20 de abril de 2019 notifications
menu
Cultura Archivo

1897: Llega al mundo Johannes Brahms, compositor y pianista alemán del romanticismo

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 03 de abril 2019, actualizada 7:00 pm


Autor de sonatas, lieders, música de cámara, de orquesta y coral, el compositor alemán Johannes Brahms es recordado a 122 años de su muerte por su famoso Réquiem alemán y por ser el mayor representante conservador del romanticismo.

Brahms nació en Hamburgo, Alemania, el 7 de mayo de 1833; fue hijo del contrabajista Johann Jakob Brahms, quien le dio sus primeras clases de música.

Comenzó estudiando violín y violonchelo con su padre como maestro para poder acompañarlo en sus jornadas tocando música de baile en los bares y cervecerías en los que juntos se ganaban el sustento de la familia, relata el sitio electrónico Biografíasyvidas.com.

Cuentan que más adelante comenzó a estudiar teoría musical y piano bajo la tutela de Otto Cossel y más tarde con Eduard Marxsen, quien reconoció en su estudiante un talento excepcional, quien lo instó a realizar sus primeras composiciones.

Después de ser ignorado por el público, fue en 1853 que Johannes Brahms comenzó una gira como acompañante del violinista húngaro Eduard Reményi, señala por su parte el portal Buscabiografias.com.

Esta se convirtió en la gran oportunidad que cambió su vida, pues durante uno de los conciertos tuvo la oportunidad de conocer al violinista Joseph Joachim, quien lo presentó más adelante con el compositor alemán Robert Schumann.

Schumann, cuentan, quedó sorprendido con las composiciones de Brahms y decidió escribir sobre el joven compositor un artículo en una revista de la época y así atrajo la atención de los críticos y empresarios de música sobre el joven Brahms.

Según el sitio especializado en música Last.fm, la amistad entre los dos compositores duró hasta el final de sus días, pero quizá, la relación más destacable se dio entre Brahms y Clara Schumann, esposa de Robert Schumann y también pianista reconocida.

Se dice que esa amistad dio paso a un romance entre el compositor y la pianista, con la que se comunicaba a través de cartas y a la que le mandaba sus composiciones inéditas en busca de su aprobación.

Más adelante, después de declaraciones de amor por parte del compositor, y cuando Robert Schumann fue ingresado a un hospital psiquiátrico, Brahms se hizo responsable de Clara y de sus siete hijos. Aun así, nunca llegó a esclarecerse la relación entre ambos.

Schumann fue también la encargada de interpretar muchas de las obras del compositor.

En 1862, Brahms se muda definitivamente a Viena, donde se dedicó por completo a la composición. Durante casi 30 años compuso obras musicales que han llegado a formar parte del repertorio esencial de la música clásica romántica, detalla el sitio Last.fm.

Narran también que dichas obras fueron acogidas favorablemente por el público de forma que se le consideró como uno de los grandes compositores de su época.

Su primer éxito importante lo tuvo con la obra coral Un Requiem alemán La acogida del público le animó a iniciar la composición de su Sinfonía nº1, que tardó 10 años en escribir. En los ocho años siguientes compuso otras tres sinfonías.

Muchos consideran a Brahms como sucesor de Beethoven, quien fue una gran influencia para el compositor. Su identificación con la música del periodo clásico hizo que incorporara a muchos movimientos de sus obras las formas de aquella música. Por esto, a Brahms se le considera el más clásico de los compositores románticos.

Brahms dejó a un lado el piano y abordó entonces las grandes formas instrumentales, como sinfonías, cuartetos y quintetos, obras todas ellas reveladoras de un profundo conocimiento de la construcción formal, consigna el portal Biografíasyvidas.com.

Dicen también que, a diferencia de muchos de sus contemporáneos, fue partidario de la música abstracta y nunca abordó ni el poema sinfónico ni la ópera o el drama musical.

Donde se advierte más claramente su inspiración romántica es en sus numerosas colecciones de lieder. En el resto de su producción, de una gran austeridad y nobleza de expresión, eludió siempre cualquier confesión personal, relata la misma fuente.

Al compositor romántico alemán Hans von Bülow se le debe el término de Las tres bes o La santa trinidad para acomodar ahí a los compositores Beethoven, Bach y Brahms.

Entre sus composiciones se encuentran Sonata para piano n.º 1 en do mayor, Cuatro baladas para piano, Serenata n.º 2 en la mayor para pequeña orquesta y Cinco poemas para voz y piano, entre muchas otras.

Después de haber compartido su vida, sin llegar nunca al matrimonio con Clara Schumann, y un año después de la creación de su más famosa obra Un Réquiem alemán, el 3 de abril de 1897, el cáncer arrancó la vida al romántico Johannes Brahms, a los 63 años de edad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...