22 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Vive Sri Lanka entre el dolor y el miedo

Causa temor una nueva explosión al tratar de desactivar una bomba cerca iglesia en Colombo

AGENCIAS
COLOMBO, SRI LANKA, martes 23 de abril 2019, actualizada 10:14 am

Enlace copiado

Una nueva explosión se registró ayer en Colombo cuando los artificieros intentaban desactivar una bomba hallada cerca de una de las iglesias en las que el domingo se produjo uno de los atentados, aunque esta vez no hubo víctimas.

La bomba fue hallada por la Policía cerca de la iglesia de Saint Anthony, situada en el norte capitalino, y explotó cuando los artificieros intentaban desactivarla, confirmó a Efe el portavoz de la Policía de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara.

El portavoz explicó que afortunadamente la explosión no causó muertos ni heridos.

Saint Anthony fue una de las tres iglesias atacadas ayer durante las celebraciones del Domingo de Resurrección.

Las autoridades esrilanquesas precisaron que varios atacantes suicidas hicieron detonar sus explosivos de forma simultánea en hoteles de lujo y una iglesia en Colombo, otra en Katana, en el oeste del país, y una tercera en la oriental ciudad de Batticaloa.

Las explosiones continuaron horas después con una séptima detonación en un pequeño hotel situado a unos cien metros del zoo de Dehiwala, a una decena de kilómetros al sur de la capital, y la última en un complejo residencial en Dematagoda, también en Colombo.

"La mayoría fueron ataques suicidas. En base a eso estamos llevando a cabo redadas y arrestos y también se han identificado y realizado redadas en sus lugares de entrenamiento", dijo en una rueda de prensa en Colombo el ministro de Salud, Rajtha Senraratne.

A primera hora de la mañana de ayer, el portavoz de la Policía de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara, elevó el número de víctimas mortales a 290 y el número de heridos a 500 en los atentados simultáneos a tres iglesias y a tres hoteles de lujo en la nación asiática.

Al menos 32 extranjeros se encuentran entre los fallecidos y 30 más están hospitalizados.

La magnitud de la tragedia, en una jornada festiva para la cristiandad en la que las iglesias y los restaurantes se encontraban repletos, no se veía en el país desde la guerra civil entre la guerrilla tamil y el Gobierno que finalizó en 2009 tras 26 años de conflicto.

Precisamente en otro 21 de abril, de 1987, la explosión de un coche bomba causó la muerte de más de 150 personas en Colombo, en un atentado de presuntos separatistas tamiles.

El Gobierno mantuvo ayer el toque de queda en toda la isla entre las 20.00 hora local y las 04.00 horas de hoy. (EFE y Notimex)

Responsables

Experto señala que los hechos en Sri Lanka se tratan de un claro atentado de extremistas religiosos:

=>El investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Jacobo Silva, asegura que existen indicios de que el Estado Islámico o Al Qaeda pudieron haber participado con financiamiento.

=>Explicó que la minoría islámica que vive en Sri Lanka no tiene la suficiente fuerza para actuar sola.

=>Los patrones precisos con los que actuaron los extremistas con bombas, e incluso atacantes suicidas, debieron tener una planeación, financiamiento y entrenamiento apoyado desde el exterior de Sri Lanka, reiteró.

Autoridades no responden a avisos de un ataque

Autoridades no responden a avisos de un ataque

Las autoridades de Sri Lanka no atendieron las advertencias de agencias de inteligencia sobre la amenaza de un ataque de un grupo islámico radical al que las autoridades atribuyen los ataques del Domingo de Pascua en el quemurieron casi 300 personas, dijo el lunes el ministro de Salud del país.

Las explosiones coordinadas que golpearon iglesias y hoteles de lujo en Sri Lanka fueron obra de siete atacantes suicidas de un grupo armado esrilanqués llamado National Thowfeek Jamaath, indicó el ministro, Rajitha Senaratne.

Agencias internacionales de inteligencia habían alertado varias veces a partir del 4 de abril, dijo Senaratne. El 9 de abril, el Ministerio de Defensa escribió al jefe de policía con información que incluía el nombre del grupo, señaló. El 11 de abril, la policía escribió a los responsables de la división de seguridad judicial y diplomática.

En un primer momento no estaba claro qué medidas, en su caso, se habían tomado al respecto. Las autoridades dijeron que se sabía poco del grupo, salvo que su nombre aparecía en reportes de inteligencia.

Debido a la disfunción política en el gobierno, dijo Senaratne, el primer ministro, Ranil Wickremesinghe, y su gobierno no fueron informados sobre esos reportes hasta los ataques.

El presidente Maithrela Sirisena, que estaba fuera del país en el momento del ataque, destituyó aWickremesinghe a finales de octubre y disolvió el gabinete. El Tribunal Supremo terminó revocando su decisión, pero no se ha permitido acceder al primer ministro a reuniones del Consejo de Seguridad desde octubre.

Todos los suicidas eran ciudadanos de Sri Lanka, aunque las autoridades sospechan que tenían conexiones con el extranjero, explicó en una rueda de prensa Senaratne.

El análisis de los restos de los cuerpos de los agresores dejó claro que eran atacantes suicidas, indicó antes Ariyananda Welianga, investigador forense. La mayoría de los ataques fueron obra de una persona, salvo el hotel Shangri-La de Colombo, donde se inmolaron dos personas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...