26 de mayo de 2019 notifications
menu
Espectáculos

Se deleita con su papel de samurái

AP
CANNES, FRANCIA, viernes 17 de mayo 2019, actualizada 9:50 am

Tilda Swinton se siente más a sus anchas en la Berlinale, pero poco a poco se ha vuelto más asidua al Festival de Cine de Cannes.

"Los estoy acumulando", dijo contenta el día del estreno de la cinta de zombis de Jim Jarmusch The Dead Don't Die (Los muertos no mueren).

"Me gusta esta sensación de fiesta de verano. Estas son reuniones familiares maravillosas", dijo Swinton en una entrevista en el hotel Carlton en Cannes.

"Si estoy con Jim Jarmusch, estoy con el equipo de Jim. Si estoy con Bong Joon-ho, estoy en el equipo de Bong. Si estoy con Wes Anderson, soy del equipo de Wes. Es una vacación veraniega con tus amigos en la playa. Es un poco absurdo; me gusta eso".

Pero Swinton siente nostalgia por un aspecto del festival que ha amainado en años recientes: "el ambiente Troma de Cannes", dijo en alusión a la otrora ubicua Troma Entertainment, la fábrica independiente de cine de explotación de bajo presupuesto, conocida por su publicidad agresiva.

"Ya no te ataca gente disfrazada de pene como antes", dijo Swinton. "Solía ser maravilloso".

The Dead Don't Die, que compite en Cannes por la Palma de Oro, no es en lo más mínimo una película de Troma, pero sí comparte algo del ADN del género.

El filme de Jarmusch trata sobre un pequeño pueblo llamado Centerville donde la "fractura polar" altera la rotación de la Tierra y los muertos vivientes comienzan a deambular por las calles. Swinton, quien tuvo el papel memorable de una vampira muy culta en la cinta de Jarmusch Only Lovers Left Alive, esta vez interpreta a la directora de la funeraria del pueblo.

"En algún momento al final de nuestra aventura con Only Lovers Left Alive, Jim dijo, 'hagamos una película de zombis después'", recordó. "Me dijo, '¿qué quieres ser?' Y yo le dije prácticamente improvisando, 'quiero ser la directora funeraria indignada porque los muertos no se mueren'. Eso es todo. Él se rio y se fue, y entonces hizo todo lo demás".

El personaje resulta excéntrico incluso para Swinton, quien habla con una versión exagerada de su acento escocés y es una esgrimista maestra.

Swinton, por último, es una guerrera samurái escocesa mata zombis.

"Estoy muy orgullosa de ese número de bajas", dijo sonriente. "Me encanta", refirió sobre su papel.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...