20 de mayo de 2019 notifications
menu
Doctor en Casa

4 datos que debes conocer sobre la coloprotología


martes 14 de mayo 2019, actualizada 3:02 pm


Por lo general, los síntomas relacionados con el intestino -enfermedades, malestares o alteraciones en el hábito común de defecar- son tema que causa pudor. Debido a ello, muchas personas no acuden oportunamente con un médico cuando experimentan molestias como cambios en el hábito intestinal o pérdida involuntaria de gases y deposiciones.

La coloproctología es la subespecialidad de la cirugía general que se dedica tanto al diagnóstico como al tratamiento de enfermedades benignas y malignas que afectan el colon, recto y ano.

1. Enfermedades que trata la coloproctología.

La mayoría de los pacientes suelen creer que la coloprotología solo trata hemorroides, fisuras, fístulas y abscesos; pero en realidad se trata de una subespecialidad tan amplia que también abarca otro tipo de enfermedades, como:

• Cáncer de colon.

• Divertículos.

• Estreñimiento.

• Incontinencia.

• Enfermedades de transmisión sexual.

2. Cuándo debes buscar la ayuda de un coloproctólogo.

El momento ideal para acudir con un especialista en coloprotología se presenta en caso de padecer algún síntoma relacionado con el colon, recto y/o ano. Toma en cuenta que generalmente todas las enfermedades del ano causan sangrados, pero no siempre son hemorroides, por ello es importante que acudas con un especialista ante cualquier anomalía.

3. Cirugía THD.

Es una técnica innovadora usada en todo el mundo para el tratamiento de las hemorroides. Se trata de un procedimiento no invasivo que ofrece grandes ventajas post-operatorias como la escasez o nulo sangrado, dolor mínimo y al ser una cirugía ambulatoria, el paciente puede regresar a su rutina habitual en muy poco tiempo.

4. Tratamiento de cáncer de colon.

La colonoscopía es un método seguro y eficaz en el que se examina el revestimiento del colon y el recto. La mayoría de las colonoscopías se hacen de manera ambulatoria con un mínimo de molestias y/o incomodidad para el paciente. Se recomienda que personas mayores a 50 años se realicen una colonoscopía de manera rutinaria, aunque para los pacientes con antecedentes familiares de cáncer de colon, recto o ano, la recomendación es realizarse el procedimiento a partir de los 40 años de edad. El médico puede recomendar también realizarse una colonoscopía si hay cambios en los hábitos de defecación o hemorragias que indiquen un posible problema en el colon o el recto.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...