23 de abril de 2019 notifications
menu
Cultura

DICHOS DE SOR JUANA

El tiempo nunca sobra a las manos, y manos a la obra.


domingo 24 de marzo 2019, actualizada 11:00 am

En el poema titulado "Ovillejos", de Sor Juana, obra extensa pero graciosa, chistosa, chispeante de esparcimiento, el lector se topa con un segmento de veintidós versos en donde aparece el refrán arriba citado. Los dos versos de rima pareada que lo constituyen son el remate del fragmento y son precedidos por una secuencia que permite imaginar a una Sor Juana divertidísima al momento de escribirlo. La obra devela el verdadero sentido del ocio. Hasta podría pensarse que muestra su manera de trabajar en su literatura.

En el poema, de modo imaginario, la Décima Musa intenta pintar el retrato de Lisarda, por supuesto con versos, y a la mitad del segmento referido se detiene para decir con gracia de diminutivos de habla popular y socarronería que le alivia su tarea de escritora: "Más puesto que pintarla solicito / ¡por la virgen!, que esperen un tantito / mientras la pluma tajo / y me alivio un poquito del trabajo". Luego que ha descansado "un poquito" de la tarea y tras reflexionar sobre cómo le conviene continuar, sigue la secuencia de versos ligeros del fragmento para rematar con aquellos en los que se descubre su refrán: "Acabemos que el tiempo nunca sobra / a las manos, y manos a la obra".

Si se observa, el refrán de La Americana Fénix contiene dos dichos populares, el de "el tiempo nunca sobra" y el de "manos a la obra". Ambos han llegado hasta nuestros días. La Décima Musa los emplea para lo que pueden servir a todos, es decir, para no perder el tiempo y para emprender o reemprender con urgencia el trabajo pendiente. Así que conviene recordar, que Sor Juana dice: "el tiempo nunca sobra / a las manos, y manos a la obra".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...