23 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Sirios buscan a sus familiares desaparecidos por el Estado Islámico

EFE
PARÍS, FRANCIA, martes 14 de mayo 2019, actualizada 10:41 am

Enlace copiado

Hace seis años que Gadhir Nawfal no sabe del paradero de su esposo, Firas Al-Haj Salej, desaparecido en la ciudad de Raqqa, Siria. Nwafal, actualmente residente en Países Bajos, decidió unirse a la coalición de familiares de las víctimas del Estado Islámico (EI).

Nawfal se encontraba este martes en París junto a otras familias sirias que se han aliado para conocer el paradero de sus seres queridos, detenidos por el Estado Islámico.

Al-Haj Saleh era un funcionario activista y revolucionario civil que, según contó Nawfal a Efe, tenía una "importante influencia en su entorno" y era una "personalidad publica que promovía una revolución contra el EI".

El régimen lo había encarcelado dos veces, en 2011 y en 2012, y luego fue despedido de su trabajo por la "rebeldía" que representaba para el califato.

Continuó con sus manifestaciones y recibió otra amenaza en 2013: o dejaba la ciudad o sería raptado. Rechazando a toda costa dejar su pueblo natal, Raqqa, decidió ignorar esta amenaza.

Cinco días más tarde y en plena noche, cuando se encontraba de regreso a su casa junto a un amigo, un carro los paró y hombres encapuchados se llevaron a Al-Haj Saleh.

"Sabemos lo que pasó por su amigo, que vino inmediatamente a contarnos", indicó Nawfal.

El Estado Islámico negó, en varias oportunidades, que lo tuvieran en su poder, pero después de que su esposa insistiera le dijeron "olvida el caso, vuelve a tu normalidad porque él fue liquidado".

Una respuesta que, según Nawfal, fue dada a un 90% de los familiares de desaparecidos.

"No tomamos esa noticia en serio, no tenemos pruebas de que fuera liquidado. Sólo querían que dejáramos de insistir", señaló.

La coalición contra el califato islamista y las Fuerzas Armadas Sirias (FDS) anunciaron a finales del mes de marzo que "la organización criminal se había completamente retirado de las zonas ocupadas en Siria".

Sin embargo, la incertidumbre persiste en los familiares a quienes llegan informaciones contradictorias sobre el estado actual de los desaparecidos por el EI.

Esta alianza, según la organización Human Rights Watch, servirá como base de datos de personas desaparecidas y ayudará a las autoridades locales del noreste de Siria a encontrar los cuerpos de las víctimas en las fosas comunes que han sido descubiertas.

"Nuestro objetivo es conocer el estado de nuestros seres queridos. Si están vivos, es nuestro derecho de saber donde se encuentran para reencontrarnos; si están muertos, dónde está su cuerpo", indicó Nawfal.

Estas familias, que actualmente residen en Europa, han decidido movilizarse para pedir respuestas a los países miembros de la coalición internacional y hacer valer su derecho a conocer el destino de sus allegados.

La Red Siria para los derechos del hombre ha censado 8,143 casos de individuos detenidos por los islamistas, y cuyo paradero es aún desconocido.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...