21 de mayo de 2019 notifications
menu
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

MADRES SIN HIJOS

JUAN MANUEL GONZALEZ CERDA
lunes 13 de mayo 2019, actualizada 7:48 am


“Toda mujer es madre, aunque no tenga hijos”. José Naroski, argentino, notario público y escritor de aforismos.

Si te hace feliz no ser mamá,si te hace feliz retrasar tu maternidad, si quieres ser “fértil” en otras áreas que no sea producir humanos, toma tu decisión.

Anteriormente, la fuerza de trabajo provenía de los hijos, por ello, procrear hijos era crucial para la supervivencia de la familia. Entremáshijos tuviera una mujer, se le consideraba mejor y, si los hijos eran varones, se asumía que la mujer que los tuvo había hecho mejor su trabajo, “había cumplido su misión”. La función de las mujeres era dar hijos, esa era la principal razón de su existencia.

Las mujeres que viven en ciudades grandes, industrializadas, hoy, ya no se sienten obligadas a procrear para mantener la producción de capital humano. El mundo continúa girando, con o sin nuestros hijos. Sin embargo, la sociedad mexicana sigue recordándole a la mujer una y otra vez, la“obligación de vida”detener hijos.

Ala mujer sin hijos, que es feliz así, en su profesión, viaja por el mundo y es el centro de su propia vida, la sociedad le envía el mensaje de que es un ser incompleto y falto de propósito. La miran con tristeza y ella escucha frases como:“lo entenderías si fueras mamá”,“ Claro,cómo vas a saber, sino conoces el amor de madre”.

Pero ¿Qué pasa si la mujer no quiere conocer el amor de madre, si no quiere ser madre amorosa y sacrificada, si no quiere cambiar pañales? No pasa NADA. El deseo de procrear es tan legítimo como el deseo de no hacerlo.

Desde el punto de vista social histórico, las mujeres tienen acceso a más satisfactores que en el pasado.

Hoy,para la mujer, la felicidad ya no se limita a traer hijos al mundo. Hoy la realización para las mujeres, su plenitud, es algo multifactorial y que, sobre todo, está en función de ellas mismas, de su propia voluntad, no de lo que otros quieren para ellas.Hoy las mujeres tienen el poder de adecuar el mundo a su favor y eso incluye tener o no una pareja y tener o no maternidad. El menú de la felicidad ya no tiene un solo platillo, es hoy más amplio, las mujeres están conscientes de que pueden pedir a la carta y la maternidad se ha vuelto una opción entre muchas.

No debe extrañarnos que las mujeres con más estudios sean las que tienen menos hijos,el crecimiento intelectual también amplía el panorama de opciones. Ese panorama intelectual ampliado es lo que las ha hecho incursionar con mucho éxito en áreas que antes les eran ajenas. La maternidad es una opción que, como otras, puede hacer felices y plenas a las mujeres.

Hay otra maternidad, las mujeres que no buscan ser madres biológicas, ejerciendo su derecho a no hacerlo, vuelcan su amor maternal en los hijos de sus familiares y buscan su realización en otras áreas de la vida.Pero las mujeres que deciden no ser madres se enfrentan, tarde o temprano,a preguntas como:¿Cómo puedes vivir sin hijos? ¿Por qué no tienes hijos? ¿Quién te va a cuidar cuando estés muy grande?O las amigas les dicen “Si no tienes hijos, no te vas a realizar como mujer”, “El novio (o marido) te va a dejar si no tienes hijos”.

A estas preguntas y comentarios anteriores se enfrentan las mujeres que, por cuestiones de la naturaleza no pueden embarazarse o porque optaron voluntariamente por no ser madres. Hay muchas mujeres que les gusta estudiar, encontrar desafíos personales en las áreas intelectual y laboral. Por lo general son mujeres muy independientes, son muchas, y muchas de ellas hoy son mujeres realizadas como ejecutivas,empresarias,o que se quedan en casa,pero todas exitosas por si mismas,por sus propios esfuerzos. El caso de Laura, cuyo matrimonio no prosperó y decidió no tener hijos. Hoy, además de ser una ejecutiva de éxito, participa como voluntaria acompañando a niños con cáncer en un grupo solidario.Por otra parte,Rubí, después de 8 años de casada no ha sido madre y considera una ventaja poder hacer con su tiempo lo que ella quiere, aunque por no ser madre, se le dificulta desarrollar relaciones de amistad muy cercanas con mujeres que si lo son.

Alejandra, decidió no ser madre para dedicarse a su desarrollo financiero y a realizarse en su negocio. Encontró una pareja que la apoyó en su decisión y hoy vuelca su amor maternal en los hijos de una prima, viaja y estudia idiomas y tiene una vida social muy activa.

Si eres de las mujeres que han decidido retrasar el momento de ser madres, o no serlo nunca porque no eres maternal, adelante con tu propia decisión. Los hijos no son complemento ni adorno ni para que te mantengan y te cuiden de viejita. Si quieres ser una mujer de carrera, o empresaria, o si quieres cuidar sobrinos por horas en lugar de tener hijos permanentes, si quieres adoptar un hijo en el futuro y no ser madre biológica, haz lo que quieras, toma tu decisión.

Lo importante es ser felices y respetar lo que hace felices a los demás.Seamos más solidarios con las mujeres en sus decisiones y circunstancias. Lo que hace mucha falta en este mundo es respeto y más gente feliz.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...