, muy pocos se imaginaban en ese entonces, de lo que sería capaz aquel "chaval", como dicen los españoles, en el mundo del tenis.

Nadal debuta hoy en Roland Garros, donde buscará su título 12, y llega motivado tras levantar su primer trofeo del 2019 en el Masters 1000 de Roma, donde el domingo pasado se impuso en la final a Novak Djokovic.

Su primera temporada como profesional fue en 2004, año en el que ganó su primer título al derrotar 6-3, 6-4 a José Acasuso, en el Abierto de Sopot (Polonia), un torneo que se jugaba en arcilla, la superficie predilecta del español.

Fue en 2005 cuando Nadal saltó a la fama tras ganar 11 torneos (su mejor año en cuanto a número de títulos). En esa temporada se coronó en Acapulco, para después triunfar por primera vez en Roland Garros, también consiguió cuatro títulos de Masters 1000 en esa temporada.

'APLANADORA' EN FRANCIA

El dominio del español ha sido tal en Roland Garros, que tiene una impresionante marca de 86 partidos ganados y sólo 2 perdidos. Ganó sus primeros cuatro torneos en la arcilla francesa (2005-2008), hasta que fue sorprendido por Robin Sorderling en la cuarta ronda de 2009, después se llevó el título en los siguientes 5 torneos, hasta que terminó su racha en 2015, cuando fue eliminado en cuartos de final por Novak Djokovic, quien lo dominó 7-5, 6-3, 6-1. El siguiente año abandonó en tercera ronda por problemas en la muñeca, pero después regresó para llevarse los títulos del 2017 y 2018, logrando así 11 títulos del torneo francés.

En total, el español ha conseguido 17 títulos de Grand Slam en su carrera, y se encuentra sólo debajo del suizo Roger Federer, quien es el número uno en la lista con 20.

Nadal también ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008, por lo que ahora, junto a Andre Agassi, son los únicos tenistas masculinos en ganar los cuatro títulos de Grand Slam y una medalla de oro olímpica.

En los Juegos de Río 2016, Nadal agregó otro logro a su brillante carrera al llevarse junto a su compatriota Marc López la medalla de oro en dobles, tras derrotar en la final 6-2, 3-6, 6-4 a la dupla rumana de Florin Mergea y Horia Tecau.

RIVALIDADES

El español tiene una gran rivalidad, con los otros dos tenistas que han dominado el circuito durante los últimos años.

Se ha enfrentado en 54 ocasiones con Novak Djokovic, donde la serie favorece al serbio con 28 victorias por 26 del español, mientras que con Roger Federer se ha medido en 38 ocasiones, venciendo al suizo 23 veces, aunque "Su majestad" ha ganado los últimos seis duelos.

'EXTRAÑOS RITUALES'

Nadal tiene una rara rutina que realiza en cada partido, algo que el español ha dicho que lo hace para mantenerse enfocado.

Primero entra a la cancha con la raqueta en la mano y la bolsa y el raquetero sobre los hombros, al momento del volado, el español brincotea sobre las puntas de sus pies para calentar, y al finalizar hace un leve salto y trota hacia la línea de fondo para empezar el peloteo.

Si es un juego sobre arcilla, limpia la línea de fondo con los pies, después se pega con la raqueta en ambas suelas para quitarse la tierra, se acomoda el calzoncillo, después se acomoda la manga izquierda, luego la derecha, se pone la mano sobre la nariz y luego sobre la oreja izquierda, regresa a la nariz y después a la oreja derecha . Al terminar los juegos, deja que su rival pase primero y no pisa las líneas de la cancha, siempre cruzando primero con el pie derecho. Ya estando en el descanso, el español acomoda simétricamente sus dos botellas de agua, siempre con la etiqueta viendo hacia la cancha.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...