27 de junio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

Apercibimiento para pescadores furtivos

Autoridades de Profepa y de jefatura del ANP les advertirán sobre implicaciones legales

DIANA GONZÁLEZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
LERDO, DURANGO, jueves 11 de abril 2019, actualizada 1:24 pm

Enlace copiado

Autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y de la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente, a través de la jefatura del Área Natural Protegida (ANP) Cañón de Fernández, acudirán al ejido Graseros para platicar con un grupo de 12 pescadores, quienes fueron sorprendidos realizando prácticas de pesca furtiva en esta zona, donde está prohibido. No se han aplicado sanciones.

El biólogo Eduardo Escobedo Reyes, quien es el encargado del Área Natural Protegida (ANP), dijo que se puso de acuerdo con personal de la Profepa y se tomó la decisión de acudir con los pescadores para explicarles las implicaciones legales que tiene el realizar pesca furtiva en esta zona y darles un apercibimiento, pues la intención es que los pobladores de estos ejidos aledaños a la rivera del río se conviertan en aliados de las autoridades y no entrar en un conflicto con ellos sin antes agotar el diálogo.

Al momento no se han aplicado sanciones pero no las descartan las autoridades dependiendo de la postura de los pescadores y de si existe reincidencia en estas acciones ilícitas pues la pesca furtiva se realizó en la zona núcleo de la ANP.

La Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente define como áreas naturales protegidas: Las zonas del territorio nacional y aquéllas sobre las que la nación ejerce su soberanía y jurisdicción, en donde los ambientes originales no han sido significativamente alterados por la actividad del ser humano o que requieren ser preservadas y restauradas.

La zona núcleo de El Cañón de Fernández comprende desde la cortina de La Presa hasta el predio de La Posta, justamente en su parte del río que es la parte mas importante.

La misma ley en su Artículo 49 establece que en las zonas núcleo de las áreas naturales protegidas quedará expresamente prohibido: I. Verter o descargar contaminantes en el suelo, subsuelo y cualquier clase de cauce, vaso o acuífero, así como desarrollar cualquier actividad contaminante; II. Interrumpir, rellenar, desecar o desviar los flujos hidráulicos; III. Realizar actividades cinegéticas o de explotación y aprovechamiento de especies de flora y fauna silvestres y extracción de tierra de monte y su cubierta vegetal; IV. Introducir ejemplares o poblaciones exóticos de la vida silvestre, así como organismos genéticamente modificados, y V. Ejecutar acciones que contravengan lo dispuesto por esta Ley, la declaratoria respectiva y las demás disposiciones que de ellas se deriven.

A los 12 pescadores las autoridades los encontraron arrojando redes de manera furtiva para sacar carpas y róbalos o lobinas del área natural protegida (ANP) Cañón de Fernández. Los peces de esta zona, donde se busca protegerlos, se convierten al final en Ceviche.

Son toneladas de peces los que han estado sacando algunos habitantes, quienes reconocieron practicar esta actividad ilegal luego de ser sorprendidos por las autoridades a cargo.

Los pescadores son habitantes de poblados cercanos a la presa Francisco Zarco, Las Tórtolas, quienes no forman parte de la cooperativa local y no realizan esta actividad en la presa de donde es común que se practique la pesca de bagre y lobina, actividad de la que tiene conocimiento la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

Fueron los vigilantes ecológicos del Cañón de Fernández, Francisco Serrato y Genaro Vázquez, quienes detectaron esta actividad ilegal y de inmediato dieron aviso al biólogo Eduardo Escobedo Reyes, quien es el encargado del Área Natural Protegida (ANP) para actuar en conjunto el pasado martes, pero aún no se aplican sanciones.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...