17 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

China rechaza el calificativo 'rival sistémico' de la Unión Europea

NOTIMEX
BRUSELAS, BÉLGICA, lunes 08 de abril 2019, actualizada 7:48 pm

Enlace copiado

El máximo representante de China ante la Unión Europea, Zhang Ming, pidió a la Comunidad mantener sus mercados abiertos a las compañías chinas antes de la cumbre de Beijing-UE de este martes, al aconsejar: "Hey, Europa: No dejes que Washington arruine nuestro bien".

Este mensaje fue lanzado un día antes de la cumbre Beijing-UE de mañana martes, que será realizada en medio de crecientes tensiones en el comercio y la tecnología, informaron fuentes locales.

En las conversaciones, cuyo objetivo es salvar una relación dañada entre Bruselas y Beijing, Zhang Ming instó a la UE a mantener su espíritu de apertura económica y la igualdad de condiciones para que las empresas extranjeras inviertan y crezcan dentro de la UE.

Sin embargo, también lamentó la postura endurecida de Europa hacia Pekín, al rechazar el término "rival sistémico", adoptado por los países europeos para describir a China, al argumentar que ese lenguaje polarizador ni siquiera fue utilizado durante la Guerra Fría en un momento de relaciones heladas.

Dijo que "no está de acuerdo con ese término", y agregó que "en la cultura china, los rivales están obligados a buscar la superioridad sobre el otro lado. Durante la Guerra Fría también existían diferencias entre ambas partes, e incluso entonces los dos lados no se describían como rivales".

Los líderes de la UE en los últimos meses han reforzado su retórica con respecto a China cuando Washington envió diplomáticos a Europa para persuadir a las capitales, incluida Berlín, a endurecer las restricciones a las compañías chinas.

Uno de los resultados ha sido un documento estratégico publicado por la Comisión Europea, que aborda cuestiones como los derechos humanos, la política climática y las relaciones de inversión, lo que abre una brecha entre ambas partes.

Al calificar de "maduras" las relaciones China-UE, Zhang instó a la Unión Europea a trazar su propio camino con Beijing y no seguir los pasos de un tercer país, que probablemente sea Estados Unidos.

El diálogo regular entre la UE y China es "diferente de la práctica de un determinado país en el mundo de hoy, por lo que parece ser más valioso en las circunstancias globales actuales", agregó.

En el corazón de las nuevas tensiones se encuentra la compañía de telecomunicaciones insignia de China, Huawei, que ha asumido una posición dominante en Europa en los últimos 10 años.

En los últimos meses, un impulso liderado por Estados Unidos y los servicios de inteligencia occidentales, ha despertado preocupaciones y puesto en duda los niveles de ciberseguridad de Huawei.

Asimismo, el riesgo estratégico que conlleva la adquisición de equipos chinos para redes 5G que funcionarán en gran parte de los servicios comerciales y críticos de Occidente en las décadas por venir.

Huawei ha rechazado repetidamente tales temores sobre su seguridad. Ahora algunos críticos sugieren que las restricciones podrían extenderse a otras compañías chinas poderosas, como Tencent o Alibaba.

"Algunos tratan de ejercer una presunción de culpa contra las empresas chinas, sus tecnologías y productos", dijo Zhang sobre las preocupaciones que rodean a Huawei.

"Estas compañías no temen la competencia, pero no quieren ser esquematizadas", dijo. "Y no quieren ver ningún intento de interrumpir o incluso distorsionar las operaciones comerciales normales en el mercado, de lo contrario, sería perjudicial para todos".

Añadió: "Es importante mantener los principios de imparcialidad, imparcialidad y no discriminación, en lugar de dañar los intereses legítimos de una determinada empresa y distorsionar los entornos de mercado".

La UE también diseña una política industrial dirigida a contrarrestar la expansión agresiva de China en áreas como los mercados de fabricación y tecnología, y refuerza las normas de contratación para ayudar a las empresas europeas a competir contra sus rivales chinos.

"Me di cuenta que la UE dice que trata de hacer bien su tarea para proteger mejor sus propios intereses", dijo Zhang. "China es un socio confiable, confiable y predecible de la UE, no es algo que deba temerse o protegerse".

Añadió: "Esperamos y confiamos en que la UE no le pedirá a China que abra su puerta, mientras que al mismo tiempo cierra la suya". En este contexto, los diplomáticos de la UE han cuestionado si la cumbre anual de este año puede producir algún progreso entre las dos partes.

"Nuestros equipos se preparan para la cumbre con la esperanza de que podamos tener más entregas", dijo Zhang. "Desde julio pasado hemos logrado un buen progreso en muchos de estos archivos. Para el acuerdo de indicaciones geográficas, China y la UE han hecho grandes esfuerzos y es justo decir que entre China y la UE estamos muy cerca de la línea final".

El embajador chino dijo que su gobierno ha preparado concesiones que incluyen el acceso al mercado de Europa en China, las indicaciones geográficas y el programa de reformas de la Organización Mundial de Comercio.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...